Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mancera renuncia a sus aspiraciones presidenciales tras la formación del Frente

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México lamenta que no haya habido una elección interna del candidato, que será Ricardo Anaya, del PAN

Mancera
Miguel Ángel Mancera, en conferencia de prensa. Cuartoscuro

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, anunció este sábado que renuncia a sus aspiraciones presidenciales, después de que la coalición que forman PAN, PRD y Movimiento Ciudadano (MC) —ahora denominada Por México al Frente acordase que Ricardo Anaya, presidente del PAN, sea el candidato que opte a la presidencia. "Lamento profundamente que no se haya dado un método de procedimiento para competir abierta y democráticamente", criticó.

Mancera había recibido a principios de semana el apoyo de importantes líderes del PRD —al que no está afiliado para que fuera el candidato del partido en una hipotética elección interna del Frente. Finalmente, la dirección del partido progresista, encabezada por Alejandra Barrales, acordó con el PAN y MC ceder la candidatura presidencial a la formación derechista, a cambio de que el candidato a suceder a Mancera en la Ciudad de México fuera del PRD.

"Respeto la decisión del PRD, porque le debo lealtad", dijo el actual jefe de gobierno, quien, no obstante, recalcó su decepción por no haber logrado un proceso de elección interna. Ante el ofrecimiento de convertirse en el director de campaña del Frente u optar a algunos de los futuros cargos, Mancera zanjó: "Agradezco a todas las fuerzas políticas su invitación, pero mi lugar está aquí, mi lugar está encabezando las labores de reconstrucción de mi querida ciudad".

Mancera, que estuvo acompañado en su anuncio por Cuauhtémoc Cárdenas, insistió en que seguirá defendiendo al Frente porque lo considera la única alternativa al régimen actual. Un día antes, Ricardo Anaya reconoció el papel de Mancera como autor intelectual de una coalición electoral amplia, que en principio iba a ser formada solo por fuerzas progresistas de izquierda bajo el nombre de Cuarto Polo.

Anaya ha anunciado horas después que ya no estará al frente del PAN y que Damián Zepeda será el nuevo dirigente. El exlíder del PAN deberá ahora trabajar para cerrar la brecha abierta con Mancera, que al frente del Gobierno de la Ciudad de México maneja un presupuesto ingente. Mancera se había convertido en las últimas semanas en un quebradero de cabeza, después de haber crecido en las encuestas y al no querer ceder en su intención de contender por la presidencia del país. Anaya ha agradecido el apoyo de los panistas durante los casi tres años que dirigió la agrupación y ha adelantado que este domingo dará más detalles sobre su candidatura presidencial.

Dante Delgado, líder de Movimiento Ciudadano, había sugerido que Mancera podría ser el encargado de supervisar el Frente desde el Senado, como presidente de la Cámara alta, algo a lo que el jefe de Gobierno se negó en rotundo. La propuesta sentó muy mal en las filas del PRD y complicó las negociaciones en los últimos días. "El modito es lo que no termina gustando... son cosas que tendrán que abordarse en su momento y tendrán que ser resueltas por consenso", dijo el diputado perredista Jesús Zambrano, uno de los legisladores que más ha trabajado por la alianza con la derecha.

Los dirigentes que impulsaron el Frente tenían hasta el próximo jueves para registrar la coalición. Si el apremio se dio, fue porque este sábado representaba una oportunidad para que todo lo acordado saltara por los aires. Alejandra Barrales tenía previsto dejar el cargo de presidenta del PRD e impulsar un proceso de renovación de la dirigencia del partido. Ante el temor de que con un cambio de liderazgo se impusiera alguna corriente contraria al Frente, los socios de la coalición hicieron un último esfuerzo. La batalla electoral ya tiene los tres actores que optarán a suceder a Enrique Peña Nieto. Y un reguero de sacrificados.

Más información