Especial Publicidad
i

El banco que genera confianza

Banco Mediolanum es el que tiene los clientes más satisfechos de la banca española, según el último estudio de la consultora independiente Stiga.

A priori, todos los bancos parecen iguales. Al fin y al cabo, la mayoría de ellos ofrece productos y servicios financieros más o menos parecidos. Pero la realidad demuestra que no es así. El último informe Benchmarking de Satisfacción de Clientes, elaborado por la consultora independiente Stiga, concluye que Banco Mediolanum es el que mayor índice de satisfacción global genera entre los clientes de la banca española: la puntuación alcanza los 8,35 puntos sobre 10, frente al 7,48 de media obtenida por los otros 16 bancos analizados.

El estudio se realiza desde el año 2012, y examina el sector bancario a partir de las respuestas de los usuarios de entidades financieras. En los resultados de este ranking, Mediolanum también ha sido el mejor valorado por sus clientes en otras nueve categorías.

Uno de los aspectos que más puntúan los encuestados es la claridad y la puntualidad con la que reciben la información sobre sus cuentas (un 8,45 frente al 7,71 de la competencia). Otra de las cuestiones mejor valoradas por los clientes es la relación que se establece con su gestor, uno de los factores que diferencian el modelo de negocio de Banco Mediolanum.

La entidad ofrece un servicio personalizado a los usuarios a través de sus asesores financieros, sus Family Bankers: especialistas que les ayudan a planificar sus ahorros e inversiones, en función de sus necesidades. Esta relación de confianza se traduce en una nota de 8,83, por encima del 8,41 del resto de entidades.

Precisamente, los clientes aprecian la confianza, además de la transparencia y la personalización de la entidad. Son los llamados intangibles de relación que obtienen en su conjunto un 8,04 frente al 6,79 del sector. Lo mismo sucede con la gama de productos, comisiones e intereses que ofrece el banco a sus usuarios, una oferta competitiva que ha obtenido una puntuación de 7,84, frente a un 6,01 de los demás bancos.

Un banco comprometido

Además, los clientes vinculan la marca de Banco Mediolanum a unos valores de solidez financiera y solvencia, tal y como ha demostrado a lo largo de sus 38 años de historia. Hoy el banco destaca por una imagen moderna adaptada a los nuevos tiempos digitales y comprometida con el avance de la sociedad. Aquí, obtiene un 8,20 frente al 7,43 de la competencia.

Banco Mediolanum también se ha situado entre los bancos mejor valorados en servicios de internet y de banca móvil (app y web), lo que demuestra la voluntad y la apuesta por un modelo que combina lo mejor de la tecnología con el asesoramiento financiero personalizado. De hecho, la entidad cerró 2019 con un 69% de clientes digitales y una cuota de usuarios móviles del 77%. Destaca especialmente la satisfacción con el Servicio de Atención Telefónica, que alcanza una nota de 8,78.

La suma de todos estos factores es lo que hace que Banco Mediolanum obtenga el mejor porcentaje de clientes comprometidos, un 33,7% frente al 25,9% del resto de la banca. Personas dispuestas a volver a comprar o contratar productos y servicios, y a recomendar el banco a otra gente.

Banco Mediolanum obtiene la mejor valoración de la banca por el trato que reciben los clientes de sus asesores financieros.

“Los resultados confirman que nuestro compromiso por ofrecer un asesoramiento personalizado apoyado por un completo servicio de banca multicanal responde a las necesidades y las expectativas de los ahorradores”, admite el consejero delegado de Banco Mediolanum, Igor Garzesi.

El estudio avala, en definitiva, una manera de entender y hacer banca que no ha cambiado en casi cuatro décadas, y que ha generado un clima de confianza, cercanía y proximidad con los clientes, que reconocen el esfuerzo de la entidad. Un sello de calidad marca de la casa.