Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“La armonía de mi familia fue cancelada por una negligencia”

Sonia Mena exige justicia en una conferencia de prensa tras la muerte de su padre y hermano en el Paso exprés de Cuernavaca

El automóvil en el que viajaban los Mena es sacado del socavón.
El automóvil en el que viajaban los Mena es sacado del socavón. EFE

"Queremos justicia", clamó entre lágrimas Sonia Mena poco antes de enterrar a su padre y a su hermano, Juan Mena Romero (59) y Juan Mena López (33), quienes ayer cayeron en un socavón de la autopista de Cuernavaca cuando se dirigían a su trabajo. "La armonía de esta familia fue cancelada por la negligencia y eso las palabras ni los términos legales lo pueden tapar", dijo la familiar de las víctimas en una conferencia de prensa este jueves en la capital de Morelos.

“Lo único que queremos es justicia. Mi padre era un buen hombre, trabajador, no tenía vicios, ningún problema con los vecinos… Es un dolor muy fuerte… estamos dañados, estamos mal”, dijo con la voz entrecortada. “Ni todo el dinero del mundo me va a poder regresar a mis familiares”, añadió antes de derrumbarse en el patio de una humilde vivienda de Cuernavaca.

“Justicia” y “negligencia”, son las palabras más escuchadas tras la muerte de dos trabajadores de un  una  personas al caer en un socavón abierto en la autopista que une Cuernavaca con la Ciudad de México- inaugurada hace tres meses. El agujero de 8 metros de ancho y 16 de profundidad en el que cayó el vehículo ha dejado al descubierto las prisas y la indiferencia con la que las autoridades recibieron las quejas de los vecinos ante lo que consideraban una obra mal hecha.

Pobladores, gobierno local y protección civil habían advertido de las fallas en una de las carreteras con más tránsito del país, sin que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) actuara en consecuencia. Todo lo contrario, el propio ministro Gerardo Ruiz Esparza, hoy en la cuerda floja, presumió en las redes sociales la calidad del pavimento pocos días después de que el presidente Enrique Peña Nieto inaugurara la obra.

No podemos aceptar que tanto las constructoras como el secretario Ruiz Esparza pretendan lavarse las manos ante la tragedia

Jorge López, portavoz del PAN en el  Congreso


Este jueves, la SCT destituyó a José Luis Alarcón, el delegado de la secretaría en el Estado de Morelos. El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, había reclamado al funcionario desoír la alerta de los vecinos, que aseguraba que la carretera no estaba bien hecha.

Pero el sacrificio de Alarcón no ha sido suficiente para tranquilizar la indignación que ha causado el suceso. La bancada del Partido Acción Nacional (PAN) en el Congreso pidió la renuncia del ministro Ruiz Esparza. "Exigimos que se lleve a cabo una inmediata e independiente auditoría de obra para deslindar responsables. No podemos aceptar que tanto las empresas constructoras como el secretario de Comunicaciones y Transportes pretendan lavarse las manos ante la tragedia", dijo el diputado Jorge López Martín, el portavoz de los legisladores de oposición. El PRD, de izquierda, también se sumó a esta petición en un comunicado. "Huele a corrupción y no debe quedar de ninguna manera impune", dice el texto firmado por el Consejo nacional de la organización.