Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alberto Fujimori, ingresado en una clínica debido a una taquicardia

El médico del expresidente peruano afirma que las críticas de los militantes de su partido afectaron su salud

El expresidente peruano Alberto Fujimori en 2015. En vídeo, el traslado de Fujimori de prisión al hospital.

El expresidente de Perú, Alberto Fujimori, quien cumple una condena de 25 años de prisión, está internado en una unidad de cuidados intensivos desde la noche del sábado debido a una taquicardia, dijo su médico de cabecera Alberto Aguinaga. Según el médico, "ha estado muy afectado porque partidarios han lanzado injurias" contra él y contra su hijo menor, el congresista Kenji Fujimori. La noche del jueves, el hijo del reo logró que otros nueve parlamentarios de Fuerza Popular, marginados por el núcleo más cercano de la lideresa Keiko Fujimori, se abstuvieran de votar por la destitución del presidente Pedro Pablo Kuczynski. El cese fue promovido por el fujimorismo, el Partido Aprista y un sector de la izquierda.

Aguinaga indicó que Fujimori "no ha perdido la conciencia, solo está perturbado". El reo fue condenado en 2009 por la autoría mediata de las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta, cometidas en 1991 y 1992 por el Grupo Colina, un destacamento del Ejército que cometía ejecuciones extrajudiciales aunque presentaba sus acciones como parte de la lucha antisubversiva. También fue sentenciado por el secuestro agravado del periodista Gustavo Gorriti y el empresario Samuel Dyer. Posteriormente a la condena de 2009, fue encontrado culpable de otros delitos de corrupción y robo.

Una de las congresistas fujimoristas que no optó por el cese de Kuczynski, Maritza García, comentó que antes de la votación de la noche del jueves recibió una llamada del reo Fujimori, quien le invocó a reflexionar sobre la continuidad del gobierno de Kuczynski.

Hace una semana, Kenji Fujimori le había ofrecido al jefe de Estado convencer a otros nueve congresistas de abstenerse en la votación. El congresista es quien más ha insistido en el indulto del político, a diferencia de su hermana mayor, quien pretende mantener el liderazgo de Fuerza Popular. La prensa peruana indica que los diez disidentes del fujimorismo esperan, a cambio de sus votos del jueves, el indulto de Alberto Fujimori.

Kuczynski, faltando a una promesa de campaña electoral de 2016 -cuando se comprometió a no indultar al preso- ha reiterado varias veces en 2017 que su Gobierno está viendo losmecanismos para indultar a Fujimori. Esto debido a que el cuadro médico del reo no corresponde con una enfermedad terminal o varias enfermedades graves que, por las condiciones carcelarias, puedan empeorar.

El exjefe de Estado entre 1990 y 2000 ha tenido en décadas pasadas varias cirugías por cáncer a la lengua, y actualmente sigue un tratamiento para problemas de presión arterial y vasculares.

A diferencia de 2013, durante el Gobierno de Humala, cuando la juntas médicas que evaluaban los casos a pedido de la Comisión de Gracias Presidenciales no podían incluir a los médicos tratantes de los reos que solicitaban las conmutaciones de pena o indultos, la administración Kuczynski esta vez lo ha permitido.

Un médico que operó dos veces las leucoplasias de Fujimori integra actualmente la junta medica nombrada para evaluar la salud del expresidente. El jueves, mientras se desarrollaba la sesión que discutía la destitución de Kuczynski se filtró a las redes sociales el informe de dicho colegiado, que recomendaba el indulto humanitario.

La primera ministra Mercedes Aráoz aseguró que "el Gobierno no negocia indultos", sin embargo, se sabe que el mandatario no quiere que en su administración Fujimori muera en la cárcel.

La división que ha generado el congresista Fujimori y los otros nueve disidentes, no alineados con Keiko Fujimori, trae como consecuencia que Fuerza Popular pierda la mayoría con la que contaba (71 de 130 votos). En adelante no contaría ni con la mayoría simple de 65 escaños.

Más información