El triunfo de Trump deja en México más preguntas que certezas

Cuauhtémoc Cárdenas, Kate del Castillo, Juan Pardinas y Javier Sicilia opinan sobre la inesperada victoria del republicano

El encuentro de Peña Nieto con Trump, en agosto pasado.
El encuentro de Peña Nieto con Trump, en agosto pasado.YURI CORTEZ (AFP)

Lo que comenzó siendo improbable se convirtió en realidad. Donald Trump es el próximo presidente de Estados Unidos. México, un país que comparte más de 3.000 kilómetros de frontera común, intenta rescatar algo de optimismo en la oscuridad que han dejado las elecciones. “No va a ser bueno para México porque es muy hostil hacia los mexicanos de ambos lados de la frontera”, asegura Cuauhtémoc Cárdenas, el tres veces candidato presidencial. El patriarca de la izquierda mexicana y fundador del PRD cree que la capacidad de acción del magnate republicano quedará limitada una vez que llegue a la Casa Blanca. “La realidad impone y lo pondrá en su lugar”, dice.

La noche electoral ha dejado en México más dudas que certezas. “El triunfo afectará”, afirma Juan Pardinas, presidente del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), un think tank de políticas públicas. “La relación bilateral es demasiado fuerte como para que se pueda descarrilar”, asegura. El presidente de este centro de estudios cree que el comercio diario entre ambos países, que ronda entre los 1.400 y 1.600 millones de dólares diarios, es una buena señal de la robustez que existe entre los países. “Estados Unidos es una democracia con contrapesos que puede contener el daño que puede hacer este señor”. En el aire queda la duda de lo que el presidente Trump puede hacer al Tratado de Libre Comercio de América del Norte, un acuerdo comercial firmado por México, Estados Unidos y Canadá que el republicano prometió una y otra vez revisar de llegar a la Casa Blanca el 20 de enero.

Pardinas cree que las relaciones entre México y Estados Unidos se han descuidado mucho los últimos años. Recuerda que en 2015 pasaron cuatro meses sin que los mexicanos tuvieran embajador en Washington. “Habrá que repensar la relación y la diplomacia”, asegura. Aunque un triunfo de Clinton hubiera ayudado más a este trance, ahora los mexicanos se ven obligados a redefinir las relaciones con los estadounidenses. Pardinas cree que en este proceso de acercamiento de las sociedades deben intervenir no solo los diplomáticos sino también los empresarios, cocineros, cineastas y deportistas.

El triunfo republicano también impacta a los mexicanos con doble nacionalidad. La actriz Kate del Castillo votó por primera como ciudadana estadounidense. “Me llena de vergüenza como americana el tenerlo como opción para representarme como presidente. Me parece desastroso”, asegura la protagonista de La reina del sur. Desde Texas, uno de los Estados donde arrasó el republicano, Del Castillo afirma que Trump abre paso a la misoginia. “Es un paso gigante atrás en la Historia”, señala.

La actriz que facilitó el encuentro de Sean Penn con Joaquín El Chapo Guzmán cree que Estados Unidos dejó escapar una oportunidad para hacer historia. “Una mujer presidenta por primera vez en el país más poderoso del mundo hablaba enormemente del avance de la humanidad”, afirmó a EL PAÍS.

Javier Sicilia ve con amargura los años que vienen. “No importa quien haya ganado, el destino del mundo es el de la deshumanización y la destrucción”, asegura. El activista mexicano que encabezó un movimiento ciudadano para alzar la voz por las víctimas de la violencia de la guerra contra el narco, entre las que se encontraba su hijo, asegura que muy poco distingue a las políticas de republicanos y demócratas. “Hasta el hombre fino y cortés que es Obama ha seguido sin despenalizar la droga y proporcionando armas a este país”, defiende. Los años venideros de Trump, vistos desde México, se perciben oscuros.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard

Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS