Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La costa preferida de los surfistas

El País Vasco Francés se ha convertido en una parada obligatoria para los locos por el surf. Todos buscan refugio en las olas de San Juan de Luz y Hendaya

  • Si en 'Point Break', Bodhi estaba obsesionado con coger la gran ola, el País Vasco Francés se ha convertido en el destino preferido de los locos por el surf. Hendaya (en la imagen) y San Juan de Luz son los enclaves elegidos para despertar instintos olvidados entre rutinas y deberes. Una parada obligatoria para aquellos que buscan la ola perfecta.
    1Si en 'Point Break', Bodhi estaba obsesionado con coger la gran ola, el País Vasco Francés se ha convertido en el destino preferido de los locos por el surf. Hendaya (en la imagen) y San Juan de Luz son los enclaves elegidos para despertar instintos olvidados entre rutinas y deberes. Una parada obligatoria para aquellos que buscan la ola perfecta.
  • El antiguo casino es uno de los símbolos de Hendaya, donde le puedes plantar cara a la suerte. Un mirador improvisado desde el que apreciar el paisaje que lo envuelve. Este enclave tiene una de las playas más bonitas de Francia, ideal para iniciarse en el surf.
    2El antiguo casino es uno de los símbolos de Hendaya, donde le puedes plantar cara a la suerte. Un mirador improvisado desde el que apreciar el paisaje que lo envuelve. Este enclave tiene una de las playas más bonitas de Francia, ideal para iniciarse en el surf.
  • Dicen que el mar esconde una gran variedad de tonalidades de azul. Hendaya lo sabe, lo enseña y lo comparte. Su oleaje tranquilo es perfecto para iniarse en el surf. Además, ofrecen muchas clases para todas las edades y niveles.
    3Dicen que el mar esconde una gran variedad de tonalidades de azul. Hendaya lo sabe, lo enseña y lo comparte. Su oleaje tranquilo es perfecto para iniarse en el surf. Además, ofrecen muchas clases para todas las edades y niveles.
  • Arena blanca y aguas cristalinas, es posible formar parte del paisaje si es desde la bahía de Hendaya.
    4Arena blanca y aguas cristalinas, es posible formar parte del paisaje si es desde la bahía de Hendaya.
  • La Playa de Hendaya es, según Tripadvisor 2017, una de las seis más bonitas de Francia.
    5La Playa de Hendaya es, según Tripadvisor 2017, una de las seis más bonitas de Francia.
  • El atardecer de Hendaya se queda grabado dentro. Se llama recuerdo y es eterno.
    6El atardecer de Hendaya se queda grabado dentro. Se llama recuerdo y es eterno.
  • Al norte de Hendaya se encuentra San Juan de Luz, una bahía conocida como ciudad de los corsarios. Sus preciosas casas de colores son un sello de identidad. Uno de esos sitios que querrás inmortalizar (y dar un poquito de envidia) en Instagram.
    7Al norte de Hendaya se encuentra San Juan de Luz, una bahía conocida como ciudad de los corsarios. Sus preciosas casas de colores son un sello de identidad. Uno de esos sitios que querrás inmortalizar (y dar un poquito de envidia) en Instagram.
  • San Juan de Luz también podría rebautizarse como la ciudad de los surfistas profesionales. Sus playas son perfectas para practicar todo tipo de deportes acuáticos, como el paddle surf.
    8San Juan de Luz también podría rebautizarse como la ciudad de los surfistas profesionales. Sus playas son perfectas para practicar todo tipo de deportes acuáticos, como el paddle surf.
  • Pero que no te engañen, en San Juan de Luz la noche está tan revuelta como el mar. Sin ir más lejos, este viejo garaje de Renault oculta uno de esos sitios para ver y ser visto. Chez Renauld es perfecto para tomar algo entre surfistas, 'hipsters' y curiosos. Y efímero, tendrás que darte prisa porque cierra en octubre. Vamos, como el verano.
    9Pero que no te engañen, en San Juan de Luz la noche está tan revuelta como el mar. Sin ir más lejos, este viejo garaje de Renault oculta uno de esos sitios para ver y ser visto. Chez Renauld es perfecto para tomar algo entre surfistas, 'hipsters' y curiosos. Y efímero, tendrás que darte prisa porque cierra en octubre. Vamos, como el verano.
  • Los chiringuitos aquí también son especiales, como el bistrot du mata. Para ojear el mar, entre sus muebles vintages y guirnaldas de luces.
    10Los chiringuitos aquí también son especiales, como el bistrot du mata. Para ojear el mar, entre sus muebles vintages y guirnaldas de luces.
  • En un surf trip por la costa, Lafitenia es una parada obligatoria. Una las playas más míticas del País Vasco, la 'Bells Beach' de la región. Aquí se celebran numerosas competiciones de prestigio internacional.
    11En un surf trip por la costa, Lafitenia es una parada obligatoria. Una las playas más míticas del País Vasco, la 'Bells Beach' de la región. Aquí se celebran numerosas competiciones de prestigio internacional.
  • Para visitar Lafitenia, no hace falta llevarte la nevera de casa. Como no podía ser de otra forma, hay muchos 'food truck' para disfrutar de un bocado gourmet entre las montañas vascas y el océano. ¿Se te ocurre un plan mejor para desconectar?
    12Para visitar Lafitenia, no hace falta llevarte la nevera de casa. Como no podía ser de otra forma, hay muchos 'food truck' para disfrutar de un bocado gourmet entre las montañas vascas y el océano. ¿Se te ocurre un plan mejor para desconectar?
  • Para los que buscan tranquilidad, Guéthary es su refugio. Un pueblo pequeño y auténtico, con un puerto de los que no quedan y terrazas para descansar de tanta ola. Porque la vida son dos días que bailan entre placeres como la gastronomía, aquí tiene paladar francés y tradición vasca.
    13Para los que buscan tranquilidad, Guéthary es su refugio. Un pueblo pequeño y auténtico, con un puerto de los que no quedan y terrazas para descansar de tanta ola. Porque la vida son dos días que bailan entre placeres como la gastronomía, aquí tiene paladar francés y tradición vasca.
  • Ghéthary también cuenta con su propio 'Sunset Beach', una playa kilométrica y muy recta. Parlementeria, que así se llama, es un clásico de la región.
    14Ghéthary también cuenta con su propio 'Sunset Beach', una playa kilométrica y muy recta. Parlementeria, que así se llama, es un clásico de la región.
  • Cambio tráfico y ruido por un atardecer de la costa francesa. Nada como echarse un rato en las tumbonas del C, en la playa Cenitz, para contemplar toda la bahía.
    15Cambio tráfico y ruido por un atardecer de la costa francesa. Nada como echarse un rato en las tumbonas del C, en la playa Cenitz, para contemplar toda la bahía.
  • La costa vasca también cuenta con su propio 'maverick'. Aparece solo en invierno y con fuerte oleaje, pero Belharra es una leyenda entre los surfistas. De diez metros de altura, es un fenómeno tan especial, que solo ha sido surfeada veinte veces en 12 años.
    16La costa vasca también cuenta con su propio 'maverick'. Aparece solo en invierno y con fuerte oleaje, pero Belharra es una leyenda entre los surfistas. De diez metros de altura, es un fenómeno tan especial, que solo ha sido surfeada veinte veces en 12 años.