Gran Premio Emilia Romagna | Fórmula 1

El circuito de Imola frustra a Checo Pérez al terminar duodécimo

El piloto mexicano, que había arrancado en la segunda posición, comete un par de errores en el Gran Premio de Emilia Romagna que le dejan fuera de puntos en el campeonato de la Fórmula 1

El piloto mexicano de Red Bull, Checo Pérez, durante el Gran Premio de Emilia Romagna.
El piloto mexicano de Red Bull, Checo Pérez, durante el Gran Premio de Emilia Romagna.Bryn Lennon / AP

La alegría se le escapa a Checo Pérez. El piloto mexicano había logrado, por primera vez en sus 10 años en la Fórmula 1, arrancar en la segunda posición en la parrilla. Era el momento para brillar. La pista de Imola, sin embargo, fue caprichosa y le hizo pasar una carrera para enterrar en el olvido. El de Red Bull terminó en la decimosegunda posición y su compañero, Max Verstappen, fue el ganador de la carrera en Emilia Romagna (Italia).

Pérez ha pagado la cuota de estrenarse con su nueva escudería. El mexicano aún no ha terminado por adaptarse del todo al RB16B de Red Bull. Y en el Gran Premio de Emilia Romagna la lluvia complicó todo. En la arrancada, el plan de Red Bull fue atacar directamente a Lewis Hamilton. La apuesta fue hacer que Verstappen se pusiera a la cabeza y que Checo Pérez le protegiera y afianzar una segunda plaza. Pero la fuerza del Ferrari Charles Leclerc le sacó ventaja y le empezó a relegar.

Más información

Un incidente del monoplaza de Nicholas Latifi provocó el coche de seguridad sobre la pista. Checo Pérez se salió de la línea y al regresar adelantó a Daniel Ricciardo y Lando Norris. El mexicano fue penalizado con 10 segundos y empezó la cuesta en lo que significó un error básico para los pilotos de la Fórmula 1.

La fortuna acompañó al mexicano. Lewis Hamilton se había salido de la pista y perdió posiciones y Valtteri Bottas había sufrido un duro choque con George Russell que le dejó fuera de la carrera en la vuelta 34. Era la oportunidad dorada para que Red Bull se quedara la punta con Verstappen y para que Checo se lanzara al ataque para arañar el podio.

El reinicio fue explosivo. Lando Norris logró colarse en la segunda posición y Checo Pérez, cuando se abría camino con unos neumáticos blandos, se salió del asfalto y cayó de la cuarta posición a la decimocuarta en un grave error del nacido en Guadalajara. Lo que sería una batalla por el podio terminó en una batalla para salvaguardar el prestigio. El único consuelo que le quedó al mexicano fue ganar un enfrentamiento con Sebastian Vettel.

Checo Pérez había tenido una clasificación de ensueño. El mexicano estuvo a 35 milésimas de ganar por primera vez la pole position, que ganó Lewis Hamilton. El piloto de Red Bull tuvo turbulencias en su estreno en Imola cuando, durante las prácticas, perdió uno de sus neumáticos tras un incidente con Esteban Ocon, su excompañero hace unos años.

“Fueron unas condiciones muy difíciles. Me perdí en el safety car. Me siento mal por el equipo porque habían hecho un gran trabajo”, dijo Pérez tras la carrera.

Pérez, fichado por Red Bull para potenciar el talento de Verstappen, se relega en el campeonato de pilotos en la octava posición detrás de Lando Norris de McLaren, Leclerc, Bottas, Sainz y Ricciardo. En su estreno terminó en la quinta posición tras iniciar desde el pit lane por un error eléctrico de su coche. Esta vez, en Imola, no pudo sumar puntos para la escudería. El podio y la gloria aún se le resiste a Checo.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50