El Banco de España en Gerona y un bar barcelonés, premios FAD de Arquitectura e Interiorismo

La sede del Banco de España en Gerona, proyectada por Lluís Clotet e Ignacio Paricio, obtuvo, por mayoría del jurado, el Gran Premio de Arquitectura del FAD (Foment de les Arts Decoratives), fallado anoche en Barcelona. El Gran Premio de Interiorismo fue, por unanimidad, para el bar barcelonés Zsa-Zsa, de Daniel Freixes y Vicente Miranda. La decisión del jurado, que otorgó premios en distintas, categorías de proyectos y rehabilitaciones exteriores e interiores, permanentes y efímeros, fue unánime en los premios de interiorismo y polémica en los de arquitectura. En esta edición, la mayoría de proyectos seleccionados eran espacios públicos catalanes concebidos para la cita olímpica de 1992.

El jurado, compuesto por los arquitectos Pep Alemany, Josep Antoni Martínez Lapeña, Javier Sáenz de Oiza, los diseñadores Fernando Salas y Damián Sánchez y el filósofo Xavier Rubert de Ventós falló anoche los galardones de Arquitectura e Interiorismo del FAD, para los que habían sido seleccionados como finalistas 29 proyectos. Entre los finalistas, se observaba este año un claro predominio de los espacios públicos y las obras concebidas en el contexto de renovación arquitectónica de Barcelona y Cataluña de cara a 1992.En el apartado de rehabilitaciones, el jurado premió, ex-aequo y por mayoría, la reforma del Palau de la Música de Barcelona, de los arquitectos Óscar Tusquets y Carlos Díaz y la rehabilitación del Estadio Olímpico de Montjuïc, de Federico Correa, Alfonso Milá, Joan Margarit, Caries Buixa é, Vittorio Gregotti y Pedro Ibáñez. Los finalistas eran la reforma de una antigua aparcería, convertida en pabellón de jardín en Banyoles (Gerona), de Caries Bosch y Joan Lluís Frígola; la reforma del núcleo central del Museo Arqueológico de Barcelona, de Josep Antoni Llinàs y la remodelación de un edificio para la Diputación de Barcelona, de Caries Buixadé y Joan Margarit.

El proyecto premiado por mayoría entre los edificios de nueva planta de uso público -que además logró el Gran Premio de Arquitectura- fue la sede del Banco de España en Gerona, de Luis Clotet e Ignacio Paricio. Los finalistas eran el edificio de servicios del Museo de Zoología de Barcelona, de Caries Bassó y Cristian Cirici; un hangar para aeronaves del Servicio Cartográfico de Cataluña, de Silvia Farriol y Ana Soler; un polideportivo en L'Ametlla del Vallés (Barcelona) de Josep Lluís Canosa y Carlos Ferrater; un centro de investigación médica en Lérida, de Humbert Costas y Manuel Gómez y un polideportivo en Gràcia (Barcelona), de Gabriel Mora y Robert Brufau.

Los parques, plazas, jardines e intervenciones urbanas configuradoras de paisaje son otra de las categorías de los premios. El proyecto galardonado fue la urbanización de la avenida Río de Janeiro de Barcelona, de Caries Teixidor y Paloma Bardají. Los finalistas eran la urbanización del Fossar de les Moreres en Barcelona, uno de los lugares simbólicos del nacionalismo catalán, realizada por Carme Fiol y la plaza del Castell en Santa Coloma de Queralt (Barcelona), de Josep M' Rovira.

El proyecto premiado en el apartado de diseño de interiores públicos y comerciales (y el Gran Premio de Interiorismo) fue el bar Zsa-Zsa de Barcelona, de Daniel Freixes y Vicente Miranda. Estaban seleccionados el Café de Colombia de Barcelona, de Alicia Núñez; el espacio Clik deis Nens (Barcelona) de Alfred Arribas, Miquel Morte y Javier Mariscal; la estación de metro barcelonesa, de Urgeli, de Javier San José y las oficinas de la agencia publicitaria Tiempo / BBDO (Barcelona), de Tonet Sunyer. En el apartado de rehabilitaciones interiores, el jurado premió por unanimidad la remodelación interior del Centro Cultural de la Caixa de Pensions en Barcelona, de Jaume Bach y Gabriel Mora. Fue finalista el programa de estaciones de servicio Repsol en cataluña, de Wolff Olins, José María Turmo y el Equipo de Diseño Repsol.

Obras efímeras

De los cuatro interiores efímeros seleccionados, ganó el premio por unanimidad el montaje de la exposición 100 años en Barcelona, realizada para el Puerto Autónomo de la ciudad por el equipo integrado por Damel Freixes, Pep Anglí, Eulàlia González y Vicente Miranda. Otros dos montajes del mismo equipo -la exposición Barcelona Sona y el montaje de la exhibición El IBA (Institut für Berliner Architektur) y la Arquitectura del siglo XX- junto con la instalación Los Talleres de Miró, en el Palau Robert de Barcelona, realizada por Ramón Robert y Lluís Pera, eran los finalistas.Las construcciones de nueva planta de uso privado son el apartado menos visible en el que el FAD otorga premios. Dentro de esta categoría, los dos proyectos premiados, exaequo y por mayoría, fueron la Casa Salgot de Sant Feliu de Guíxols (Gerona) de Jordi Garcés y Enric Sòria y una vivienda en Barcelona, de Tonet Sunyer. Los finalistas fueron la sede de la empresa Epidor en Lligá de Vall (Barcelona), de Jordi Henrich y Pere Marieges y una vivienda unifamillar en L'Estartit (Gerona), de Carlos Ferrater.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En