Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco sitios en los que encontrarse a un futbolista este verano

Echar un partido en un campo con vistas, saltar sobre las gradas del Wanda Metropolitano al ritmo de Kase.O, tatuarse con el artista de las grandes estrellas del fútbol o disfrutar del talento de destacados artistas urbanos del grafiti . Proponemos cinco planes de primera categoría en Madrid para disfrutar de lo mejor de la cultura urbana y del balompié

El delantero del Real Betis, Borja Iglesias, tiene una amistad fuera del terreno de juego con uno de los referentes españoles de la música urbana, el rapero Kase.O.
El delantero del Real Betis, Borja Iglesias, tiene una amistad fuera del terreno de juego con uno de los referentes españoles de la música urbana, el rapero Kase.O.

En las grandes ciudades el fútbol se vive en la calle tanto como la cultura urbana. Por ejemplo, en Madrid, este verano, visitantes y locales tienen la oportunidad de sacudirse el calor con cinco planes que entusiasmarán a los que disfrutan por igual de este deporte y de la vibrante energía que desprenden el rap, las nuevas tendencias en cortes de pelo y tatuajes o la pintura urbana gracias a la última iniciativa artística de Budweiser en la ciudad.

Una tarde con el tatuador de Torres y Beckham

Leo Millares, tatuador argentino afincado en Madrid, cuenta que el éxito de un buen artista se basa, además de en el talento, en la confianza que despierta en aquellos que se ponen en sus manos. “Y si lo haces muy bien, puede surgir una verdadera amistad”, expresa desde su estudio, Soul Tattoo, situado desde hace 28 años en el número 3 de la calle de Picasso, en Móstoles, la gran urbe al sur de Madrid. Esa es una de las razones que explica que grandes figuras de la historia de LaLiga hayan apostado por él para ilustrar sus cuerpos. De David Beckham a Sergio Ramos.

El tatuador Leo Millares en su estudio de Móstoles (Madrid).
El tatuador Leo Millares en su estudio de Móstoles (Madrid).

Todo comenzó cuando el futbolista argentino Ariel El Caño Ibagaza llegó al Atlético de Madrid y se enteró de que Millares trabajaba en la capital. “El Caño vino a visitarme, se tatuó y se convirtió en el hilo conductor de los que vinieron detrás”. Fernando Torres, con 16 años, fue el siguiente, y se llevó a Dani Martín, vocalista del grupo de pop El Canto del Loco. Después llegarían Beckham, Guti, Ramos... hasta el cantante Alejandro Sanz y el jugador del Real Madrid de baloncesto Rudy Fernández.

Millares es uno de los responsables de la transformación del tatuaje en España. El artista recuerda que gracias a los dibujos que los jugadores empezaron a lucir sobre el campo, muchos padres dejaron de verlos como “algo para macarras”.

Los tatuajes inspirados en pinturas y frescos del Renacimiento son los que más piden ahora los clientes. “Las nuevas agujas y tintas permiten hacer réplicas de escenas de la Capilla Sixtina o de cualquier cuadro, como La Gioconda. Los clientes te piden ángeles, obras de Miguel Ángel como La creación de Adán…”, relata. En su estudio trabajan artistas de diferentes estilos. “Uno especialista en dibujo japonés, otro en blanco y negro, otro en maorí”, especifica. No siempre son los mismos. Millares busca por el mundo a los mejores artistas y los invita a pasar una temporada con él.

El paseo de la fama de los grafiteros

Echar la vista al cielo mientras se pasea por el centro de Madrid es un ejercicio básico para no perderse sus monumentales muestras de arte urbano. Grafitis y murales que avivan fachadas, plazas y calles entre edificios que llevan más de un siglo y medio en pie. Se pueden ver por todas partes, de Madrid Río a Chamberí, pasando por Lavapiés y, especialmente, por Malasaña, que cuenta con un festival propio dedicado a esta disciplina que se celebrará el 19 de septiembre.

Pero durante este verano puede visitarse en ese barrio un auténtico paseo de la fama de artistas del grafiti. En la calle de La Estrella, a medio camino entre San Bernardo y la plaza de Santa María Soledad Torres Acosta, popularmente conocida como la plaza de la Luna, se encuentra el mural de 40 metros de largo que nueve artistas urbanos han creado mezclando sus estilos. Se trata de una iniciativa de Budweiser, patrocinador de LaLiga Santander, en la que han trabajado en las letras que forman la frase “King of beers” (rey de las cervezas, en español), el actual lema de la marca.

Parte de los murales impulsados por Budweiser en el barrio de Malasaña, en Madrid.
Parte de los murales impulsados por Budweiser en el barrio de Malasaña, en Madrid.

Todos son veteranos del spray. Nem, que empezó hace 28 años, combina el rollo urbano con su querencia por la caligrafía, y Soen, con dos décadas ilustrando paredes inspirado por su hermano Dakane, otro as del género, deja sobre el muro su estilo salvaje, una de las formas más complejas de grafiti, nacida en Nueva York, en la que las palabras se entremezclan y superponen con formas que aportan la ilusión de tener tres dimensiones; un sello que comparte con Crime y Cinco Palos, otros dos participantes. “[Me siento] muy a gusto de pintar en mi ciudad y por la libertad de creación dentro de unas pautas, que eso no se da siempre”, contaba Soen durante la elaboración del mural el viernes 18 de junio.

“La cultura urbana y el fútbol son máximos referentes culturales de los jóvenes, a quienes inspiramos a luchar por sus sueños”, explican desde Budweiser sobre esta iniciativa, cuyo objetivo es dar voz a esta disciplina “y mostrar la importancia del arte que estos artistas realizan que en muchas ocasiones no son reconocidos a pesar de su talento y de los mensajes que transmiten a través de sus obras”, completan.

Noche de rap y jazz en el estadio

Las luces del estadio del Atlético de Madrid, el Wanda Metropolitano (avenida de Luis Aragonés, s/n) se vuelven a encender, ahora que la temporada ha acabado, para iluminar Las noches del Río Babel, un festival de música en castellano, en el que el rapero maño Javier Ibarra, conocido como Kase.O, participará el 17 de julio con un concierto especial. El músico volverá a juntar después de diez años a la banda con la que creó Jazz Magnetism, la gira y el disco con los que fusionó el rap con el estilo surgido en el sur de Estados Unidos.

Imagen, previa a la pandemia, del estadio Wanda Metropolitano, la casa del Atlético de Madrid, que este julio acogerá el concierto de Kase.O.
Imagen, previa a la pandemia, del estadio Wanda Metropolitano, la casa del Atlético de Madrid, que este julio acogerá el concierto de Kase.O.

El rapero ha confesado más de una vez que de niño simpatizaba con el Atlético de Madrid. Pero siempre ha dejado clara su pasión por el equipo de su ciudad, al Real Zaragoza, de LaLiga SmartBank. Gracias a esta afición, comenzó una amistad con el delantero gallego Borja Iglesias, actualmente en el Real Betis, que jugó con el equipo maño durante la temporada 2017-2018. Precisamente Kase.O participó en su presentación en La Romareda. Iglesias, el máximo goleador de su equipo en la temporada 20-21 de LaLiga Santander, por su parte, ha participado recientemente en el videoclip del rapero para el tema Ringui Dingui, junto al grupo SFDK. El músico le invitó en abril a visitar el rodaje en Sevilla y cuando le dijo al equipo de grabación que el deportista estaría presente, le propusieron aparecer en pantalla.

Un corte como el de Yannick Carrasco

En el número 12 de la calle de la Esgrima, cerca de la plaza de Tirso de Molina, tiene su barbería Archibardo Hernández, al que todos conocen como Wizarchy, el peluquero de varios jugadores del Atlético de Madrid. Un espacio “de lujo”, como él mismo lo califica, entre tiendas de moda africana, una casquería y una pescadería. “El estudio captura la atención de los que pasan por delante”, apostilla. Al entrar, la música latina a toda pastilla, un amplio sofá de piel y varias camisetas de fútbol enmarcadas y firmadas por sus dueños dan la bienvenida al cliente. “Me las han regalado ellos cuando les he pelado”, subraya.

El peluquero Wizarchy en su local del barrio de Lavapiés (Madrid).
El peluquero Wizarchy en su local del barrio de Lavapiés (Madrid).

Su relación con el fútbol comenzó en 2013, cuando dos jugadores del Atlético de Madrid B fueron a arreglarse el pelo en el local en el que trabajaba, también en el mismo barrio. Quedaron tan contentos que la fama del peluquero nacido en República Dominicana corrió por todo el club. A través de ellos conoció al ghanés Thomas Partey, entonces en el filial del equipo madrileño y hoy futbolista del Arsenal en Inglaterra. Después llegaron José María Giménez, Diego Costa, Trippier, Lemar... Todos figuran sobre las paredes del local, al que muchos aficionados llegan pidiendo el peinado de Yannick Carrasco, otro de sus clientes habituales. “Él siempre me dice: ‘Vamos a hacer algo nuevo’. Y en cuanto sale por televisión, vienen chavales pidiendo su estilo”, recuerda.

La prensa en España y en América Latina se ha interesado por su historia, pero su popularidad ha crecido desde que apareció en un anuncio para televisión en el que se narraba su historia. Hace poco inauguró su nuevo local tras un año difícil. “Cuando estaba reformando la anterior peluquería, tuve que cerrar por la pandemia y me quedé sin dinero, hasta que pude retomar los trabajos a domicilio para los jugadores. Con la ayuda de un amigo abrí este nuevo establecimiento”, explica. Su disponibilidad no es la misma que antes. “Ahora doy cita para dentro de cuatro o cinco días”, confiesa. Pero aún es posible ponerse en las manos, y las tijeras, del barbero en el que confían los campeones de LaLiga Santander.

Recuperar el espíritu del fútbol callejero

Una de las imágenes futboleras más llamativas de este verano la ha protagonizado el jugador del Athletic Club Asier Villalibre. El delantero de 23 años se sumó a un grupo de chavales en Gernika, la localidad vizcaína donde se crio, para participar en un partidillo improvisado y quizá recordar sus primeras patadas a un balón. En la pista de cemento, a diferencia de cuando intenta perforar la portería rival ante miles de personas en estadios de primer nivel, cedió el protagonismo a sus pequeños compañeros. Él se quedó guardando esa otra portería, característica de estas pistas, pintada a rayas blancas y rojas, según la foto que circuló por redes sociales.

La reivindicación del fútbol de calle está en boca de muchos profesionales. Nolito, atacante del RC Celta criado en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), se lamentaba en una reciente entrevista en el diario deportivo As de que cada vez ve menos “jugadores callejeros”. Una etiqueta que hacía suya el máximo goleador español de la pasada temporada, el siete groguet Gerard Moreno, que declara haber pulido su técnica y sacado esa pillería suya en el área, de los partidos con sus amigos de infancia. Mariano Díaz, del Real Madrid, y compañero de Moreno en la cantera del RCD Espanyol de Barcelona y el Badalona CF, incluso se ha hecho construir una pequeña cancha en su propia casa, quién sabe si para matar el gusanillo de esos duelos que podían durar horas y horas a orillas del Mediterráneo en su Premià de Mar (Barcelona) natal.

No son excepcionales los futbolistas que desarrollaron sus talentos fuera del césped. El ídolo deportivista Juan Carlos Valerón pulió su técnica en las playas de Arguineguín, en Gran Canaria. Por eso, no sería de extrañar que en uno de esos planes veraniegos de coger una pelota con los amigos y organizar un partido uno se encontrara una futura (o presente) estrella del balompié.

Pista de deporte situada al lado del Jardín de las Vistillas, en el centro de Madrid.
Pista de deporte situada al lado del Jardín de las Vistillas, en el centro de Madrid.

En Madrid, no hace falta irse muy lejos del centro para encontrar un buen sitio. A pocos minutos andando desde el Palacio Real y la Catedral de la Almudena, al lado del jardín de las Vistillas, se ven muchas tardes a decenas de chicos y chicas con camisetas de equipos de LaLiga Santander compitiendo por la gloria de ganar a sus colegas con unas vistas privilegiadas de la ciudad.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información