Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sirios atrapados en Melilla

Decenas de familias esperan en el CETI de Melilla su traslado a la Península. Tras varios meses de espera, algunas familias consiguen llegar a Málaga

  • Un grupo de inmigrantes sirios protestan para solicitar su salida hacia la Península y para denunciar la situación que viven en el Centro de Estancia Temporal (CETI) en Melilla. Unos 800 de estos inmigrantes sirios han llegado a Melilla gracias a pasaportes falsos marroquíes en los que invierten mucho dinero. De ellos, aproximadamente un tercio son niños.
    1Un grupo de inmigrantes sirios protestan para solicitar su salida hacia la Península y para denunciar la situación que viven en el Centro de Estancia Temporal (CETI) en Melilla. Unos 800 de estos inmigrantes sirios han llegado a Melilla gracias a pasaportes falsos marroquíes en los que invierten mucho dinero. De ellos, aproximadamente un tercio son niños.
  • Un inmigrante sirio duerme en el suelo, en señal de protesta, en el exterior del CETI de Melilla. Durante los últimos meses, según datos de ACNUR, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, más de 2.000 sirios han cruzado la frontera marroquí de forma ilegal a través de Ceuta y Melilla.
    2Un inmigrante sirio duerme en el suelo, en señal de protesta, en el exterior del CETI de Melilla. Durante los últimos meses, según datos de ACNUR, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, más de 2.000 sirios han cruzado la frontera marroquí de forma ilegal a través de Ceuta y Melilla.
  • Amigos y familiares llegan al CETI de Melilla para despedir a sus seres queridos que tras largos meses de espera serán trasladados a la Península. Los huidos de la guerra vuelan desde Líbano, Egipto o Túnez a Argelia. De allí, cruzan por carretera hasta Marruecos, donde compran los pasaportes que les permitirán atravesar la frontera española en Melilla y poner pie en Europa.
    3Amigos y familiares llegan al CETI de Melilla para despedir a sus seres queridos que tras largos meses de espera serán trasladados a la Península. Los huidos de la guerra vuelan desde Líbano, Egipto o Túnez a Argelia. De allí, cruzan por carretera hasta Marruecos, donde compran los pasaportes que les permitirán atravesar la frontera española en Melilla y poner pie en Europa.
  • Una multitud muestra su alegría durante la despedida de sus seres queridos que serán trasladados a Málaga. La llegada de estos refugiados, es un goteo constante que se ha incrementado a medida que el conflicto sirio pierde visos de amainar y que ha desatado tensiones entre los países de la UE, que se acusan los unos a los otros de no hacer lo suficiente para frenar el drama humano.
    4Una multitud muestra su alegría durante la despedida de sus seres queridos que serán trasladados a Málaga. La llegada de estos refugiados, es un goteo constante que se ha incrementado a medida que el conflicto sirio pierde visos de amainar y que ha desatado tensiones entre los países de la UE, que se acusan los unos a los otros de no hacer lo suficiente para frenar el drama humano.
  • Unos sirios se despiden en el puerto de Melilla. Málaga es el destino de las familias que han conseguido llegar a la Península. Los sirios que huyen de la guerra podrían en principio pedir asilo. Pero profundas grietas en el sistema provocan que los protagonistas de uno de los mayores éxodos desde la Segunda Guerra Mundial —2.700.000 refugiados— renuncien a un derecho que en el caso español se eterniza.
    5Unos sirios se despiden en el puerto de Melilla. Málaga es el destino de las familias que han conseguido llegar a la Península. Los sirios que huyen de la guerra podrían en principio pedir asilo. Pero profundas grietas en el sistema provocan que los protagonistas de uno de los mayores éxodos desde la Segunda Guerra Mundial —2.700.000 refugiados— renuncien a un derecho que en el caso español se eterniza.
  • Las protestas de los sirios son constantes debido a la mala situación que se encuentran en el CETI de Melilla. La ley impide desde 2009 a los solicitantes de asilo salir de Ceuta o Melilla durante los meses o años que duran los trámites —la norma marca un tope de seis meses que no suele cumplirse—, lo que provoca que los sirios renuncien a pedir el asilo cuando cruzan la frontera.
    6Las protestas de los sirios son constantes debido a la mala situación que se encuentran en el CETI de Melilla. La ley impide desde 2009 a los solicitantes de asilo salir de Ceuta o Melilla durante los meses o años que duran los trámites —la norma marca un tope de seis meses que no suele cumplirse—, lo que provoca que los sirios renuncien a pedir el asilo cuando cruzan la frontera.
  • Una mujer acompaña a sus familiares al taxi que les llevará al puerto donde cogerán el barco rumbo a la Península. Muchos sirios confían su suerte a que la saturación del CETI obligue a nuevos traslados y les lleve más pronto que tarde a la Península en condición de inmigrantes irregulares. Tal es su convencimiento de que el sistema no funciona, que en 2012 se produjeron sólo dos solicitudes de asilo de personas sirias en Melilla y en el 2013 un total de 15, según CEAR
    7Una mujer acompaña a sus familiares al taxi que les llevará al puerto donde cogerán el barco rumbo a la Península. Muchos sirios confían su suerte a que la saturación del CETI obligue a nuevos traslados y les lleve más pronto que tarde a la Península en condición de inmigrantes irregulares. Tal es su convencimiento de que el sistema no funciona, que en 2012 se produjeron sólo dos solicitudes de asilo de personas sirias en Melilla y en el 2013 un total de 15, según CEAR
  • Una mujer espera en el puerto de Melilla donde embarcará rumbo a Málaga. Una vez en la Península, buena parte de los sirios viajan a otros países de Europa donde tienen familiares y donde creen que encontrarán trabajo y obtendrán asilo con más facilidad.
    8Una mujer espera en el puerto de Melilla donde embarcará rumbo a Málaga. Una vez en la Península, buena parte de los sirios viajan a otros países de Europa donde tienen familiares y donde creen que encontrarán trabajo y obtendrán asilo con más facilidad.
  • Una de las integrantes de una familia siria en Nador (Marruecos) a la espera de entrar en Melilla.
    9Una de las integrantes de una familia siria en Nador (Marruecos) a la espera de entrar en Melilla.