Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un policía y tres atacantes mueren en un tiroteo contra la Fiscalía de Cancún

El pánico se ha apoderado de una de las joyas turísticas de México, donde se han desalojado centros comerciales ante la amenaza. Las autoridades estatales han activado el código rojo

Momento de la balacera contra la Fiscalía de Cancún.

Cancún, el famoso balneario del Caribe mexicano, ha vivido un día de caos y desconcierto. La Fiscalía General del estado mexicano de Quintana Roo ha sido atacada este martes por un grupo armado con un tiroteo en el que murieron un policía y tres agresores, según han informado las autoridades. El gobernador del estado, Carlos Joaquín González, declaró a la televisión que el ataque de grupos criminales "se enmarca en un contexto del combate a la impunidad". Hay cinco personas detenidas.

La persecución de los sospechosos provocó que se escuchasen disparos en diferentes puntos turístico de la ciudad, lo que ha provocado el desalojo de varios centros comerciales. El incidente se suscitó alrededor de las 16.00 (hora local) en las instalaciones policiales ubicadas en la zona norte del balneario. Varios hombres armados que se trasladaban en motocicletas dispararon en contra de la Fiscalía General y de los edificios contiguos de Seguridad Pública, Bomberos y el Centro de Comando (C-4). El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín Gonzalez, confirmó esta noche que tres delincuentes y un policía fallecieron tras el ataque a la Fiscalía.

El incidente ocurre un día después del tiroteo en la discoteca Blue Parrot, en Playa del Carmen, donde murieron cinco personas y 15 más resultaron heridas. La Fiscalía del Estado ha dicho que entre las causas de la agresión se investiga una disputa entre narcomenudistas o un posible intento de extorsión. Entre los fallecidos había un italiano, un canadiense, un estadounidense y dos mexicanos originarios del oriental Estado de Veracruz.

La balacera ocurrida en la Fiscalía general generó caos ante la desinformación oficial. Al tiroteo en la zona norte, se sumó el reporte de disparos en el centro comercial Las Américas, uno de los puntos más transitados por los turistas. "Nos pidieron activar el protocolo de seguridad y nos resguardamos junto con los clientes en la bodega", cuenta una trabajadora de una tienda departamental ubicada en la plaza. "Sí se escucharon balazos y luego se oyeron las sirenas de las ambulancias y la policía, nos pidieron que no saliéramos", agrega otra de las trabajadoras del centro comercial ubicado en el centro de Cancún. En la plaza Las Palmas los clientes que se encontraban realizando compras fueron evacuados. Los empleados del Palacio Municipal de Cancún también fueron desalojadas ante la amenaza de un ataque a balazos. En la zona hotelera también se alertó de disparos. Según medios locales, durante varios minutos se impidió el acceso ante los rumores de que un grupo de hombres armados se encontraba en esa zona y era perseguido por la policía.

En redes sociales usuarios que transitaban cerca de la Fiscalía alertaron sobre el ataque. En uno de los vídeos difundidos se observa a las personas que se tiran al suelo en una estación de gasolina ubicada a unos metros de la corporación estatal. Las calles aledañas a las instalaciones policiales permanecen cerradas y el tráfico vehicular ha sido desviado por vías alternas. En diversos puntos de la avenida Kukulcan, donde está la zona hotelera, se montaron retenes policiales. También se han resguardado las entradas y salidas del destino turístico.

Pese a los reportes que circulaban en los medios locales y a través de las redes sociales, las autoridades estatales no emitieron oportunamente una versión oficial de lo sucedido. El alcalde de Cancún, Remberto Estrada, sólo condenó el ataque a la Fiscalía a través de un escueto mensaje en su cuenta de Twitter. "Hemos aplicado estrictos protocolos para controlar la situación y detener a los responsables", escribió. Casi seis horas después del primer hecho, el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín, apareció en su cuenta de Facebook para condenar la difusión de "rumores que solo escandalizan" y para informar que el Gobierno federal enviará apoyo policial a la entidad. "El Estado está bajo control y orden, los cancunenses y nuestros habitantes pueden hacer su vida normal", manifestó. Además las autoridades estatales han activado el código rojo.

En Playa del Carmen, ubicado a 70 kilómetros de Cancún y uno de los principales atractivos de la Riviera Maya, aparecieron dos narcomantas la mañana de este martes. En el mensaje el grupo criminal Los Zetas presuntamente se atribuye el ataque en el Blue Parrot y amenaza a sus rivales del cártel del Golfo. Tras el tiroteo en el centro nocturno, se incrementó la presencia policial en la zona de bares del importante balneario.

Cancún y Playa del Carmen son los destinos turísticos más importantes de México y los más visitados por los extranjeros. A diferencia de Acapulco, otro famoso destino internacional que ahora se encuentra azotado por la violencia, el caribe mexicano se había mantenido hasta cierto punto alejado de los hechos delictivos. Ahora, tras los tiroteos suscitados, los comerciantes temen que los incidentes violentos puedan afectar la imagen del lugar.

Más información