El candidato del PAN-PRD en Nayarit se impone a un PRI tildado de narco y corrupto

Antonio Echevarría, el hijo de un exgobernador, venció al candidato del PRI en esta pequeña entidad del pacífico mexicano

Antonio Echavarría acude a emitir su voto.
Antonio Echavarría acude a emitir su voto.EFE
Más información
COMICIOS EN CUATRO ESTADOS DE MÉXICO INICIAN SIN CONTRATIEMPOS MAYORES
Las elecciones en Nayarit, entre la corrupción del PRI y el hijo de un cacique
La jornada de elecciones en México, en imágenes
Las reñidas elecciones en Coahuila ponen a prueba a los hermanos Moreira

Nayarit experimentará por segunda vez la alternancia política. Antonio Echevarría García, candidato de la coalición denominada Juntos por ti conformada principalmente por el PAN-PRD, (derecha-izquieda) logró imponerse ante al abanderado del PRI, Manuel Cota, según el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP). Con el 92% de las actas capturadas, Echavarría tenía el 38,5% de los votos, mientras que Cota el 27%. Los analistas consideran que las acusaciones de corrupción y la narcopolítica desvelada en los últimos meses de la administración del actual gobernador Roberto Sandoval, repercutieron en la popularidad del aspirante priista.

Echavarría, que no tardó en declararse ganador, aseguró que su triunfo frente al aspirante del PAN-PRD fue con una ventaja de hasta 15 puntos. En conferencia de prensa el político reiteró que la tendencia a su favor era irreversible. "Nayarit está haciendo historia en esta ocasión y vamos a combatir la corrupción y la impunidad", expresó ante los medios de comunicación. Manuel Cota, del PRI, también se declaró ganador la noche del domingo. Aunque no dio a conocer porcentajes y aclaró que la elección fue cerrada, la ventaja era para su candidatura, expuso ante los reporteros.

Nayarit, una pequeña entidad de la costa del Pacífico mexicano, aporta apenas el 1% de los votantes a nivel nacional. Su ubicación, entre Sinaloa y Jalisco, la ha colocado como un territorio importante para el trasiego de droga. El narcotráfico ha permeado tanto en la entidad, que hasta el fiscal resultó tener vínculos con el crimen. Edgar Veytia, quien dirigía la Fiscalía estatal desde hace seis años, logró reducir los índices delictivos, aunque después se sabría que esta relativa paz se logró por sus pactos criminales. El exfuncionario fue detenido por el FBI en San Diego, California a finales de marzo. Actualmente enfrenta acusaciones de tráfico de drogas.

La de Nayarit fue una de las elecciones con más candidatos al poder Ejecutivo. En la contienda hubo ocho aspirantes —tres de ellos independientes— pero la pelea siempre estuvo cerrada entre los abanderados del PRI y PAN-PRD. 

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Antonio Echavarría no tiene experiencia en la administración pública, pero proviene de una de las familias más ricas de Nayarit. Es hijo del exgobernador Antonio Echavarría (1999-2005), un expriista que alcanzó el poder a través de la primera alianza que hubo entre el PAN-PRD. La mamá del joven político, Martha Elena García, senadora del PAN, también contendió a la gubernatura en el 2011, pero perdió ante Sandoval. La familia del candidato junior, como lo bautizaron en la campaña, ha buscado imponer un cacicazgo desde hace 18 años, han acusado sus adversarios políticos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS