Contenido patrocinadoRSC

Recuperación verde, solidaria y empleo de calidad, la apuesta de Agbar

La empresa impulsa un pacto social para reconstruir España tras la pandemia. Busca crear un nuevo modelo económico sostenible con las personas en el centro. Ourense y San Fernando son los pioneros

La pandemia de la covid-19 ha provocado importantes transformaciones en la realidad económica y social española. Una de las más destacadas ha nacido de la oportunidad de establecer nuevas reglas para reconstruir el país e impulsar la recuperación económica. Las cosas ya no se pueden hacer como antes. Aspectos como la sostenibilidad y la centralidad de las personas son los protagonistas de un proceso que busca salir fortalecidos de esta crisis.

Algunas empresas se han dado cuenta de esta nueva realidad y se han puesto ya a trabajar. El grupo Agbar es una de ellas. Quiere dar respuesta a los nuevos retos sociales y económicos derivados de la actual crisis sanitaria a través de un pacto social que garantice una recuperación económica sostenible e inclusiva.

“Urge establecer, territorio a territorio, un pacto social que garantice una reconstrucción económica sostenible. Es necesaria la colaboración entre todos, entre las empresas y las administraciones para hacer efectiva la recuperación. Y todo ello dentro del marco de actuación establecido por la Agenda 2030 de Naciones Unidas”, aseguran desde Agbar.

Los ejes de la recuperación económica deben ser la sostenibilidad, poner a las personas en el centro y la colaboración público-privada

Este acuerdo se apoya sobre tres elementos principales. El primero es la solidaridad. No se puede dejar a nadie atrás, especialmente a las personas más vulnerables. El segundo es creando empleos de calidad. Lograrlo está directamente relacionado con una mayor inversión en formación y en desarrollo de talento y combatiendo la precariedad laboral. Y por último, esta reconstrucción debe ser verde y basarse en un modelo económico más sostenible, en línea con las acciones de la Unión Europea como los Fondos Europeos Next Generation o el Pacto Verde.

Pasar a la acción

Agbar ha pasado de las palabras a los hechos y ha puesto en marcha este pacto social en iniciativas concretas en cincuenta puntos de todo el país. Uno de ellos es Ourense. Lo hace a través de AquaOurense, empresa mixta formada por Viaqua (empresa del grupo Agbar que opera en Galicia) y la Diputación Provincial de Ourense. otro tiene lugar en la localidad gaditana de San Fernando. En este caso lo ha hecho a través de Hidralia (empresa del grupo Agbar que opera en Andalucía) en colaboración con el ayuntamiento de esta ciudad de cerca de 100.000 habitantes.

En la provincia gallega se pretende acordar y establecer, en colaboración con los distintos agentes sociales, las líneas estratégicas prioritarias para la reconstrucción verde y la innovación, favoreciendo la evolución hacia municipios orensanos más sostenibles y resilientes.

Integrantes de una de las mesas de trabajo del Pacto Social AquaOurense.
Integrantes de una de las mesas de trabajo del Pacto Social AquaOurense.

Entre ellas destaca paliar las necesidades de ayuntamientos medianos y pequeños en el acceso a servicios más digitales y tecnológicos y estar al mismo nivel que las grandes ciudades. Además, y con las nuevas tecnologías, se quiere llegar a todos los habitantes de los ayuntamientos implicados con soluciones más transparentes, eficientes y adaptadas.

“A través del Pacto Social de AquaOurense contribuiremos a la recuperación económica con un modelo de gestión del agua y del medioambiente que mejore la calidad de vida y proteja a las personas, especialmente a los más vulnerables”, explica Leticia Rodríguez, directora de desarrollo sostenible de Viaqua. Para Victor Comesaña, responsable técnico de AquaOurense, este pacto “supone una gran oportunidad de avanzar juntos en la transformación digital y la necesaria transformación ecológica de la provincia teniendo en cuenta todos los agentes sociales”.

Ya se han constituido las tres mesas de trabajo correspondientes a los tres ejes del pacto social, solidaridad, empleo y reconstrucción verde. También se han mantenido las primeras reuniones en la que han participado diversas entidades locales como la Confederación de empresarios, Cruz Roja, Cáritas, Banco de alimentos, Once, Ríos Limpos, Amigos da Terra, Xunta de Galicia, etc.

El objetivo de este pacto social es lograr un nuevo modelo económico, social y sostenible con la innovación y la tecnología

Está prevista la convocatoria de estas mesas de trabajo antes de que finalice el año para definir más concretamente las líneas de actuación, los objetivos concretos y la estrategia a seguir.

En cuanto a San Fernando, la alcaldesa de esta localidad, Patricia Cavada, cree que este pacto social, “que apuesta por la colaboración público-privada tan necesaria, y que también se hace extensivo a las entidades y colectivos de la ciudad, es una iniciativa que nace en el ámbito de la gestión del agua para dar pie a acciones concretas y actuaciones que beneficiarán a San Fernando”.

De hecho, diferentes grupos de trabajo compuestos por los principales colectivos socioeconómicos de la localidad están ya trabajando para acordar iniciativas para una recuperación sostenible del municipio.

Ya se han constituido las tres mesas de trabajo correspondientes a los tres ejes del pacto social, solidaridad, empleo y reconstrucción verde.
Ya se han constituido las tres mesas de trabajo correspondientes a los tres ejes del pacto social, solidaridad, empleo y reconstrucción verde.

Algunas de las propuestas que se están estudiando son ampliar el fondo social que tiene en la actualidad San Fernando para ayudar a pagar las facturas de agua a aquellas personas que no pueden hacerlo; establecer una especie de mínimo vital de consumo de agua por persona y día para que nadie se quede sin ella por razones económicas; crear una red de voluntarios que asesoren en temas de ahorro, gestiones digitales o entender la factura y propuestas para empresas locales en caso de que se reproduzcan nuevos ceses de actividad, como periodos de carencia o ampliar los pagos si se demuestra que los ingresos están relacionados con este tipo de situaciones.

“Queremos que se traten propuestas reales, que se puedan realizar y sobre todo que se puedan comprobar sus resultados. El objetivo es alcanzar un nuevo modelo económico, social y sostenible para San Fernando y el agua tiene mucho que decir en este proceso para alcanzar un desarrollo centrado en la economía circular y en las personas. El empleo, la puesta en marcha de medidas sociales para los más vulnerables y el apoyo al tejido productivo no pueden quedarse atrás en esta reconstrucción verde.” concluye José Luis Trapero, gerente de Hidralia.

El agua, un buen instrumento para crecer

El grupo Agbar pone el sector del agua como ejemplo de lo que puede aportar en este nuevo modelo de crecimiento que es necesario incorporar tras la pandemia: contribuye al desarrollo de otros sectores, genera confianza y empleo en la economía verde, ejecutando proyectos para avanzar en el desarrollo sostenible y actuando ante la emergencia climática. 

Con más de 150 años de historia y un abastecimiento que llega a más de 12 millones de ciudadanos distribuidos en más de 1.000 municipios a lo largo del territorio nacional, Agbar ofrece soluciones innovadoras en torno a la gestión sostenible del agua, los recursos naturales y la salud ambiental para la agricultura, la industria y las ciudades.

Es pues un aliado decisivo en la defensa del interés general y actor clave en la recuperación tras la pandemia, con capacidad de plantear proyectos de ejecución inmediata que permitan reactivar la economía y generar empleo verde, equitativo y de calidad.

El agua es un motor de la reconstrucción. Lo tiene que ser apoyándose en la colaboración público-privada, para movilizar recursos financieros y ejecutar las inversiones necesarias en el marco de los fondos europeos Next Generation de la UE. Y todo ello dentro del Pacto Verde Europeo, un plan estratégico para lograr la neutralidad climática de Europa de aquí a 2050.