Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Derribo de 214 viviendas ilegales en el litoral cántabro

Los apartamentos fueron construidos en 2004 y representan uno de los mayores abusos urbanísticos de la zona

  • En el Alto del Cuco, una montaña del extenso municipio de Piélagos donde en 2004, en plena fiebre inmobiliaria, se cometió una de las mayores tropelías urbanísticas del entorno.
    1En el Alto del Cuco, una montaña del extenso municipio de Piélagos donde en 2004, en plena fiebre inmobiliaria, se cometió una de las mayores tropelías urbanísticas del entorno.
  • En este paraje natural se edificaron entonces 214 viviendas con unas excelentes vistas a la costa quebrada y las dunas de Liencres que la justicia declaró ilegales porque desvirtuaban gravemente un entorno de alto valor paisajístico.
    2En este paraje natural se edificaron entonces 214 viviendas con unas excelentes vistas a la costa quebrada y las dunas de Liencres que la justicia declaró ilegales porque desvirtuaban gravemente un entorno de alto valor paisajístico.
  • La urbanización del Alto del Cuco se construyó a costa de comerse literalmente media montaña. El Ayuntamiento de Piélagos concedió licencias que permitían levantar 395 pisos, apartamentos y chalés de los que la promotora Fadesa (ahora en quiebra) culminó 214, aunque nunca fueron habitadas.
    3La urbanización del Alto del Cuco se construyó a costa de comerse literalmente media montaña. El Ayuntamiento de Piélagos concedió licencias que permitían levantar 395 pisos, apartamentos y chalés de los que la promotora Fadesa (ahora en quiebra) culminó 214, aunque nunca fueron habitadas.
  • El paso del tiempo las ha dejado en un estado ruinoso que duele a la vista. La montaña sufrió una dentellada de 600.000 metros cúbicos de tierra para dar acomodo al complejo residencial.
    4El paso del tiempo las ha dejado en un estado ruinoso que duele a la vista. La montaña sufrió una dentellada de 600.000 metros cúbicos de tierra para dar acomodo al complejo residencial.
  • Los jueces estimaron los recursos presentados por la asociación ecologista ARCA y por el Gobierno de Cantabria, anularon el planeamiento de la zona y ordenaron el derribo de todo lo construido. El Supremo confirmó en 2012 las sentencias condenatorias y ratificó la orden de demolición de las 214 viviendas.
    5Los jueces estimaron los recursos presentados por la asociación ecologista ARCA y por el Gobierno de Cantabria, anularon el planeamiento de la zona y ordenaron el derribo de todo lo construido. El Supremo confirmó en 2012 las sentencias condenatorias y ratificó la orden de demolición de las 214 viviendas.
  • Se gastará un millón de euros en derruir los edificios y 2,7 millones en “dejar la ladera lo más acondicionada posible”, dice la alcaldesa.
    6Se gastará un millón de euros en derruir los edificios y 2,7 millones en “dejar la ladera lo más acondicionada posible”, dice la alcaldesa.
  • Operarios de la empresa Tragsa, que tiene la encomienda del Gobierno autonómico para ejecutar las obras de demolición, han empleado este viernes máquinas con martillos hidráulicos que transformarán los edificios ilegales en escombro.
    7Operarios de la empresa Tragsa, que tiene la encomienda del Gobierno autonómico para ejecutar las obras de demolición, han empleado este viernes máquinas con martillos hidráulicos que transformarán los edificios ilegales en escombro.
  • Piélagos es un ejemplo de los Ayuntamientos de la región que, critican los ecologistas, “han actuado sin control en toda la franja costera, han eliminado terrenos fértiles en chalés y, de paso, ha permitido financiar partidos políticos y particulares”, denuncia Carlos García.
    8Piélagos es un ejemplo de los Ayuntamientos de la región que, critican los ecologistas, “han actuado sin control en toda la franja costera, han eliminado terrenos fértiles en chalés y, de paso, ha permitido financiar partidos políticos y particulares”, denuncia Carlos García.