Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un torre entre viñedos

  • Una espigada torre de 23 metros de altura conforma el símbolo de identidad de la nueva sede del Consejo Regulador de la D.O. Ribera del Duero, proyectada por el estudio de arquitectura Barozzi Veiga en Roa (Burgos) e inaugurada el pasado 23 de marzo por el rey Juan Carlos. A 24 kilómetros de Peñafiel, punto clave en esta ruta del vino, se alza esta torre "un elemento arquitectónico esencial en la historia de Castilla", según apunta el arquitecto gallego Alberto Veiga.
    1Una espigada torre de 23 metros de altura conforma el símbolo de identidad de la nueva sede del Consejo Regulador de la D.O. Ribera del Duero, proyectada por el estudio de arquitectura Barozzi Veiga en Roa (Burgos) e inaugurada el pasado 23 de marzo por el rey Juan Carlos. A 24 kilómetros de Peñafiel, punto clave en esta ruta del vino, se alza esta torre "un elemento arquitectónico esencial en la historia de Castilla", según apunta el arquitecto gallego Alberto Veiga. MARIELLA APOLLONIO
  • La nueva sede del Consejo Regulador se ubica en el mismo emplazamiento que la antigua, pero tanto el antiguo edificio como el resto de elementos que ocupaban el solar -una vieja medianera y parte del pórtico de una iglesia del siglo XI-, han experimentado una necesaria remodelación para su inclusión en el conjunto arquitectónico.  La composición resultante cumple así un primer propósito del proyecto: la integración entre las piezas heredadas y las de nueva construcción.
    2La nueva sede del Consejo Regulador se ubica en el mismo emplazamiento que la antigua, pero tanto el antiguo edificio como el resto de elementos que ocupaban el solar -una vieja medianera y parte del pórtico de una iglesia del siglo XI-, han experimentado una necesaria remodelación para su inclusión en el conjunto arquitectónico. La composición resultante cumple así un primer propósito del proyecto: la integración entre las piezas heredadas y las de nueva construcción. MARIELLA APOLLONIO
  • Otro propósito esencial: dotar de un nuevo espacio urbano a Roa, en forma de plaza elevada sobre la llanura castellana, que conecta los edificios antiguos y nuevos del renovado Consejo Regulador de la Ribera del Duero. Bajo la plaza, se distribuyen en tres plantas las diferentes dependencias, como un auditorio, almacenes y bodegas, oficinas y la esencial sala de catas.
    3Otro propósito esencial: dotar de un nuevo espacio urbano a Roa, en forma de plaza elevada sobre la llanura castellana, que conecta los edificios antiguos y nuevos del renovado Consejo Regulador de la Ribera del Duero. Bajo la plaza, se distribuyen en tres plantas las diferentes dependencias, como un auditorio, almacenes y bodegas, oficinas y la esencial sala de catas. MARIELLA APOLLONIO
  • Los nuevos edificios permiten completar este zócalo elevado, ubicado literalmente sobre una colina. Líneas trapezoidales, ventanales circulares que restan sobriedad a los muros y espacios entre ellos para no cerrarlo al paisaje de viñedos circundante.
    4Los nuevos edificios permiten completar este zócalo elevado, ubicado literalmente sobre una colina. Líneas trapezoidales, ventanales circulares que restan sobriedad a los muros y espacios entre ellos para no cerrarlo al paisaje de viñedos circundante. MARIELLA APOLLONIO
  • La nueva sede del Consejo Regulador de la Ribera del Duero cuenta con 3.012 metros cuadrados útiles y una integración tanto en el paisaje circundante como en el entorno urbano de Roa, otro de los propósitos iniciales del proyecto de los arquitectos Fabrizio Barozzi y Alberto Veiga.
    5La nueva sede del Consejo Regulador de la Ribera del Duero cuenta con 3.012 metros cuadrados útiles y una integración tanto en el paisaje circundante como en el entorno urbano de Roa, otro de los propósitos iniciales del proyecto de los arquitectos Fabrizio Barozzi y Alberto Veiga. MARIELLA APOLLONIO
  • La entrada al nuevo edificio se realiza por la torre, que en su parte superior abre ventanales circulares. Además de descargar el peso visual del edificio, suponen "una manera de variar la luz en el interior" explica Barozzi. Una sutil demostración, además, de la contemporaneidad del nuevo edificio, que acoge las oficinas del consejo.
    6La entrada al nuevo edificio se realiza por la torre, que en su parte superior abre ventanales circulares. Además de descargar el peso visual del edificio, suponen "una manera de variar la luz en el interior" explica Barozzi. Una sutil demostración, además, de la contemporaneidad del nuevo edificio, que acoge las oficinas del consejo. MARIELLA APOLLONIO
  • Los viejos elementos arquitectónicos, como la medianera y los restos de la antigua iglesia, se han reconvertido en lucernarios para dotar de iluminación natural a las dependencias ubicadas justo bajo el piso de la plaza; entre ellas, la esencial sala de catas, "el corazón del edificio" en palabras de Fabrizio Barozzi.
    7Los viejos elementos arquitectónicos, como la medianera y los restos de la antigua iglesia, se han reconvertido en lucernarios para dotar de iluminación natural a las dependencias ubicadas justo bajo el piso de la plaza; entre ellas, la esencial sala de catas, "el corazón del edificio" en palabras de Fabrizio Barozzi. MARIELLA APOLLONIO
  • Panorámica de la actual sede del Consejo Regulador de la denominación de origen Ribera del Duero (calle Hospital 6, Roa, Burgos. 947 54 12 21 - www.riberadelduero.es ), que permite contemplar la excelente transición entre el antiguo edificio y la nueva torre que la acoge. Está previsto que en un futuro se encuentre abierto al público y se puedan realizar visitas enoturísticas.
    8Panorámica de la actual sede del Consejo Regulador de la denominación de origen Ribera del Duero (calle Hospital 6, Roa, Burgos. 947 54 12 21 -www.riberadelduero.es), que permite contemplar la excelente transición entre el antiguo edificio y la nueva torre que la acoge. Está previsto que en un futuro se encuentre abierto al público y se puedan realizar visitas enoturísticas. MARIELLA APOLLONIO