AJEDREZ: CAMPEONATOS DEL MUNDO

Short rechazó tablas poco antes de perder por tiempo

El británico Nigel Short rehusó el martes una oferta de tablas del ruso Gari Kaspárov unos segundos antes de perder por tiempo la primera partida del Campeonato del Mundo oficioso de ajedrez que ambos disputan en Londres. Short, que hoy tiene la iniciativa de las piezas blancas en la segunda, se mostró optimista: "Quienes me ven como víctima están equivocados. Pronto lo demostraré". En el Mundial oficial, el ruso Anatoli Kárpov y el holandés Jan Timman, empatados a un punto, juegan hoy la tercera partida en Zwolle (Holanda).

Short, de 28 años, parecía ayer muy relajado durante una conversación con EL PAIS: "También comencé perdiendo contra Timman en la final de candidatos, frente a Kárpov en semifinales y ante Gélfand [Borís, bielorruso], en cuartos de final. Ayer [por el martes] vicomo Kaspárov temblaba cuando le sorprendí con mi octava juada. Eso me permitió comprobar que es vulnerable. Después, los dos jugamos bastante mal, algo lógico en la primera partida".

La propuesta de empate, que Kaspárov formuló tras la jugada 381 desconcentró al británico cuando éste disponía de muy pocos segundos para superar el control de 40 movimientos en dos horas. "Hasta ese momento, mi posición era algo inferior. Cuando me ofreció tablas, pensé: 'Esto quiere decir que ahora él está peor'. Mi mente se bloqueó ante ese cambio de situación y no supe reaccionar a tiempo", añadió. Kaspárov manifestó tras la partida que su jugada 40 iba a ser de 6 "con probable empate".

Guardaespaldas

Short reconoció que se encuentra muy incómodo con el sistema de seguridad desplegado a su alrededor: "Tengo guardaespaldas hasta en la sopa. Ellos están acostumbrados a trabajar muy duro con cantantes como Madonna, Sting y ese tipo de gente. Pero a mí no me gustan los baños de multitud, así que entré al escenario por la puerta de atrás. Me temo que se van a aburrir mucho conmigo".El relato del árbitro español, Carlos Falcón, sobre lo que pasó en el escenario del campeonato tras el peculiar desenlace subraya la entereza de Short: "Cuando se cayó la banderita que indica el límite de tiempo, su primera reacción fue de asombro. Pero pocos segundos después se rehizo y comenzó analizar con Kaspárov", recordó Falcón. Es muy improbable que Kaspárov hubiese hecho lo mismo de haber agotado su tiempo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción