Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los mexicanos suspenden a la policía

Según una encuesta de la Cámara de Diputados, dos tercios de los ciudadanos creen que el crimen organizado controla a los cuerpos de seguridad

Comerciantes demandan la salida de policías por actos de corrupción en la capital.
Comerciantes demandan la salida de policías por actos de corrupción en la capital. CUARTOSCURO

Una mayoría de mexicanos considera que el crimen organizado controla a las corporaciones policiales del país. Según una encuesta realizada por el centro de estudios de la Cámara de Diputados, el 27.7% de los ciudadanos consultados cree que las policías están “muy controladas”. Otro 38% piensa que están “algo” controladas. Más de la mitad de los entrevistados considera que el principal problema de los cuerpos de seguridad es la corrupción.

Las conclusiones del estudio de la Cámara no hacen sino confirmar lo evidente: los mexicanos asumen la corrupción como una práctica propia del servicio público. En mayo pasado, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, Inegi, publicaba los resultados de la tercera encuesta nacional de Calidad e Impacto Gubernamental. Según el instituto, nueve de cada diez mexicanos considera que la corrupción es una práctica frecuente. De acuerdo a sus resultados, la policía era la institución que merecía la peor opinión de los ciudadanos, ya que el 89.9% de los entrevistados pensaba que la corrupción es frecuente o muy frecuente.

En la encuesta del Inegi, la corrupción era la segunda gran preocupación en México. La primera, la violencia y la inseguridad. Para atajar ambos problemas, México enfrenta al reto de implementar la ley general del Sistema Nacional Anticorrupción, aprobada en el Senado hace unos meses. El país elegirá este año un fiscal anticorrupción y un consejo que coordinará esta nueva institución con dependencias ya existentes, como la Auditoria Superior de la Federación, la Secretaría de la Función Público o el Instituto Nacional de Transparencia y Acceso a la Información.

En México, 2016 ha sido un año convulso por la cantidad de escándalos de corrupción denunciados en los medios por periodistas y organizaciones de la sociedad civil. Tres gobernadores del PRI, el partido que gobierna el país, han sido acusados de corrupción. Uno de ellos, Javier Duarte, que gobernó Veracruz hasta hace unos meses, está huido después de desfalcar supuestamente una enorme cantidad de dinero a las arcas del estado. Situaciones parecidas han ocurrido en los estados de Quintana Roo y Chihuahua.

La encuesta de la Cámara de Diputados recoge también que un tercio de la población ve con buenos ojos que el Ejército se encargue de tareas que corresponden a la policía. Las Fuerzas Armadas siguen siendo las instituciones más valoradas por los ciudadanos. Precisamente, la presencia de los militares en las calles ha sido objeto de debate en México las semanas previas a las vacaciones de navidad. Las declaraciones del secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, sobre el desgaste de la tropa tras una década fungiendo como policía, en el marco de la guerra contra el narcotráfico no han dejado indiferente a nadie. Cienfuegos quiere un marco jurídico para que los suyos continúen en labores policiales. La Cámara de Diputados discutirá el asunto a partir de febrero.

Más información