Abusos sexuales

La Fiscalía de Guerrero detiene a un presunto violador tras la denuncia en vídeo de la actriz Daniela Berriel

Las autoridades del Estado, criticadas por su inacción en el ‘caso Salgado Macedonio’, aprehenden al sospechoso un año después de que la víctima presentara la denuncia

Captura del video en el que la actriz Daniela Berriel denuncia haber sido violada.
Captura del video en el que la actriz Daniela Berriel denuncia haber sido violada.RS

“El 14 de marzo de 2020 me violaron en Acapulco”. Así empieza el vídeo con el que la actriz mexicana Daniela Berriel denuncia a Gonzalo Peña, un actor español radicado en México, y a Eduardo Ojeda, el dueño de la casa donde presuntamente se cometió el delito. Hasta hace poco, ambos estaban en libertad y el caso, estancado. Colgar el vídeo en las redes sociales ha sido su “último recurso”, dice Berriel. Un año después de la presentación de la denuncia y tras el escándalo que ha provocado la publicación, la Fiscalía del Estado de Guerrero informó el domingo de la detención de un presunto violador y aseguró que seguirá investigando a posibles cómplices. Este caso eleva la presión sobre el ministerio público estatal, muy criticado por su inacción en la investigación de las denuncias contra el senador morenista Félix Salgado Macedonio.

Apenas una semana después de la celebración del Día de la Mujer de 2020, Berriel fue invitada a un viaje a Acapulco con Peña, con quien había salido en un par de ocasiones, y un grupo de amigos del actor, entre ellos el dueño de la casa, Eduardo Ojeda. Los invitados pasaron el día tranquilos en la alberca y en la noche continuaron la fiesta. Pasaron las horas y al final solo quedaron Berriel y los otros dos hombres, Peña y Ojeda. “La plática se tornó sexual y empezaron a hablar de los tríos. Que si yo ya había hecho un trío y me dijeron que por qué no”, relata la actriz visiblemente emocionada en el vídeo, publicado en su cuenta de Instagram. Ella se empezó a sentir incómoda y decidió irse a dormir a un cuarto que compartía con Peña.

“No pasaron ni dos minutos y ya tenía a Eduardo y a Gonzalo tocándome. Jamás me preguntaron. Me paré y me acosté al sillón. Gonzalo se quedó acostado. Eduardo llegó y me tocó la pierna y me dijo que no fuera apretada”. Después de rechazarlo ocho veces, Eduardo salió del cuarto, pero la pesadilla de Berriel no terminó. “Me quedé dormida. Desperté porque ya me estaban penetrando. Me estaba violando Eduardo. Y cuando me di cuenta de que era él entré en shock. Lo quité y me fui. Se acercó, me empezó a jalonear y a decir que él todavía no había acabado, que era una maleducada. Y me empezó a montear, a pegar y a gritarle a Gonzalo que por qué me había invitado, a lo cual Gonzalo se paró muy enojado y le dijo: ‘Cabrón, ¿por qué te emputas si te la acabas de coger muy rico?’ Allí me di cuenta de que estaba frente a dos cerdos y sentí mucho miedo”.

En cuanto los dos hombres la dejaron sola a la mañana siguiente, Berriel hizo las maletas y tomó un taxi hacia la casa de un amigo. Presentó la denuncia ese mismo día en Acapulco. Se hizo los exámenes, alargó su estancia en la ciudad, y tuvo que contar lo que había sucedido varias veces. “Hice todo lo que una víctima tiene que hacer”, cuenta. La Fiscalía, sin embargo, le pidió “paciencia” porque los juzgados estaban a punto de cerrar por la crisis del coronavirus. “En un principio no tenía planeado hacer este vídeo porque yo confiaba en las autoridades. Hago este vídeo porque estoy harta, estoy cansada y tengo miedo”, explica. “Ya pasó un año y (...) Gonzalo me manda mensajes todavía”. En la grabación salen capturas de pantallas en las que Peña le pide que lo perdone e intenta desvincularse de la violación: “Nunca me vas a hablar, no seas así”, “no sé qué hice yo”.

Las autoridades han necesitado que estallara el escándalo para actuar. Las Fiscalías de Guerrero y de la Ciudad de México informaron el domingo de la detención en la capital mexicana del presunto violador, a quien identifican como Eduardo “O”. Esperan trasladarlo a Acapulco para ponerlo a disposición del juez, según informó la primera de las dos instituciones en Twitter. Peña sigue en libertad, pero la Fiscalía estatal también reportó que “derivado de la detención, [se] indaga la participación de más personas en este delito de violación, con el compromiso firme de llevar ante las instancias judiciales correspondientes a todos los probables responsables”. De momento, Televisa ha anunciado este lunes que suspendía una producción con el actor español “a efecto de conocer a fondo lo sucedido”. Peña actúa en una serie que se acababa de estrenar a finales de febrero y, antes de eso, había participado en varias telenovelas.

La Fiscalía de Guerrero está en el punto de mira por su ineficacia en la resolución de otros casos de violencia machista. Además de la denuncia de Berriel, la institución tiene a su cargo la investigación de dos acusaciones por violación contra el senador Félix Salgado Macedonio, quien aspira a ser candidato de gobernador de Guerrero por Morena, el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador. La Fiscalía asegura estar recabando más datos, aunque el exfiscal Xavier Olea ha afirmado que en 2018 la investigación ya estaba lo suficientemente avanzada como para ordenar la detención de Salgado Macedonio. El gobernador Héctor Astudillo, del PRI, ordenó meterla en un cajón, asegura Olea. En México, la impunidad en los casos de feminicidios alcanza el 90% y un 99,7% de los episodios de violencia machista ni siquiera se llega a denunciar, según datos de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana para 2019.

El movimiento feminista ocupa en este momento el centro de la actualidad política mexicana, aupado por una ola de denuncias por violación y abuso sexual contra personalidades de la política y de la cultura. El comunicador y filántropo Andrés Roemer ha sido acusado por 61 mujeres, según recopila la organización Periodistas Unidas. Cuatro de ellas han sido por supuestas violaciones. Y, en el caso Salgado Macedonio, el continuo apoyo que el presidente López Obrador ha dado al senador ha provocado la mayor ruptura hasta la fecha en el partido del presidente, con varias militantes y diputadas de Morena reclamando la retirada de su candidatura. “Un violador no será gobernador” se ha convertido en uno de los lemas de las manifestaciones feministas de este lunes.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50