Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caracas amplía el control sobre el precio de los productos

El presidente Maduro ha decidido reformar la Ley de Precios Justos que establece un margen máximo de ganancia del 30%

Una niña mira mientras sus madre cuenta bolívares.
Una niña mira mientras sus madre cuenta bolívares. REUTERS

Las medidas económicas anunciadas por el régimen de Nicolás Maduro persisten en la idea de que es posible sustituir el intercambio libre de bienes y servicios determinados por la oferta y la demanda mediante el control del Estado y medidas punitivas. El presidente ha decidido reformar la Ley de Precios Justos, que establece un margen máximo de ganancia del 30%, y ampliar el control a todos los bienes y servicios que se ofrecen en el país mediante la creación del Precio Máximo de Venta al Público.

En su programa de televisión, en el que también se anunció un incremento del 30% de los sueldos en la administración pública y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, Maduro explicó que también serán sancionados todos aquellos comerciantes que fijen precios de venta de acuerdo con el marcador del dólar en el mercado negro. En la mañana de ayer, la moneda estadounidense se conseguía a 788 bolívares por dólar, más del doble de la cotización oficial más cara (la del Sistema Marginal de Divisas, en torno a los 199 bolívares), y mucho más elevada que el precio con el cual el Estado y los particulares importan insumos para alimentos y medicinas en el exterior (6,3 por dólar).

Inflación del 85%

Para poder cumplir con esa orden, el régimen ha ordenado un operativo, encabezado por el vicepresidente Jorge Arreaza, que comenzará este jueves en todo el país para verificar los nuevos precios. “Tienen 30 días para peinar toda la economía y establecer nuevos mecanismos de protección junto al pueblo”, explicó el jefe del Estado. “No descansaremos hasta ganar esta guerra”, agregó entre los aplausos de sus seguidores.

La empresa privada teme que se reedite el Dakazo, la confiscación y remate de electrodomésticos iniciada hace dos años en vísperas de las elecciones municipales ganadas finalmente por el chavismo. Los analistas sostienen que son medidas dirigidas a reconquistar a los chavistas e independientes golpeados por meses de una elevada inflación. Aunque no se conocen las cifras oficiales, Maduro reconoció el martes que la inflación de 2015 debe estar “por el orden de 85%”.

El Gobierno parece decidido a reducir la brecha de entre 20 y 30 puntos que las encuestadoras más reputadas de Venezuela otorgan a la oposición en la intención de voto para las elecciones parlamentarias del próximo 6 de diciembre. Tiene poco más de un mes por delante para su objetivo.