Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los venezolanos solo podrán ingresar a Perú con pasaporte

El requisito entrará en vigor el sábado 25 de agosto y coincide con un incremento en la discriminación hacia los inmigrantes en el país

Inmigrantes venezolanos en las oficinas de migración de Lima.
Inmigrantes venezolanos en las oficinas de migración de Lima. REUTERS

El pasado sábado la Superintendencia Nacional de Migraciones de Perú registró el mayor número de ciudadanos venezolanos que ingresaron al país en un día: más de 5.100 personas, cuando el promedio desde mayo era de 3.000 diarios. Decenas de inmigrantes han dormido esta semana en calles y plazas de la región Tumbes, en la frontera con Ecuador y, ante ello, el Ministerio del Interior ha anunciado que a partir de las 00:00 horas del 25 de agosto exigirá a los venezolanos el pasaporte para admitirlos en el país.

El ministro de Interior, Mauro Medina, ha informado en una conferencia de prensa que el nuevo requisito es para “asegurar a la población, e inclusive a ellos, si fueran víctimas de una enfermedad o de un accidente de tránsito, o si incurren en un ilícito penal, para denunciarlos conforme a ley”.

“La gran mayoría (de inmigrantes venezolanos) son personas decentes que vienen a estudiar y trabajar, pero otros, aprovechando una cédula de identidad que no ofrece garantías y que puede ser fácilmente falsificable, ocasionan problemas de seguridad ciudadana”, ha agregado el titular de Interior.

Medina ha detallado que en Ecuador y Colombia habría unos 25.000 venezolanos en ruta a Perú, y que estaban dando un tiempo prudencial de más de una semana para que puedan cumplir con el requisito del pasaporte al llegar a un punto peruano de control migratorio. "Les abrimos los brazos, pero la política migratoria de apertura debe estar articulada con un enfoque de seguridad que garantice una inmigración ordenada, informada y segura”, ha asegurado el ministro.

La medida llega un día después del mismo anuncio en Ecuador, países que se suman al requisito que ya exigían Colombia y Chile desde este año. La decisión ocurre además en un contexto de xenofobia hacia los inmigrantes venezolanos.

De acuerdo con un monitoreo de flujo de la migración venezolana realizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Migración (OIM), entre diciembre de 2017 y enero 2018 un 24% de inmigrantes venezolanos reportaron haber sido discriminados: en el 88% de los casos debido a su nacionalidad.

Entre abril y mayo de este año, la tercera ronda del mismo estudio de la OIM registró que un 35% de venezolanos encuestados en Lima sufrieron discriminación: en el caso de las mujeres, el 98% dijo que la causa fue su nacionalidad. Además, el 16% de los encuestados indicó que fue víctima de violencia: el 65% padeció violencia verbal; el 42%, violencia física y un 13%, violencia sexual.

Después de un par de casos de asaltos protagonizados por venezolanos, una noticia falsa contra los inmigrantes se volvió viral el lunes 6 de agosto: el texto que corrió por las redes sociales afirmaba que el Congreso de Perú aprobó nuevas leyes que favorecían a los venezolanos con un sueldo mínimo mayor que el que reciben los peruanos, y el derecho al voto, entre otras patrañas. La policía había capturado en esa misma semana a una banda llamada ‘Los caraqueños malhechores’, integrada por cuatro delincuentes venezolanos.

Crece la xenofobia

El incremento de la agresividad de los peruanos hacia los venezolanos puede explicarse por su poca experiencia como país de acogida de migrantes en los últimos 40 años. Los extranjeros residentes representan el 0,33% y si se suman los más de 353.000 migrantes venezolanos (registrados hasta julio), el porcentaje llega a 1,4% de la población total. En comparación, en Argentina representan el 4,8%; en Chile, el 4,25%; y en Ecuador, el 2,4%.

La medida anunciada por Perú no fue bien recibida en Colombia. “Lo vemos con preocupación por varios aspectos, nosotros flexibilizamos las normas migratorias, le damos la mano a la población venezolana y nos preocupa que otros países estén restringiendo de alguna manera el ingreso de esta migración. Puede derivar en inconvenientes sociales", como la dificultad para le reunificación familiar, ha comentado el director de Migración Colombia, Christian Krüger.

De acuerdo con la Superintendencia de Migraciones, hasta el 10 de agosto residían en el Perú 385.000 venezolanos, de ellos, solo 70.000 han logrado el permiso temporal de permanencia que les autoriza a trabajar legalmente.

La secretaria ejecutiva adjunta de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, Ana María Vidal, también ha criticado la decisión del Gobierno peruano. “El canciller venezolano Jorge Arreaza reconoció el 1 de agosto que no están entregando el pasaporte por falta de papel. La Cancillería de Perú busca liderar el Grupo de Lima con una investigación a Nicolás Maduro por crímenes de lesa humanidad, pero con esta decisión del nuevo requisito no parece preocuparse por la ciudadanía venezolana”, ha referido.

Más información