¿Burbuja inmobiliaria en China?

El ladrillo se ha convertido en el principal problema del gigante asiático. Mientras todos sus indicadores económicos y sociales crecían, su sector inmobiliario iba sumiéndose en una crisis cada vez más difícil de frenar para las autoridades

A lo largo de las últimas décadas, China ha experimentado un rápido proceso de crecimiento económico y de desarrollo que ha permitido que más de 800 millones de personas hayan dejado atrás la pobreza extrema. Sin embargo, al mismo tiempo que el país veía cómo mejoraban prácticamente todos sus indicadores económicos y sociales han surgido importantes desequilibrios. Y, precisamente, los más destacados quizás sean los que tienen que ver con el sector inmobiliario.

Durante años hemos podido leer noticias sobre ciudades fantasmas e hileras interminables de bloques vacíos. En cualquier caso, más allá de hechos puntuales, lo cierto es que en el gigante asiático se ha consolidado un fenómeno: su mercado inmobiliario es uno de los más caros de todo el mundo. Actualmente, una familia media en China necesita los ingresos de 27 años si quiere comprarse una vivienda estándar, casi cuatro veces más que en el caso de España.

A pesar de ello, las familias chinas están obsesionadas con el ladrillo. De hecho, el valor de las viviendas representa casi el 80% de toda la riqueza de los hogares, un porcentaje muy superior al de cualquier país de nuestro entorno. Ni siquiera en el Japón de los excesos de los años 90 este porcentaje sobrepasó el 65%.

Sin embargo, los recientes problemas de importantes promotores como Evergrande, Fantasia Holdings, Sinic Holdings y Modern Land pueden estar señalando que las cosas han ido demasiado lejos. El gobierno chino lo sabe y lleva meses tomando medidas para evitar una crisis inmobiliaria. La pregunta es: ¿logrará China evitar el peor de los escenarios?

Si quieres saber más sobre la situación del sector del ladrillo en China no te pierdas el último vídeo de Si lo Hubiera Sabido, el canal de información financiera de Mutuactivos.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete