COMPARATIVAS

Los mejores cepillos de limpieza facial de silicona

Analizamos cuatro modelos que ayudan a que la piel tenga menos impurezas y luzca más suave

¿Qué tipo de productos utilizas para limpiar tu rostro? Estos cepillos de silicona son cómodos y eficientes.
¿Qué tipo de productos utilizas para limpiar tu rostro? Estos cepillos de silicona son cómodos y eficientes.

Cada vez nos cuidamos más, no solo por una cuestión de estética sino también de salud. Así, el cuidado del rostro es muy importante si tenemos en cuenta que estamos sobreexpuestos a los efectos de la contaminación medioambiental y el irremediable paso del tiempo, lo que conlleva, por ejemplo, que aparezcan células muertas y la piel no luzca tan luminosa.

Por suerte, los dispositivos de limpieza facial se convierten en un importante aliado a la hora de cuidar y mimar la piel que cubre nuestra cara. Los elegidos para esta comparativa tienen en común que están fabricados con silicona y no con cerdas de nylon, siendo aptos para todo tipo de pieles.

¿Cómo utilizar un cepillo de limpieza facial de silicona?

Su uso es muy sencillo y, además, no es necesario invertir mucho tiempo en esta rutina. Con la cara lavada, se aplica en el rostro (o en el propio cepillo según prefiramos) nuestro limpiador facial habitual para, a continuación, proceder a la limpieza del mismo. En este caso, los cepillos de silicona incorporan en la cara frontal un diseño donde se distinguen dos tipos de filamento: los situados en la parte superior se aconsejan para ‘llegar’ a las zonas más complicadas como la nariz. Suele ser habitual, asimismo, que algunos modelos incorporen en la zona trasera otro conjunto de filamentos o en su defecto una superficie ondulada para aplicar un masaje tras completar esta limpieza.

¿Cuántas veces se usa el cepillo de la cara?

Lo fundamental es establecer una rutina y ser constantes en su utilización, siempre atendiendo a las necesidades de la piel para que los resultados se hagan visibles en el tiempo.

¿Cómo quitar todas las impurezas de la cara?

Además de utilizarse para eliminar las impurezas del rostro, los cepillos de silicona sirven para deshacerse de restos de maquillaje, minimizar la aparición de puntos negros, favorecer la circulación sanguínea… Estos son los modelos seleccionados: Beurer FC49 (9), Foreo LUNA fofo (9,25), ShookOne SK-FB-001N (7,5) y Sunmay SXN-XLS (8,75)

Los criterios valorados en sus análisis han sido los siguientes:

- Diseño: enfocado a la ergonomía y comodidad de uso al utilizarlos por todo el rostro.

- Filamentos: cómo es su calidad.

- Cuidado de la piel: ¿qué resultados ofrece el cepillo?, ¿realiza una limpieza del rostro profunda? ¿qué efectos produce el masaje que aplica?

- Programas: lo habitual es que incorporen programas o niveles de intensidad para adaptarse a las necesidades y tipo de piel de cada usuario. Este criterio se ha complementado con la experiencia de uso de cada uno de ellos.

¿Cuál es el mejor cepillo de silicona para lavar la cara? Así los hemos probado

Acostumbrada a una determinada rutina de limpieza en el rostro antes de irme a la cama, en los dos últimos meses he introducido estos cuatro modelos (cada uno durante varias semanas) para comprobar cómo es la experiencia de uso y qué resultados ofrecen. Mi piel es mixta. Para la limpieza del rostro he utilizado un gel limpiador de Avene que llevo tiempo utilizando y para el masaje he aplicado mi crema hidratante de noche habitual.

Foreo LUNA fofo ha obtenido la valoración más alta. La calidad de sus filamentos es la mejor y el análisis que realiza su aplicación acerca del rostro garantiza una limpieza profunda para una piel más luminosa y firme.

Cepillo de limpieza facial Foreo LUNA fofo: nuestra elección

No es un cepillo facial eléctrico al uso. Es ‘inteligente’ porque se conecta a través de Bluetooth a una aplicación que te instalas en el teléfono móvil: esta app se llama Foreo, es gratuita y compatible con las plataformas Android e iOS. Aunque tuvimos algunas dificultades al emparejar el cepillo con la aplicación, hay que destacar la utilidad y la información que nos aporta acerca de la piel del rostro (previamente hay que darse de alta y configurar un perfil).

LUNA fofo posee en la parte trasera dos sensores, revestidos en oro de 24 quilates, que tienes que ir colocando en diferentes partes del rostro según te indique la aplicación durante varios segundos: en concreto en la nariz, frente, mejilla izquierda y derecha. A partir de aquí, la app recopila una serie de datos que le ayudan a determinar el nivel de hidratación del rostro y qué rutina es mejor para cada una de estas zonas tanto en duración como en intensidad a través de pulsaciones de alta frecuencia. El siguiente paso es encender el cepillo facial (el botón de encendido se encuentra en la parte trasera) para iniciar la rutina de limpieza y masaje. Como hemos comentado antes, al tratarse de un modelo inteligente es capaz de ajustar por sí solo la intensidad (pulsaciones emitidas) que aplican sus filamentos. Asimismo, nos avisa que cambiemos de una zona a otra del rostro. Lo hace deteniéndose unos instantes.

Ha realizado la limpieza más profunda de todas y donde mejores resultados hemos percibido. Aunque funciona con pilas, es el único que no incorpora una batería, no creemos que este punto sea un aspecto negativo en sí. El fabricante indica hasta 400 usos antes de volverlas a cambiar. La limpieza del cepillo, como sucede con el resto, es muy sencilla.

Compra por 57,89€ en Amazon


Cepillo de limpieza facial Beurer FC49: la alternativa

Con un peso de 65 gramos y un tamaño de 82 x 77 x 31 milímetros, este cepillo limpiador facial resistente al agua posee un diseño curvilíneo que se adapta bastante bien al rostro cuando lo usas. La primera toma de contacto es buena y cuando lo examinas aprecias tres tipos de filamento de distinto grosor: uno de grano fino, otro de grano grueso para el masaje y un tercero (el fabricante se refiere a este último como zona de limpieza de precisión) probado en la barbilla y zona de la nariz con buenos resultados.

Funciona con una batería que promete hasta cuatro horas de uso (se carga en unas dos horas aproximadamente) y para cargarla utilizamos el cable de carga USB y el adaptador de red incluidos en la caja. Si la toma de carga se sitúa en la parte trasera, en la delantera se encuentra el botón de encendido/apagado y los controles que regulan sus 15 niveles de intensidad o vibración: esto permite elegir cómodamente en función de las características y necesidades de nuestro rostro qué velocidad o potencia es más adecuada para su limpieza. También para el masaje que ejerce. Durante el tiempo que lo hemos usado, la experiencia ha sido positiva y a medida que pasaban los días notabas que la piel lucía mejor. Debajo del cepillo (por cierto, como su diseño es resistente al agua se puede utilizar en la ducha o bañera) hay una pequeña base que en su interior tiene una luz blanca LED que se activa cada vez que se regula el nivel de intensidad. Dispone, por otro lado, de una función de apagado automático pasados 15 minutos.

Compra por 39,95€ en Amazon


Cepillo de limpieza facial Sunmay SXN-XLS: mejor relación calidad-precio

Disponible en varios colores, impermeable y con función de memoria que guarda la última configuración con la que se utilizó (incorpora 15 niveles de intensidad como el Beurer FC49). Esta es la carta de presentación de la propuesta de Sunmay que promete un rendimiento mejor del esperado: no produce irritaciones en la piel, el rostro luce un poco más luminoso, sientes que realiza una buena limpieza… Durante las primeras sesiones, eso sí, aparecieron unos pequeños granitos que luego desaparecieron.

Al tacto, la impresión de sus filamentos es correcta y el diseño en forma de hoja de la parte superior nos parece de los mejores ya que así llegas mucho mejor a las zonas de difícil acceso. Mientras que la función de la parte delantera es limpiar (aplicamos movimientos uniformes y circulares) la trasera proporciona pequeños masajes que activan la circulación produciendo una sensación placentera. El modelo, que logra una velocidad de 7.000 vibraciones por minuto, está provisto de un temporizador de dos minutos. En el transcurso de ese tiempo, cada 20 segundos nos avisa para cambiar de zona y así completar la rutina dentro de ese plazo.

La batería se recarga a través de USB (el cable viene incluido en la caja junto a una bolsa para guardar el cepillo facial) y el puerto se encuentra en la base. Cuando carga, la base parpadea y emite una luz LED azul intermitente.

Compra por 29,99€ en Amazon


Cepillo de limpieza facial ShookOne SK-FB-001N

Con respecto a sus adversarios, incluye una base ovalada donde hay que depositar el cepillo facial eléctrico para cargar su batería ya que esta base se conecta a la corriente eléctrica a través del cable incluido. Mientras, su diseño es similar a otros productos de limpieza y masaje de su categoría aunque con una leve diferencia: mantiene los filamentos de silicona de la parte delantera (combina dos grosores) pero la trasera incorpora una superficie cuyas líneas (recuerdan a una onda) aplican el masaje.

Aunque se trata de la opción más económica, esto no le impide ofrecer una experiencia de uso bastante interesante, sobre todo si es la primera vez que se adquiere un producto de este tipo. En cuanto a los niveles que proporciona, es posible elegir entre cinco opciones en función de la mayor o menor sensibilidad del rostro. En nuestras pruebas empezamos por el nivel más bajo y fuimos aumentando la intensidad para comparar resultados. Por último, señalar que su certificación IPX7 le hace resistentes al agua y que como sucede con el cepillo de limpieza facial de Sunmay incorpora función de memoria, es decir, que guarda el último nivel de intensidad con el que se utilizó.

Compra por 24,60€ en eBay

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 29 de abril de 2021.

Puedes seguir a EL PAÍS ESCAPARATE en Facebook e Instagram y suscribirte aquí a nuestra Newsletter.

Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50