El escape de un migrante haitiano cuando iba a ser deportado cuestiona la versión oficial de retornos voluntarios

Un video muestra a migrante saltando de la escalerilla del avión. El Gobierno afirma que los retornos a Puerto Príncipe no son obligatorios y se respetan los derechos humanos

El Instituto Nacional de Migración llevó a cabo la deportación de 129 haitianos en Tapachula, Chiapas, el 6 de Octubre de 2021.

Un migrante haitiano ha saltado el miércoles de la escalerilla de un avión cuando iba a ser deportado a Puerto Príncipe, según las imágenes de un video difundido en redes sociales y que ha generado críticas de organizaciones de derechos humanos. El hombre formaba parte de un grupo de 129 haitianos que esperaban la respuesta a sus trámites migratorios en la estación Siglo XXI, en Tapachula (Chiapas), uno de los centros migratorios más grandes del continente. Las autoridades migratorias han afirmado que el retorno es voluntario, pero las imágenes del migrante que salta de la escalerilla y luego es perseguido por oficiales de migración en el aeropuerto de Tapachula cuestionan la versión oficial.

El Instituto Nacional de Migración (INM) ha informado en un comunicado de que los retornos de migrantes haitianos se hacen “con apego a los derechos humanos y en acuerdo con autoridades consulares de ese país”, tras las negociaciones hechas el 21 de septiembre con representantes del Gobierno haitiano. “De esta manera, se refrenda el compromiso por una migración segura, ordenada y regular”, ha afirmado la institución. Representantes de organizaciones de derechos humanos, sin embargo, han criticado esta versión tras la publicación del video. “¿Será esto lo que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador llama retornos voluntarios?”, ha cuestionado José Miguel Vivanco, director ejecutivo para las Américas de Human Rights Watch (HRW). “México dice que está operando “vuelos de retorno humanitario” para enviar migrantes a Haití. Este tipo de mentiras y eufemismos abundan en la política de inmigración de López Obrador, cuyo objetivo es evitar que los migrantes lleguen a Estados Unidos a toda costa”, ha afirmado Vivanco en Twitter.

HRW y Amnistía Internacional han denunciado que el Gobierno mexicano devuelve de forma ilegal a miles de migrantes centroamericanos y caribeños cada año, en una práctica que es ilegal según el derecho internacional. “Hemos documentado evidencias de que los agentes migratorios mexicanos a menudo presionan a migrantes y solicitantes de asilo para conminarlos a firmar documentos que autorizan su retorno “voluntario” a su país de origen, aun si están huyendo de un contexto de violencia o persecución y merecen protección internacional. De hecho, funcionarios de migración mexicanos han admitido abiertamente ante Human Rights Watch que se refieren a casi todas las deportaciones que no han sido ordenadas por una corte como “retornos asistidos”, independientemente de que sean voluntarias o no”, ha denunciado Vivanco en un artículo publicado en HRW. Según esta organización, de los más de 54.000 migrantes que México deportó entre enero y julio de este año, alrededor de 53.000 fueron clasificados como “retornos asistidos”.

Las autoridades migratorias no se han pronunciado sobre el video del migrante haitiano ni han informado si el hombre fue deportado junto con el resto de sus compatriotas. México afronta una crisis migratoria sin precedentes, con decenas de miles de haitianos ingresando al país con la esperanza de llegar a Estados Unidos. La frontera sur es una olla de presión que ha puesto en jaque a las autoridades migratorias, mientras el Gobierno de López Obrador ha iniciado la deportación de centenares de migrantes como respuesta a la crisis. A finales de septiembre, el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, había afirmado que los haitianos que llegaron masivamente “no pueden regresar a su país de origen” debido a su “situación tan vulnerable”.

652 migrantes rescatados

México se enfrenta todos los días a imágenes sobrecogedoras de migrantes que esperan lograr asilo o llegar a Estados Unidos. Viven en condiciones de hacinamiento en centros de detención o se les ve arriesgando la vida en el cruce por la frontera norte. Este viernes, las autoridades migratorias han informado de la detención, la noche del jueves, de 652 migrantes en Tamaulipas, que eran trasladados en tres tráileres de doble caja en condiciones de hacinamiento y sin ventilación.

En un comunicado difundido hoy, el INM ha afirmado que 564 migrantes son originarias de Guatemala, 39 de Honduras, 28 de Nicaragua, 20 de El Salvador y una de Brasil. Entre ellos viajaban 349 niños y adolescentes, de los que 198 iban solos. “Los elementos del Ejército mexicano detuvieron y pusieron a disposición de las autoridades correspondientes a cuatro personas por la probable comisión del delito de tráfico de personas”, ha informado la institución, que ha agregado que oficiales de la Guardia Nacional (GN) trasladaron a los migrantes a la Secretaría de Seguridad Pública de Tamaulipas.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Carlos Salinas Maldonado

Redactor de la edición América del diario EL PAÍS. Durante once años se encargó de la cobertura de Nicaragua, desde Managua. Ahora, en la redacción de Ciudad de México, cubre la actualidad de Centroamérica y temas de educación y medio ambiente.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS