Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fiscalía venezolana investiga a Rafael Ramírez por corrupción en PDVSA

El exministro de Energía y Petróleo, predilecto del Gobierno de Hugo Chávez, es indagado por su posible responsabilidad en "operaciones de intermediación" en la compra y venta de crudo

Rafael Ramírez, el pasado abril en Nueva York.
Rafael Ramírez, el pasado abril en Nueva York. EFE

El turno de Rafael Ramírez, expresidente de Petróleos de Venezuela (PDVSA), ha llegado en la purga promovida por el Gobierno de Nicolás Maduro contra directivos de la empresa estatal acusados de corrupción. Tarek William Saab, el fiscal general designado por la Asamblea Nacional Constituyente, ha abierto este martes una investigación penal contra el exgerente de la petrolera, después de conseguir unos "documentos" que lo incriminan "directamente" en "operaciones de intermediación de compraventa" de crudo.

Hasta hace una semana Ramírez, que fue ministro de Energía, era embajador de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Su repentina renuncia, solicitada por Maduro, y las detenciones de más de 65 gerentes de PDVSA –cercanos a él– en los últimos tres meses habían revelado que estaba en el ojo del Ministerio Público. Entre los altos cargos de la compañía estatal detenidos por corrupción destacan Eulogio del Pino (exministro de Petróleo), Nelson Martínez (expresidente de PDVSA) y José Ángel Pereira Ruimwyk (expresidente de Citgo, la principal filial de la petrolera en Estados Unidos).

También Diego Salazar Carreño, el primo hermano de Ramírez, fue encarcelado por su presunta participación en la trama de la Banca Privada de Andorra. Este empresario fue arrestado por el Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional) el 1 de diciembre. Tras su detención fue allanada una de sus residencias en un lujoso barrio de Caracas. Maduro había dicho que se encontraron obras de artes y otras propiedades millonarias. "¡Son unos bolichicos! ¡Ladrones, saqueadores de un pueblo! Presos y más presos deben ir. Pena máxima pa' ustedes", dijo el mandatario.

Saab ha afirmado que las averiguaciones están relacionadas con la utilización de la entidad bancaria para el blanqueo de más de 4.200.000.000 de euros. "Hemos decidido abrir una investigación penal (...) al ciudadano Rafael Ramírez (...) porque en uno de los documentos que hemos encontrado el ciudadano Diego Salazar lo señala directamente, lo incrimina como su socio directo en operaciones de intermediación de compraventa de petróleo", dijo el fiscal.

Por este caso, el Ministerio Público ha solicitado a España la extradición de Nervis Villalobos, exviceministro de Energía Eléctrica. "Aparece como el segundo cabecilla de esta organización criminal", agregó.

El exilio desconocido

Ramírez no ha revelado su destino tras retirarse del cargo diplomático. Solo ha concedido una entrevista telefónica desde entonces a la BBC. "Se está criminalizando la disidencia y se está estableciendo una forma de hacer política muy mala", ha explicado.

El expresidente de PDVSA fue el hombre de confianza de Hugo Chávez para administrar el crudo venezolano. Durante 14 años había ocupado importantes cargos en el Gobierno de Venezuela, entre ellos la gerencia de la estatal petrolera y el Ministerio de Energía. Fue alejado en la gestión de Maduro. En 2014, el jefe del Estado lo designó como embajador ante la ONU.

Los desacuerdos fueron evidentes después del comienzo de las detenciones contra directivos de la petrolera. Ramírez había escrito una serie de artículos de opinión críticos al régimen en el portal del chavismo disidente Aporrea. "Se convoca a un proceso Constituyente para resolver una situación política que no tiene su origen en la Constitución (...) Se debe establecer una línea roja, la línea de Chávez, para proteger los fundamentos de nuestra Carta Magna", dijo en su primer artículo, el 8 de mayo.

Más información