Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

México estudia la posibilidad de llevar agentes armados de EE UU en vuelos comerciales

Ambos países planean crear un organismo bilateral que investigue a grupos delictivos internacionales, según un documento al que ha tenido acceso Reuters

El Aeropuerto de la ciudad de México, en una imagen del 28 de diciembre.
El Aeropuerto de la ciudad de México, en una imagen del 28 de diciembre. NOTIMEX

México y EE UU están estudiando la posibilidad de llevar agentes armados estadounidenses en vuelos comerciales entre ambos países, según un documento al que ha tenido acceso Reuters.

Según altos cargos mexicanos y estadounidenses, desde que Trump llegó a la presidencia, México ha tratado de mejorar la cooperación con su principal socio comercial en materia de seguridad, inmigración y política exterior, con la intención de convencer al presidente de EE UU de que adopte una postura más suave en la negociación del Tratado de Libre Comercio

En 2003, tras los atentados del 11 de septiembre, México acordó colocar agentes en ciertos vuelos, pero aseguró que nunca permitiría que fuesen estadounidenses y mucho menos si iban armados. Sin embargo, en una reunión el 18 de enero, en el Ministerio de Relaciones Exteriores de México, autoridades de ambos países acordaron "estudiar la posibilidad de negociar un acuerdo que permita el despliegue de Agentes Aéreos Federales", según el documento oficial al que ha tenido acceso Reuters.

El portavoz del Servicio Federal de agentes Aéreos, Thomas Kelly, no ha querido responder las preguntas sobre la posibilidad de llegar a un acuerdo en esta materia, pero ha asegurado que se trata de "agentes armados federales, que contempla la ley y que tienen por misión proteger las aeronaves con bandera estadounidense, tripulantes y pasajeros". 

El Ministerio de Relaciones Exteriores de México no ha respondido de inmediato a las preguntas de Reuters sobre este tema. Un alto cargo mexicano con conocimientos sobre este plan ha dicho que la parte más difícil de las negociaciones es permitir que funcionarios estadounidenses puedan portar armas, dado que el manejo de armas por parte de extranjeros en México es sensible y está fuertemente regulado. 

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos coloca a agentes en vuelos comerciales  nacionales e internacionales hacia y desde EE UU para evitar ataques. 

El alto cargo mexicano ha asegurado que aún no se ha decidido si los agentes aéreos viajarán en vuelos con destino a Estados Unidos, a México o a ambos país. Además, ha señalado que no está todavía claro si los agentes irán únicamente en aerolíneas propiedad de EE UU o también en compañías mexicanas. 

El documento también señala otras medidas en materia de seguridad para hacer frente a las "organizaciones criminales trasnacionales". Ambos países planean crear un organismo bilateral que investigue a grupos delictivos internacionales.

También hay planes para negociar un tratado de incautación marítima de drogas y utilizar buques y radares para operaciones específicas. Ambos países también quieren aumentar sus esfuerzos para erradicar las plantaciones de opio y marihuana. Además, el documento señala que México y Estados Unidos colaborarán para investigar organizaciones trasnacionales de delincuencia, identificar sus modelos de negocio y diseñar una estrategia conjunta para combatirlos.

Más información