Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Isla Mayor, un pueblo que vive del cangrejo rojo

Una sentencia del Supremo impide la comercialización de esta especie, que en este municipio da trabajo a tres de cada cuatro personas

  • Francisco Galera, pescador desde hace 35 años, sostiene un cangrejo rojo en cada mano. Galera, que tiene 57 años, vive de la pesca de este animal desde que terminó la mili en la localidad sevillana de Isla Mayor. Una sentencia del Supremo prohibirá la comercialización de esta especie invasora en cuanto se publique en el Boletín Oficial del Estado.
    1Francisco Galera, pescador desde hace 35 años, sostiene un cangrejo rojo en cada mano. Galera, que tiene 57 años, vive de la pesca de este animal desde que terminó la mili en la localidad sevillana de Isla Mayor. Una sentencia del Supremo prohibirá la comercialización de esta especie invasora en cuanto se publique en el Boletín Oficial del Estado.
  • El Ayuntamiento de la localidad sevillana de Isla Mayor, un municipio de 6.000 habitantes, tiene redes para pescar cangrejo rojo colgadas en la fachada principal como señal de apoyo a los pescadores del pueblo. Tres de cada cuatro personas de este municipio viven de la comercialización de esta especie, considerada invasora en España. En la imagen, la fachada principal el Consistorio con redes.
    2El Ayuntamiento de la localidad sevillana de Isla Mayor, un municipio de 6.000 habitantes, tiene redes para pescar cangrejo rojo colgadas en la fachada principal como señal de apoyo a los pescadores del pueblo. Tres de cada cuatro personas de este municipio viven de la comercialización de esta especie, considerada invasora en España. En la imagen, la fachada principal el Consistorio con redes.
  • Galera se levanta cada día a las cinco de la mañana, a la hora más fresca, para ir con su hijo a pescar a las marismas de los arrozales y a los canales. "Estamos muy consternados por la sentencia del Supremo. El arroz está muy mecanizado y ya no da trabajo, e Isla Mayor pasaría a ser un municipio fantasma si no pudiésemos vivir del cangrejo rojo", dice Galera. En la fotografía, Galera trabaja con las nasas.
    3Galera se levanta cada día a las cinco de la mañana, a la hora más fresca, para ir con su hijo a pescar a las marismas de los arrozales y a los canales. "Estamos muy consternados por la sentencia del Supremo. El arroz está muy mecanizado y ya no da trabajo, e Isla Mayor pasaría a ser un municipio fantasma si no pudiésemos vivir del cangrejo rojo", dice Galera. En la fotografía, Galera trabaja con las nasas.
  • Cinco empresas de Isla Mayor facturan en torno a 20 millones de euros anuales y son —según sus datos— el tercer mayor productor mundial de este crustáceo. Las compañías del pueblo presentaron en abril un incidente de nulidad de actuaciones, que fue rechazado, para impugnar la sentencia del Supremo al considerar que debían haber sido emplazadas en el proceso jurídico por ser parte interesada. Este semana agotarán su último recurso jurídico: entregarán al Constitucional un recurso de amparo. En la imagen, una empleada de las compañías trabaja en la fábrica.
    4Cinco empresas de Isla Mayor facturan en torno a 20 millones de euros anuales y son —según sus datos— el tercer mayor productor mundial de este crustáceo. Las compañías del pueblo presentaron en abril un incidente de nulidad de actuaciones, que fue rechazado, para impugnar la sentencia del Supremo al considerar que debían haber sido emplazadas en el proceso jurídico por ser parte interesada. Este semana agotarán su último recurso jurídico: entregarán al Constitucional un recurso de amparo. En la imagen, una empleada de las compañías trabaja en la fábrica.
  • Galera vende los kilos que pesca a 70 céntimos de julio a octubre, y el resto del año a euro y medio. Su mujer también trabaja indirectamente del cangrejo rojo, haciendo las redes que él utiliza para pescar, y su hija trabaja en las fábricas. "Mis hijos quieren seguir con la tradición familiar. Es de lo que vivimos, lo que trae el pan a casa", cuenta este pescador, que en la imagen trabaja en las marismas pescando cangrejo rojo.
    5Galera vende los kilos que pesca a 70 céntimos de julio a octubre, y el resto del año a euro y medio. Su mujer también trabaja indirectamente del cangrejo rojo, haciendo las redes que él utiliza para pescar, y su hija trabaja en las fábricas. "Mis hijos quieren seguir con la tradición familiar. Es de lo que vivimos, lo que trae el pan a casa", cuenta este pescador, que en la imagen trabaja en las marismas pescando cangrejo rojo.
  • Los primeros 100 kilos de cangrejo rojo llegaron a Isla Mayor 1974. Nadie pronosticó que 42 años después esta especie invasora iba a colonizar cuantas marismas, caños y lagunas hay en España. "Estamos muy nerviosos porque esta economía sustenta a muchas familias. La gente de aquí no sabe qué hacer porque se quedará sin trabajo en cuanto la sentencia se publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE)", dice el alcalde de Isla Mayor, Juan Molero (PSOE). En la imagen, Galera pesca cangrejo rojo.
    6Los primeros 100 kilos de cangrejo rojo llegaron a Isla Mayor 1974. Nadie pronosticó que 42 años después esta especie invasora iba a colonizar cuantas marismas, caños y lagunas hay en España. "Estamos muy nerviosos porque esta economía sustenta a muchas familias. La gente de aquí no sabe qué hacer porque se quedará sin trabajo en cuanto la sentencia se publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE)", dice el alcalde de Isla Mayor, Juan Molero (PSOE). En la imagen, Galera pesca cangrejo rojo.
  • Si el cangrejo se deja de comercializar, un sector que se vería afectado sería el de los arroceros. Estos crustáceos construyen cangrejeras en contra de la corriente del agua, de manera que perforan las carreteras y los caminos y estropean los cultivos. "Si se deja de pescar esta especie, todavía habría más y más ejemplares que harían más y más daño", explica Manuel Cano, el director gerente de la Federación de Arroceros de Andalucía. En la imagen, Galera sostiene un cubo con los cangrejos rojos que ha pescado.
    7Si el cangrejo se deja de comercializar, un sector que se vería afectado sería el de los arroceros. Estos crustáceos construyen cangrejeras en contra de la corriente del agua, de manera que perforan las carreteras y los caminos y estropean los cultivos. "Si se deja de pescar esta especie, todavía habría más y más ejemplares que harían más y más daño", explica Manuel Cano, el director gerente de la Federación de Arroceros de Andalucía. En la imagen, Galera sostiene un cubo con los cangrejos rojos que ha pescado.
  • Galera, pescador desde hace más de tres décadas, tras acabar su jornada laboral en las marismas de Isla Mayor (Sevilla), donde pesca cangrejo rojo con su hijo.
    8Galera, pescador desde hace más de tres décadas, tras acabar su jornada laboral en las marismas de Isla Mayor (Sevilla), donde pesca cangrejo rojo con su hijo.