Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nicolás Maduro pide al FBI que investigue el atentado

El mandatario solicita la colaboración de la Casa Blanca para “desmembrar” grupos “terroristas” en Florida

Maduro en un acto militar este sábado en Caracas.
Maduro en un acto militar este sábado en Caracas. REUTERS

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha asegurado que aceptará la colaboración del FBI en las investigaciones del atentado con drones cometido hace una semana en un desfile de la Guardia Nacional Bolivariana en Caracas. El mandatario ha pedido al fiscal general, Tarek William Saab lade, que “ratifique” la propuesta de “cooperación” con la Embajada de Estados Unidos en Venezuela. “Yo estaría de acuerdo con que venga el FBI […] y ayude a desmembrar las células terroristas que están en Florida”, ha dicho en un acto militar celebrado el sábado.

Maduro acusa a Osman Delgado Tabosky, que según el mandatario reside en Florida, de financiar el atentado con drones y un asalto al fuerte militar Paramacay, en el Estado de Carabobo, en 2017. “Es desde la Florida donde se activa la explosión del dron que explota al frente de la tribuna presidencial”, ha afirmado. Con insistencia ha pedido al Gobierno de Donald Trump que extradite al presunto conspirador.

También ha cargado contra el periodista peruano Jaime Bayly por afirmar que conocía el plan del ataque. “Imagínense ustedes a un periodista en la televisión venezolana hablando, por ejemplo, del asesinato, qué Dios lo cuide, del presidente Donald Trump. ¿Qué haríamos aquí? Lo primero es capturarlo, iría a la cárcel y si es extranjero lo extraditaríamos”, agregó.

La persecución contra opositores se ha acentuado tras el ataque con drones del pasado sábado. El Gobierno ha exigido a la Interpol la captura de Julio Borges, expresidente del Parlamento, radicado en Colombia. Maduro ha vuelto a acusar al opositor de haber recibido “la orden, los recursos logísticos y el apoyo” para asesinarlo.

También ha arrestado al diputado Juan Requesens por presuntamente participar en el complot. Antes, la chavista Asamblea Nacional Constituyente ha acabado con la inmunidad parlamentaria que le otorga la Constitución por ser parlamentario, un acto rechazado por el Legislativo, elegido en 2015 y de mayoría opositora. Según Bayly, el diputado detenido no sabía nada de la conspiración. “Diré lo que me han contado mis fuentes, y estoy bien informado, créanme. ¿Entrenaron en Colombia los conspiradores? Sí, ¿tuvieron dificultades para meter los drones a Venezuela? Sí. La primera tentativa falló, por eso Requesens los ayudó sin saber que estaban tratando de meter unos drones con explosivos”, indicó el periodista en su programa de televisión.

Los agentes del Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional) han filtrado un vídeo en el que el diputado declara que ha ayudado a uno de los presuntos culpables del atentado, el exmilitar Juan Carlos Monasterios Venegas, a ingresar con explosivos en Venezuela. La policía política también ha hecho circular otra grabación en la que se muestra al opositor semidesnudo y notoriamente perturbado.

En EE UU, el secretario de Estado Adjunto Interino para América, Francisco Palmieri, ha condenado la detención del parlamentario. “Maduro y su policía secreta siguen haciendo caso omiso del estado de derecho con el arresto y retención ilegal del miembro de la Asamblea Nacional, constitucionalmente elegido, Juan Requesens. El último ejemplo en una larga letanía de abusos (a los) Derechos Humanos”, ha escrito Palmieri en un mensaje en Twitter.

Por el momento, no ha habido reacciones de la Administración de Donald Trump sobre la propuesta del sucesor de Hugo Chávez. El canciller, Jorge Arreaza, se reunió el pasado miércoles con el encargado de negocios de Estados Unidos en la capital venezolana, James Story. Según el Gobierno de Venezuela, Story se había mostrado preocupado y asomó la posibilidad de “cooperar con Caracas”. Pero esta información no ha sido confirmada por el diplomático estadounidense.

Los lazos entre ambos países no son tan estrechos. Hace una semana, John Bolton, asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, tuvo que aclarar que el Gobierno estadounidense no ha participado en el ataque con drones. “Podría haber muchas cosas (detrás de lo sucedido), desde un pretexto establecido por el propio régimen de Maduro a otra cosa”, dijo en una entrevista con la cadena Fox News.

El chavismo ha considerado a Estados Unidos uno de sus legendarios rivales políticos. Las relaciones bilaterales han atravesado momentos de tensión durante casi dos décadas, pero con el Gobierno de Maduro se han fracturado hasta el límite. De ahí que una alianza entre ambos países pareciera ser lejana.

Más información