ESPECIAL PUBLICIDAD
i

Audi Q7 y Q8, la sofisticación tiene nuevo estilo

Los SUV más icónicos de Audi representan la perfecta combinación entre la más avanzada tecnología, su versatilidad y la absoluta comodidad. Dos estilos diferenciados que dan forma a una nueva definición de lo que debe ser un automóvil de alto nivel

El Audi Q8 Black line es uno de los modelos de referencia en imagen deportiva.
El Audi Q8 Black line es uno de los modelos de referencia en imagen deportiva.

El Q7, el primer integrante de la familia Q de Audi, marcó los parámetros de un SUV en su máxima expresión. El Q8 representa esos mismos valores con una silueta de cupé de cuatro puertas y un comportamiento con un extra de deportividad que aporta una nueva emoción a la conducción. El espacio de sus habitáculos invita a disfrutar, y tanto el Q7 como el Q8 ofrecen unas cotas interiores que mejoran las de todos sus rivales en las mediciones de referencia.

Por dentro, la presentación conjuga a la perfección una tecnología intuitiva, fácil de usar, y la más alta calidad de materiales y acabados. Dos pantallas de 12,3 pulgadas, una para la instrumentación y otra para el sistema infotainment y de navegación, presiden la parte superior del salpicadero, con una marcada disposición horizontal que refuerza la sensación de anchura interior. El eficaz sistema de control por voz con reconocimiento del lenguaje cotidiano hace sorprendentemente fácil acceder y controlar cualquiera de sus funciones. Una tercera pantalla táctil de 8,6 pulgadas en la consola central permite controlar el sistema de climatización y diversos elementos de confort.

El latido interior

La más avanzada tecnología en eficiencia de motores y chasis está disponible en los dos máximos representantes de la gama Q: la tracción total quattro, la suspensión neumática o la dirección a las cuatro ruedas, que aporta una desconocida capacidad de maniobra en un vehículo de estas dimensiones, con una asombrosa precisión en curvas de todo tipo, desde las más cerradas a las más rápidas. Además, el Audi drive select facilita al conductor elegir entre distintos perfiles de ajuste de respuesta del motor, dirección, suspensión, cambio automático y ayudas electrónicas, desde el más cómodo hasta el más deportivo. Incluso adaptar el chasis para la conducción off-road, lo que proporciona diferentes experiencias de conducción en cada momento.

Otro punto en el que los Q7 y Q8 son un referente es su comodidad acústica y de rodadura. El aislamiento del habitáculo alcanza unos niveles similares a los de un vehículo eléctrico, por el silencio que se disfruta en su amplio interior, equipado con las tecnologías más avanzadas. Los más vanguardistas sistemas de ayuda a la conducción ponen su nivel de seguridad y comodidad muy por encima de lo que ya es habitual, incluso entre los segmentos más prestigiosos.

Los Q7 y Q8 ofrecen una amplia gama de propulsores que se adaptan a cualquier perfil de conductor: diesel, gasolina e híbrido enchufable, con potencias entre los 231 y los 507 caballos y etiquetas C, ECO y CERO. Motores con una eficiencia sorprendente a pesar de su elevada potencia, que consiguen unos consumos tan reducidos como los de las versiones híbridas enchufables TFSIe, desde 2,9 litros. Todos los TDI cuentan con un sistema de hibridación de 48 voltios que les permite disfrutar de la etiqueta ECO.

Ediciones especiales, sin renunciar a nada

Todos los Audi Q7 y Q8 con cualquiera de sus motores, incluyendo los SQ7 y SQ8, pueden solicitarse en la edición especial plus, que añade un importante equipamiento extra a los acabados S Line y Black Line.

·S Line plus. Forman parte de su equipo de serie los faros Matrix LED, el techo panorámico, los asientos eléctricos delanteros con memoria y los espejos exteriores abatibles eléctricamente y con función. Además, incluye el paquete de asistentes City —asistente de intersecciones, aviso de cambio de carril, detección ángulo muerto, asistente de apertura de puertas exit warning, el asistente de tráfico cruzado trasero y el asistente de aparcamiento plus, que permite aparcar el vehículo tan solo apretando un botón, así como estacionarlo de forma automatizada bajo la atenta supervisión del conductor—, y el Audi Pre sense 360º de seguridad integral, que activa todas las medidas de protección ante una posible colisión.

Los Q7 y Q8 ofrecen una amplia gama de propulsores que se adaptan a cualquier perfil de conductor: diesel, gasolina e híbrido enchufable
Los Q7 y Q8 ofrecen una amplia gama de propulsores que se adaptan a cualquier perfil de conductor: diesel, gasolina e híbrido enchufable

·Black line plus. Además de todo lo anterior, suma el paquete de asistentes Tour —asistente de crucero adaptativo que mantiene automáticamente la velocidad, la distancia de seguridad y el centrado en el carril, asistente de eficiencia que desacelera y acelera el vehículo a partir de la información de los sensores, los datos de navegación y las señales de tráfico, el asistente de esquiva, el asistente de giro y el emergency assist—. Los asientos deportivos S con tapicería en cuero Valcona y costuras en rombos, la banqueta trasera plus, el volante calefactable y el paquete de luces de ambiente y de contorno completan la extraordinaria dotación tecnológica y de confort de esta edición especial.

Audi SQ7 y SQ8, deportividad en otro nivel

El motor V8 4.0 TFSI de 507 caballos aporta un nivel de prestaciones desconocido en un SUV de estas características. Con una aceleración de 0 a 100 km/h en solo 4,1 segundos, su excepcional propulsor y su afinado chasis con suspensión neumática y dirección a las cuatro ruedas, ambas de serie, consiguen que la comodidad y el comportamiento deportivo adquieran una nueva dimensión: el conductor puede elegir en todo momento cómo quiere disfrutar de los SQ7 y SQ8.

Archivado En: