Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los peores huracanes

De Camille a Katrina: un listado de los mayores ciclones que han afectado a las costas americanas en los últimos 45 años

Huracán Patricia
El huracán Patricia, visto desde el espacio. REUTERS

Camille (1969). Se desarrolló en las costas de EE UU en agosto. Sus vientos más rápidos alcanzaron los 280 kilómetros por hora y su avance llegó hasta Mississipi. Camille causó daños por 1.000 millones de dólares y dejó 259 víctimas.

Gilberto (1988). Los vientos de este ciclón alcanzaron los 295 kilómetros por hora y tuvo en vilo a los países del Caribe durante dos semanas. El huracán cubría un área de 1.250 kilómetros cuadrados y tocó tierra dos veces: en Yucatán y en el sur del Estado de Texas (EE UU). Dejó 318 víctimas y daños estimados en 5.000 millones de dólares.

Mitch (1998). Uno de los huracanes más potentes del Atlántico con 290 kilómetros por hora que se formó en el Mar Caribe y tocó tierra en Honduras. Afectó también a Guatemala y Nicaragua. La región, una de las más pobres del mundo, sufrió importantes daños y cerca de dos millones de personas resultaron afectadas en toda la zona.

Wilma (2005). En octubre, este meteoro se convirtió en uno de los más peligrosos en dos días. El huracán alcanzó 295 kilómetros por hora, atravesó la península de Yucatán, y después llegó hasta Florida. Los daños se estimaron en 29.000 millones de dólares y el fenómeno dejó al menos 62 muertos. Las medidas de precaución impulsadas por los Gobierno de EE UU y México contribuyeron a aminorar su impacto en los centros urbanos.

Katrina (2005). Ha sido uno de los peores desastres de Estados Unidos. El huracán impactó directamente en Nueva Orleans cuando avanzaba a 280 kilómetros por hora. En las horas siguientes la ciudad sufrió severas inundaciones y los ciudadanos quedaron atrapados en la ciudad. Los daños se estimaron en 208.000 millones de dólares.