Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El robo de una joyería en Uruguay, la misión fallida de un ‘Ocean’s 12’ mexicano

Los miembros de la banda de ladrones fueron detenidos tras el asalto a un lujoso hotel en Punta del Este. Se les buscaba por robos en Canadá y Costa Rica

El botín recuperado tras el robo a la joyería del hotel Conrad de Punta de Este.

La Policía de Uruguay ha detenido a 15 personas, entre el 7 de febrero y el pasado viernes, por asaltar una exclusiva joyería en Punta del Este, una de las ciudades más importantes del país sudamericano, conocida por sus lujosos resorts. Al menos 12 de los implicados son mexicanos y eran buscados en Costa Rica y Canadá por un robos similares, según datos del Gobierno uruguayo.

Durante la noche del 7 de febrero, la banda de ladrones, conformado en su mayoría por hombres y liderada por una mujer, irrumpieron en la tienda del Conrad, un hotel de cinco estrellas con casino incluido. Vestidos de negro y con los rostros cubiertos con pasamontañas y gorras, rompieron a mazazos las vitrinas cúbicas de la joyería y tomaron a puños una veintena de relojes de marcas Rolex, Bulgary, Cartier, Tag Heuer, entre otras. El motín, que fue recuperado horas más tarde, tiene un valor aproximado de tres millones de dólares. En los videos de seguridad del hotel se ve a los asaltantes escapar del hotel por los pasillos de piso de mármol, rodeados de huéspedes y empleados que corren en la dirección contraria.

La policía local atrapó a los miembros de la banda en distintos puntos cercanos al asalto. La última sospechosa en fuga fue detenida en la madrugada del sábado en el aeropuerto internacional de Carrasco antes de que abordara un vuelo de Copa Airlines a México. Después de verificar la identidad de los mexicanos, las autoridades uruguayas encontraron que a los mexicanos también se les buscaba por el robo de una joyería de Montreal, en mayo, y dos en Costa Rica en octubre. La Interpol los ha identificado como los miembros de la banda Los Mazos, en referencia a su herramienta y arma de preferencia. Según la agencia, el grupo se formó en 2010, pero no eran buscados por Interpol, al no contar con una orden de captura.

En una audiencia, los sospechosos admitieron su responsabilidad por el crimen. Algunos declararon a las autoridades que habían participado en el asalto bajo amenazas de criminales en México que tienen sus familiares secuestrados. Otros han dicho que participaron en el asalto por una promesa de recibir una generosa compensación. Todos aseguran no conocer a la líder y mente maestra de los robos.

En una entrevista con Televisa el 8 de febrero, el embajador de México en Uruguay, Francisco Agustín Arroyo, dijo que los mexicanos aún no habían pedido ayuda consular. Los detenidos podrían enfrentar sentencias de hasta por cinco años de prisión.

Más información