Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las exportaciones se estancan en enero y multiplican por cinco el déficit exterior

El déficit exterior -diferencia entre ingresos y pagos de España con el extranjero- ha arrancado el año con un crecimiento vertiginoso. Esa brecha se ha multiplicado por cinco, al pasar de 808,8 millones de euros en enero de 2004 a 4.154,8 millones en el mismo mes de este año. Son datos del Banco de España que muestran el progresivo agravamiento de este indicador en los últimos años. No obstante, la espectacular subida no es representativa, pues está distorsionada por efectos de calendario, según los expertos.

Más allá de esa dificultad para comparar, el deterioro de las cifras obedece principalmente al aumento del déficit comercial (saldo entre importaciones y exportaciones). Esa diferencia a favor del exterior creció un 56%, hasta 4.675 millones. Los ingresos por ventas al extranjero se mantienen prácticamente como en enero de 2004, pero crecen las compras que España realiza al exterior.

La otra partida que ha disparado el déficit ha sido la balanza de transferencias, que recoge principalmente lo que España aporta y recibe de la Unión Europea. El superávit de este capítulo ha disminuido el 80%, lo que responde más a diferencias en el calendario de pagos provenientes de Bruselas que a grandes cambios en esos fondos, que no se han producido. También la balanza de rentas -las generadas por inversiones en el exterior- duplicó sus números rojos.

El único capítulo con mejoras fue la balanza de servicios, que incluye los ingresos y pagos por turismo. El superávit creció un 10,7%, hasta 1.431 millones, pero no sirvió para compensar el empeoramiento del resto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de abril de 2005