Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La salvaje belleza de McQueen

  • El Museo Metropolitan de Nueva York dedica la exposición anual del Costume Institute a analizar la carrera de Alexander McQueen, en una muestra titulada 'Savage Beauty' ('Belleza Salvaje'). El diseñador británico, fallecido en febrero de 2010, está de actualidad ya que su sucesora, Sarah Burton, vistió a Catalina Middleton en su boda con el príncipe Guillermo de Inglaterra. Una estampa de cuento que contrasta con la fascinación por la muerte, la decadencia y lo sombrío que definió su trabajo hasta su suicidio a los 40 años. En la imagen, su colección más monárquica: la de primavera-verano 2008, inspirada por la Reina Victoria y la India.
    1El Museo Metropolitan de Nueva York dedica la exposición anual del Costume Institute a analizar la carrera de Alexander McQueen, en una muestra titulada 'Savage Beauty' ('Belleza Salvaje'). El diseñador británico, fallecido en febrero de 2010, está de actualidad ya que su sucesora, Sarah Burton, vistió a Catalina Middleton en su boda con el príncipe Guillermo de Inglaterra. Una estampa de cuento que contrasta con la fascinación por la muerte, la decadencia y lo sombrío que definió su trabajo hasta su suicidio a los 40 años. En la imagen, su colección más monárquica: la de primavera-verano 2008, inspirada por la Reina Victoria y la India. FOTO: FINBARR O'REILLY (REUTERS) | TEXTO: Eugenia de la Torriente
  • Su primera colección (de 1994) se tituló 'Nihilismo'. La última, póstuma, recibió el nombre de 'Ángeles y demonios'. Las alas de pájaros y criaturas celestiales (e infernales) fueron una constante en su carrera. McQueen sucedió a John Galliano al frente de Givenchy, cuando este fue contratado en Dior. Diseñó para la casa (propiedad de Louis Vuitton Moet Hennessy) hasta finales de 2000. Abandonó la compañía cuando el grupo rival (Gucci) le ofreció adquirir y potenciar su propia firma.
    2Su primera colección (de 1994) se tituló 'Nihilismo'. La última, póstuma, recibió el nombre de 'Ángeles y demonios'. Las alas de pájaros y criaturas celestiales (e infernales) fueron una constante en su carrera. McQueen sucedió a John Galliano al frente de Givenchy, cuando este fue contratado en Dior. Diseñó para la casa (propiedad de Louis Vuitton Moet Hennessy) hasta finales de 2000. Abandonó la compañía cuando el grupo rival (Gucci) le ofreció adquirir y potenciar su propia firma. FOTO: PAOLA MESSANA (AFP) | TEXTO: Eugenia de la Torriente
  • La última colección que presentó en vida (la de primaveraverano 2010) estaba poblada por criaturas de un mundo subacuático. Fue pionero en la retransmisión de desfiles en 'streaming', ahora ya completamente instaurada. En la imagen, uno de los vestidos de esa temporada tal como se verá en la muestra. A McQueen siempre le gustó el juego de real y virtual. Entre pasado y futuro. Alternaba las revisiones de la tradición y la historia con los recursos futuristas. La muestra de Nueva York incluye una proyección del holograma de Kate Moss que presidió la colección de otoñoinvierno 2006. Fue una muestra de apoyo a su amiga, ya que sucedió justo después del escándalo por consumo de cocaína de la modelo.
    3La última colección que presentó en vida (la de primavera/verano 2010) estaba poblada por criaturas de un mundo subacuático. Fue pionero en la retransmisión de desfiles en 'streaming', ahora ya completamente instaurada. En la imagen, uno de los vestidos de esa temporada tal como se verá en la muestra. A McQueen siempre le gustó el juego de real y virtual. Entre pasado y futuro. Alternaba las revisiones de la tradición y la historia con los recursos futuristas. La muestra de Nueva York incluye una proyección del holograma de Kate Moss que presidió la colección de otoño/invierno 2006. Fue una muestra de apoyo a su amiga, ya que sucedió justo después del escándalo por consumo de cocaína de la modelo. FOTO: Solve Sundsbo/Museo Metropolitano de Nueva York | TEXTO: Eugenia de la Torriente
  • Gran amante de la cetrería, su fascinación por los pájaros se dejó sentir en numerosas colecciones (en la imagen, primavera de 2001). Lo recurrente de los temas explica que la muestra de Nueva York no se ordene cronológicamente sino por conceptos. Más de 100 piezas clasificadas en secciones como la subversión de la sastrería tradicional o la tradición literaria romántica. "Su trabajo encaja perfectamente con el discurso del arte", afirma Thomas Campbell, director del Museo Metropolitan de Nueva York. "Se le puede considerar un artista cuyo vehículo de expresión era la moda".
    4Gran amante de la cetrería, su fascinación por los pájaros se dejó sentir en numerosas colecciones (en la imagen, primavera de 2001). Lo recurrente de los temas explica que la muestra de Nueva York no se ordene cronológicamente sino por conceptos. Más de 100 piezas clasificadas en secciones como la subversión de la sastrería tradicional o la tradición literaria romántica. "Su trabajo encaja perfectamente con el discurso del arte", afirma Thomas Campbell, director del Museo Metropolitan de Nueva York. "Se le puede considerar un artista cuyo vehículo de expresión era la moda". FOTO: L'Estrop | TEXTO: Eugenia de la Torriente
  • "Su moda era una expresión de los aspectos más profundos (a menudo, más oscuros) de su imaginación", opina Andrew Bolton, el comisario de la muestra. "Era un auténtico romántico en el sentido 'byroniano' del término. Se aproximó a lo sublime". La rabia, la angustia y la furia que recorrieron su vida se reflejaron en su obra. En la presentación de la colección de primaveraverano de 1999 la modelo Shalom Harlow era "atacada" por robots que vertían pintura sobre su vestido blanco.
    5"Su moda era una expresión de los aspectos más profundos (a menudo, más oscuros) de su imaginación", opina Andrew Bolton, el comisario de la muestra. "Era un auténtico romántico en el sentido 'byroniano' del término. Se aproximó a lo sublime". La rabia, la angustia y la furia que recorrieron su vida se reflejaron en su obra. En la presentación de la colección de primavera/verano de 1999 la modelo Shalom Harlow era "atacada" por robots que vertían pintura sobre su vestido blanco. FOTO: L'Estrop | TEXTO: Eugenia de la Torriente
  • La directora de la edición estadounidense de 'Vogue', Anna Wintour, es la organizadora de la gala de inauguración de la exposición. Es uno de los mayores eventos de la temporada en Nueva York, el segundo que más dinero recauda en la ciudad. Stella McCartney (cuya carrera ha transcurrido en parelelo a la de McQueen y cuya marca pertenece al mismo grupo de lujo) ejercerá como co-anfitriona junto al actor británico Colin Firth. En la imagen, un vestido de flores de primavera 2007 sobre un maniquí de la muestra.
    6La directora de la edición estadounidense de 'Vogue', Anna Wintour, es la organizadora de la gala de inauguración de la exposición. Es uno de los mayores eventos de la temporada en Nueva York, el segundo que más dinero recauda en la ciudad. Stella McCartney (cuya carrera ha transcurrido en parelelo a la de McQueen y cuya marca pertenece al mismo grupo de lujo) ejercerá como co-anfitriona junto al actor británico Colin Firth. En la imagen, un vestido de flores de primavera 2007 sobre un maniquí de la muestra. FOTO: Bebeto Matthews | TEXTO: Eugenia de la Torriente
  • Un mes después de su muerte, se mostraron en París sus últimos diseños. Entre ellos, el último pájaro que ideó. Un abrigo de plumas dorado (en el centro de la imagen) que está incluido en la muestra. En mayo de 2010, Sarah Burton recibía el encargo de continuar con la dirección creativa de la firma. Burton, británica de 36 años, había sido su mano derecha durante más de 12 años. Ha presentado ya dos colecciones propias y ha cosechado críticas unánimemente favorables. Se alaba la tranquilidad y dulzura que ha aportado al torturado universo de McQueen.
    7Un mes después de su muerte, se mostraron en París sus últimos diseños. Entre ellos, el último pájaro que ideó. Un abrigo de plumas dorado (en el centro de la imagen) que está incluido en la muestra. En mayo de 2010, Sarah Burton recibía el encargo de continuar con la dirección creativa de la firma. Burton, británica de 36 años, había sido su mano derecha durante más de 12 años. Ha presentado ya dos colecciones propias y ha cosechado críticas unánimemente favorables. Se alaba la tranquilidad y dulzura que ha aportado al torturado universo de McQueen. FOTO: FINBARR O'REILLY (REUTERS) | TEXTO: Eugenia de la Torriente
  • "Las memorias están muy frescas y el archivo, intacto", señala el comisario Andrew Bolton. La marca de Alexander McQueen pasó por serias dificultades económicas mientras McQueen vivía. En 2007, el Grupo Gucci dio un ultimátum a la firma para salir de los números rojos. Lo logró. Una época que queda muy atrás. Se espera que la coincidencia en el tiempo de la boda real y de esta exposición multipliquen las ventas. El grupo Gucci (el tercero del sector de lujo mundial) confía en transformar esta firma "nicho" en una marca de alcance más masivo. En la imagen, la colección de primaveraverano 2005 en la que las modelos simulaban una partida de ajedrez con piezas humanas.
    8"Las memorias están muy frescas y el archivo, intacto", señala el comisario Andrew Bolton. La marca de Alexander McQueen pasó por serias dificultades económicas mientras McQueen vivía. En 2007, el Grupo Gucci dio un ultimátum a la firma para salir de los números rojos. Lo logró. Una época que queda muy atrás. Se espera que la coincidencia en el tiempo de la boda real y de esta exposición multipliquen las ventas. El grupo Gucci (el tercero del sector de lujo mundial) confía en transformar esta firma "nicho" en una marca de alcance más masivo. En la imagen, la colección de primavera/verano 2005 en la que las modelos simulaban una partida de ajedrez con piezas humanas. FOTO: L'Estrop | TEXTO: Eugenia de la Torriente