Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caos en Tamaulipas tras la muerte de dos jefes del narcotráfico

El 'Comandante Toro' y 'Pancho' Carreón, de los cárteles rivales del Golfo y de Los Zetas, son abatidos por las fuerzas de seguridad

Militares en Matamoros, Tamaulipas.
Militares en Matamoros, Tamaulipas. AP

Reynosa, ciudad mexicana fronteriza con EE UU del Estado norteño de Tamaulipas, ha amanecido envuelta en llamas. La pasada madrugada, las fuerzas de seguridad abatieron a dos jefes del narcotráfico mexicano, según ha informado el Gobierno estatal: Juan Manuel Loisa Salinas, conocido como Comandante Toro, del cartel del Golfo, y Francisco Carreón Olvera, alias Pancho, del cartel de Los Zetas. El primero murió durante un enfrentamiento en la ciudad de Reynosa, mientras que el segundo fue abatido en la carretera de Ciudad Victoria-Llera, en el centro del Estado. Ambos grupos criminales rivalizan por el control de las rutas de tráfico de drogas.

Por el camino, los enfrentamientos en Reynosa han dejado un reguero de edificios —entre ellos una tienda Oxxo— envueltos en llamas. También varios autos, camionetas y camiones incinerados. Muchos vecinos han mostrado su indignación en la red social Twitter: "Hoy Reynosa amaneció incendiada, detonada, ultrajada", escribió una usuaria. "¿Y entonces? ¿Je suis #Reynosa? ¿O es que sólo nos preocupa lo qué pasa fuera de nuestro país?", publicó otro. 

Los tiroteos entre la policía y los narcotraficantes han bloqueado distintas zonas de la ciudad fronteriza que, según el conteo de El Universal, suman 32 puntos. Los vehículos quemados han servido para cerrar las principales avenidas de la ciudad. La agencia de noticias Efe señala que la principal balacera se produjo, sobre las seis de la mañana (hora local), frente a las instalaciones de la Procuradoría General de República (fiscalía), durante más de cinco minutos.

A pesar de las palabras de victoria proclamadas por el Gobierno estatal a través de las redes sociales, el caos se ha instalado en Reynosa y las autoridades han advertido de que: "Las acciones de las autoridades contra grupos criminales continuarán en Reynosa y centro del estado. Pedimos extremar precauciones". En una comunicación en vídeo, el Grupo de Coordinación de Tamaulipas, que integra al Ejército, la Marina, la Procuraduría General de la República, la Policía Federal y sus pares estatales, ha subrayado que tanto el Comandante Toro como Pancho Carreón eran "objetivos muy relevantes para el Estado".

El Estado de Tamaulipas ha ocupado recientemente las páginas de los medios porque su exgobernador priista Tomás Yarrington, acusado de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, en México, y de lavado de dinero, en EE UU, será extraditado de Italia, donde se encontraba prófugo, y juzgado en ambos países. Yarrington es considerado la figura política central en el desarrollo del cartel de Los Zetas.

Más información