Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

México inaugura su sistema de justicia penal acusatorio

El presidente Enrique Peña declaró el inicio en todo el país del nuevo esquema, al que llamó "la transformación jurídica más trascendente de los últimos 100 años"

El presidente mexicano Enrique Peña, miembros de su gabinete y gobernadores estatales en la inauguración del nuevo sistema penal.
El presidente mexicano Enrique Peña, miembros de su gabinete y gobernadores estatales en la inauguración del nuevo sistema penal. Notimex

El 18 de junio de 2008, México aprobó una reforma penal que buscaba transformar estructuralmente la forma de impartir justicia en el país. Cuestionada en algunos puntos y aplaudida en otros, la reforma estableció un plazo de ocho años para que los Gobiernos y congresos realizaran todos los cambios necesarios para adecuarse a este nuevo esquema. El plazo termina este sábado, por lo que el presidente Enrique Peña dio por concluida oficialmente la etapa de un siglo del sistema inquisitivo, dando paso al nuevo sistema penal acusatorio.

"Los mexicanos podemos y debemos sentirnos orgullosos por haber hecho realidad la transformación jurídica más trascendente de los últimos 100 años", sentenció el mandatario mexicano durante el acto simbólico en el que declaró formalmente iniciada la etapa de "consolidación" de ese sistema, que inició operaciones de manera gradual y a partir de este sábado debe operar en todo el país.

El llamado Nuevo Sistema de Justicia Penal tiene como objetivo hacer juicios más transparentes, sencillos y menos costosos, además de respetar derechos humanos que en el viejo sistema inquisitivo quedaban rebasados, como la presunción de inocencia. Entre las novedades del esquema acusatorio están los juicios orales en audiencias públicas, la reparación de daños antes de una sentencia y la posibilidad de purgar penas sin ir a prisión.

"Con el paso del tiempo, el (anterior) sistema de justicia penal mostró claros signos de agotamiento, de manera marcada, ante un aumento de la violencia e inseguridad que se registró en el país durante la primera década de este siglo", afirmó Peña Nieto en el evento de inauguración, y subrayó que este es un momento histórico para el país.

Señaló que, desde que comenzó la transición progresiva hacia la nueva normativa, las procuradurías y fiscalías han emprendido un "ambicioso proceso de modernización y reestructuración interno para estar a la altura de esta transformación", que ha implicado la creación y reforma de 21 leyes federales y la modificación de 350 normas locales, según el presidente.

El Poder Legislativo trabajó hasta casi el último momento para aprobar algunas de estas leyes: la de justicia penal para adolescentes, de ejecución penal y las reformas a la ley contra la delincuencia organizada, que fueron publicadas la tarde del jueves en el Diario Oficial de la Federación.

Por su parte, los Estados también trabajaron a marchas forzadas los últimos meses para cumplir con el plazo establecido, aún cuando los expertos en derecho penal mostraron su preocupación por las todavía graves carencias que tienen los sistemas de justicia locales, que podrían esforzarse por llegar a la meta y luego olvidarla después del 18 de junio, han advertido los analistas del Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC).

El presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Luis María Aguilar, aseguró que el nuevo sistema pondrá al día a la nación en asuntos pendientes como "la justicia pronta, el rol de las víctimas en el proceso, la aplicación del principio de inocencia o la transparencia".

En el evento se suscribió además un acuerdo nacional entre los poderes ejecutivo, legislativo y judicial para dar seguimiento al sistema acusatorio.

Mauricio 'N': de la prisión a la sala de juicios orales

El rasgo distintivo del sistema penal acusatorio son los juicios orales en audiencia pública, que se llevan a cabo en algunos Estados del país desde hace cerca de dos años. Pero Mauricio 'N' es el primer indiciado en transitar del sistema inquisitivo al acusatorio desde la instauración oficial del nuevo esquema, ocurrida este sábado 18 de junio.

Mauricio tiene 40 años, fue acusado de robo agravado y reincidente y mientras le dictaban sentencia, permanecía dentro del reclusorio Oriente de la Ciudad de México. A partir de hoy, su caso será tratado en un juicio oral, en el que ya no estará tras una reja sino sentado junto a su defensa, podrá tener acceso a un asesor jurídico y podrá conocer al juez que lleva su caso.

El hombre quedó sujeto a investigación y fue ingresado a la Unidad de Medidas Cautelares, donde se mantendrá mientras se desarrolla su proceso por 30 días.

Más información