LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

México recupera la mitad de los 11 millones de empleos informales perdidos durante la pandemia

Desde abril se han creado 6,5 millones de puestos de trabajo, pero los indicadores siguen muy por debajo de los de hace un año

Un tianguis informal en la colonia Potrero del Rey, en Ecatepec.
Un tianguis informal en la colonia Potrero del Rey, en Ecatepec.Nayeli Cruz / El País

Las cifras de empleo dan un respiro a México. En julio, se añadieron 1,5 millones de puestos de trabajo, según la última encuesta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) publicada este jueves. Desde abril, cuando 12 millones de personas salieron del mercado laboral debido al confinamiento, se han recuperado 6,5 millones de puestos. Esto se debe principalmente a un crecimiento del empleo informal; el formal se mantenía hasta julio en números rojos —desde el inicio de la crisis se ha destruido más de un millón de puestos en este ámbito—. Pese a la recuperación gradual, los indicadores siguen muy por debajo de los de hace un año.

A medida que avanza la reapertura de la economía, iniciada a principios de junio, aumentan las horas trabajadas. Las jornadas semanales de más de 48 horas pasaron de 21,6% en junio a 24,9% en julio, mientras que aquellos que laboran de 15 a 34 horas semanales disminuyeron de 21,4% a 18,1%, según muestra la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo. Asimismo, los llamados “ausentes temporales”, trabajadores que fueron suspendidos por los efectos de la pandemia pero mantienen un vínculo laboral, pasaron de 8,2% en junio a 7,5%. La tasa de subocupación, que engloba a las personas que tienen más disponibilidad de tiempo para trabajar, en julio 2020 se situó en 18,4% de la población ocupada, muy por debajo del 29,9% de mayo.

La encuesta del Inegi agolpa tanto trabajo informal como formal y no hace distinciones. La recuperación a la que apunta el sondeo se debe casi enteramente a un aumento en la ocupación informal. En el lado formal, las señales son menos claras. En julio, se perdieron 3.097 afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), después de los 83.311 en junio. Sin embargo, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha afirmado en los últimos días que en agosto se añadieron al menos unos 90.000 trabajadores, cifra que está pendiente de publicarse de manera oficial.

Aunque las cifras de julio muestran una consolidación de la tendencia de recuperación —la población activa pasó de 53,1% a 54,9%—, la mejora es más lenta que en junio, primer mes de reapertura. Entonces, las personas que estaban empleadas o buscaban trabajo pasaron de 47,4% a 53,1%. En cualquier caso, los indicadores siguen muy por debajo de los de hace un año. En julio de 2019, la población activa era de 60,5%, cinco puntos porcentuales más que ahora. En cuanto a la tasa de subocupación actual, esta es todavía más de 10 puntos porcentuales superior a la de hace un año, cuando se situaba en un 7,9% de la población ocupada.

Después de que el PIB se desplomara un 18,7% anual durante el segundo trimestre del año, el presidente López Obrador ha insistido en repetidas ocasiones en que “ya tocamos fondo y vamos de salida”. La recuperación será, según la versión presidencial, en forma de V, es decir, caída brusca seguida de un igualmente rápido rebote. El mandatario se ha puesto como meta la creación de dos millones de empleos formales mediante la construcción de megaproyectos como el Tren Maya, un objetivo que todavía parece lejano.

Las instituciones financieras son más cautelosas sobre la rapidez del rebote debido, en parte, a la duración todavía incierta de la pandemia. El Banco de México señaló la semana pasada que el PIB puede caer hasta un 12,8% en 2020. De confirmarse, sería la peor caía desde la Gran Recesión en los años treinta.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50