Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Javier Duarte deja un agujero de 837 millones de dólares en Veracruz

El Congreso local aprueba la cuenta pública de 2015 que calcula el presunto daño patrimonial

El Palacio de Gobierno de Veracruz, tomado por alcaldes.
El Palacio de Gobierno de Veracruz, tomado por alcaldes. EFE

México ya puede hacerse una idea clara de la catástrofe financiera que Javier Duarte ha dejado en Veracruz. El Congreso local aprobó la noche del lunes la cuenta pública de la entidad para el año 2015. Una mayoría de diputados avaló el informe elaborado por el Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS), que determinó un presunto daño patrimonial que asciende a los 16.000 millones de pesos (837 millones de dólares).

Las irregularidades en la comprobación de gastos fueron encontradas en cinco secretarías, 15 organismos públicos descentralizados y seis fideicomisos. ORFIS también encontró inconsistencias en 41 de las 212 alcaldías que tiene el Estado.

La Secretaría de Desarrollo Social, una de las que más observaciones recibió por parte de los auditores, tiene irregularidades por 431 millones de pesos (22 millones de dólares). Le sigue Desarrollo Agropecuario con 286 millones (14 millones de dólares), Infraestructura y Obra Pública con 12 millones (623.000 dólares) y Educación con 7 millones (363.000 pesos). En quinto lugar se encontraría Finanzas y Planeación con algo más de un millón de pesos (50.000 dólares). En total, estas cinco secretarías acumulan un supuesto daño patrimonial por 739 millones de pesos, algo más de 38 millones de dólares.

Ricardo García, el contralor estatal informó este martes al equipo de Miguel Ángel Yunes, el gobernador del PAN-PRD que tomará las riendas de la entidad el próximo 1 de diciembre, que tiene preparado ocho denuncias penales contra exfuncionarios de la Administración de Javier Duarte. "Las habremos de presentar hoy o mañana a la Fiscalía General", dijo a la prensa García.

ORFIS también detectó que la coordinación de Comunicación Social de Javier Duarte, que se encuentra prófugo desde el pasado 20 de octubre, tiene gastos por comprobar que suman 1.994 millones de pesos (103 millones de dólares). El gobernador de Veracruz es buscado por las autoridades por los delitos de delincuencia organizada y el uso de dinero de procedencia ilícita.

“Se acreditan diversas violaciones sistemáticas a planes, programas y presupuestos”, señala el dictamen aprobado por 47 diputados y que solo recibió dos votos en contra y una abstención.

El informe del auditor hace observaciones administrativas y recomendaciones en una primera instancia. Ahora que el Congreso local ha aprobado la cuenta pública de 2015 se abre una nueva etapa. En esta segunda fase ORFIS abre un nuevo proceso de fiscalización en la que puede emitir sanciones e indemnizaciones a funcionarios y organismos que hayan incurrido en un presunto daño patrimonial. “Se citará a los responsables con la finalidad de que llevan a cabo las aclaraciones necesarias”, ha dicho Lorenzo Portilla, el auditor general del Estado.

El dictamen votado en el Congreso local se suma a una apremiante situación política en Veracruz. Desde el viernes pasado, medio centenar de alcaldes de oposición mantiene tomado el Palacio de Gobierno para exigir el pago de al menos 3.000 millones de pesos (159 millones de dólares) que les debe la Administración estatal. Flavino Ríos, el gobernador interno, ha dicho que su Gobierno no tiene dinero suficiente para cubrir las deudas.

A la caza del exgobernador

La Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía) informó este martes que varias autoridades acudieron a un rancho en Villa Flores, Chiapas para buscar a Duarte. Alejandro Solalinde, el sacerdote y activista, había dicho en las redes sociales que sabía donde se escondía el exgobernador. "¿Quieren saber dónde está Javier Duarte? Aquí las coordenadas”, tuiteó el religioso junto a la geolocalización del supuesto paradero del prófugo político más buscado de México.

Elementos de la Policía Federal y Ministerial acudieron la madrugada a la propiedad. Según un comunicado de la Fiscalía se realizó una búsqueda “minuciosa” para ejercer la orden de aprehensión que se giró en contra de Duarte el pasado 19 de octubre. Las autoridades no encontraron indicios de que el exgobernador haya estado escondido allí. "La PGR y la Policía Federal continuarán realizando las acciones necesarias para ubicar y aprehender" a Duarte, aseguró el texto. "Es una información que me dieron a mí", confirmó Solalinde a la agencia EFE. El dato lo recibió de una persona que había acudido a él a solicitarle protección de sus derechos humanos.

Javier Duarte fue expulsado la semana pasada del Partido Revolucionario Institucional (PRI). El polémico mandatario había pedido licencia de su cargo, que finalizaba el próximo 30 de noviembre, el pasado 12 de octubre. En una entrevista televisiva había dicho que dejaba el cargo para hacer frente a las acusaciones de corrupción. Su paradero se desconoce desde el día después que la Fiscalía General dio a conocer que había girado dos órdenes de aprehensión en su contra.