Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La última hazaña del rey del fútbol mundial

Leo Messi, la gran estrella de LaLiga Santander, está a tres goles de superar el récord de Pelé como el jugador con más goles en un mismo club, vigente desde hace casi medio siglo

El hombre récord del fútbol mundial, la estrella que ha escrito su nombre con letras de oro hasta 80 veces en el Libro Guinness, se dirige hacia una nueva hazaña. Tras superar marcas que parecían imposibles de batir, como las 85 dianas del delantero alemán Gerd Müller en 1972, su nuevo objetivo pasa por arrebatar a O’Rei Pelé la corona de futbolista de la historia con más tantos en partidos oficiales con un mismo club. Casi medio siglo después, y tras el tanto que le dedicó a Diego Maradona este fin de semana, le faltan solo tres para superarlo. 643 son los que consiguió anotar el brasileño durante los 19 cursos que jugó en el Santos brasileño y 641 los que lleva la estrella del FC Barcelona de 33 años en su temporada número 17 como azulgrana. Sería el último hito, por el momento, de una carrera llena de gestas dentro y fuera del campo que ha llevado a Budweiser a lanzar una edición limitada de su cerveza en apoyo a este excepcional one club man.

La última hazaña del rey del fútbol mundial

Desde que salió de las canchas de tierra de Las Heras, un barrio humilde de la ciudad argentina de Rosario donde creció, el delantero parece predestinado a romper los registros de todas las leyendas del balompié. Máximo goleador de LaLiga Santander con 448 dianas y ganador seis veces del trofeo Pichichi y otras tantas el Balón de Oro, más que ningún otro jugador en la historia, el futbolista asegura que la clave de sus éxitos es haber cultivado el deseo de ser mejor. “Cumplir los sueños requiere sacrificio y trabajo duro día tras día, año tras año. Espero que los aficionados a este deporte encuentren inspiración en mi historia y que luchen siempre por mejorar, sin importar lo arduo que sea el camino”, explica el 10, que desde el pasado septiembre afronta sus retos de la mano de Budweiser.

La epopeya de ese niño que llegó a Barcelona a través de un acuerdo sellado en una servilleta, pendiente de recibir un tratamiento que resolviera sus problemas de crecimiento, no solo ha cautivado el corazón de los culés y los futboleros en general. También es un imán para las marcas, que en el delantero ven un ejemplo de valores como el compromiso, la determinación o la humildad.

“Leo Messi es un icono y un ejemplo que trascenderá a la historia de este deporte. Su constancia y capacidad de superación reflejan la misma personalidad, los valores, que nos mueven en Budweiser”, explica César Hernández, director general de Marketing de la marca en España.

Con los cuatro tantos anotados en lo que va de LaLiga Santander, una competición que ha ganado en diez ocasiones, el astro ha puesto rumbo hacia nuevos retos para ofrecer tardes y noches de recuerdos imborrables a los aficionados como las diez que recordamos a continuación.

1. La vaselina que comenzó la leyenda (2004)

Messi celebra junto a Ronaldinho su primer gol con el FC Barcelona.
Messi celebra junto a Ronaldinho su primer gol con el FC Barcelona.

El primero de los más de 160 porteros que Leo Messi ha batido a lo largo de su carrera fue Raúl Valbuena, del Albacete Balompié. Lo hizo después de saltar al campo en el minuto 86, de vaselina, cuando acarició un balón que le venía botando en la frontal del área por encima del meta. Un tanto que inauguró su leyenda y le convirtió a los 17 años, 10 meses y 7 días en el jugador más joven en marcar en LaLiga Santander con el FC Barcelona hasta 2004.

2. Goles en honor al “mejor del mundo” (2007)

En la temporada 2007/2008, Ronaldinho sufrió la peor lesión de su carrera, una rotura de fibras que le mantuvo alejado de los terrenos de juego más de 100 días. Aunque un joven argentino hizo olvidar rápido su ausencia, marcando dos goles en el primer partido sin el brasileño, la promesa no se olvidó del que había señalado como “el mejor del mundo” en la rueda de prensa previa al duelo. Cada vez que perforó la portería del Sevilla FC honró al que fuera su mentor en sus primeros pasos en la élite levantando el pulgar y el meñique, imitando ese gesto de origen surfero tan característico de Dinho.

3. La solidaridad del primer gol en el Bernabéu (2009)

Messi celebra un gol en el estadio Santiago Bernabéu en 2009.
Messi celebra un gol en el estadio Santiago Bernabéu en 2009.

En un escaparate mundial como son los encuentros entre Real Madrid y FC Barcelona, Messi colocó un gesto de solidaridad que quedará para el recuerdo tras anotar su primer gol en el estadio Santiago Bernabéu. Ese día de 2009 se levantó la camiseta después de marcar para mostrar un mensaje de apoyo a las personas que sufren el síndrome X frágil (SXF), un trastorno poco conocido pero que supone la segunda causa hereditaria de discapacidad genética tras el síndrome de Down.

4. La carrera que sentó a cuatro rivales (2010)

La noche del 21 de marzo de 2010, en el estadio de La Romareda, el delantero azulgrana agarró la pelota en el centro del campo y no la soltó hasta depositarla en la red. Uno, dos, tres rivales y hasta un cuarto, el meta del Real Zaragoza, acabaron por el suelo intentando frenar a un tren desbocado que salió disparado en el minuto 66 y recorrió 40 metros, en apenas segundos y con la pelota pegada al pie, para plantarse en el área rival y hacer uno de los goles más bellos de su carrera.

5. El escuadrazo que desesperó a un portero (2010)

Tras la marcha de Ronaldinho, Messi no solo heredó el número 10 sino que también se hizo cargo de una tarea que hasta ese momento había correspondido al brasileño: los lanzamientos de faltas y de penaltis. Tal ha sido desde entonces su excelencia en este apartado que uno sus libres directos, en el campo de RC Deportivo de La Coruña, indignó al portero rival. Mientras la pelota trazaba un arco perfecto a su escuadra izquierda, Daniel Aranzubia se giró hacia el otro lado e hizo un gesto de resignación ante la rosca inapelable.

6. El abrazo para despedir a Guardiola (2012)

Messi abraza a su entrenador, Pep Guardiola, tras marcar un gol en un partido de 2012.
Messi abraza a su entrenador, Pep Guardiola, tras marcar un gol en un partido de 2012.

En una noche en la que los cuatro goles que marcó al RCD Espanyol de Barcelona deberían haber acaparado todos los titulares, el verdadero protagonista fue el gesto del delantero argentino con su entrenador. Después de anotar el segundo gol, se marchó rápidamente hacia el banquillo y se fundió en un emotivo abrazo con un Pep Guardiola al que le quedaban pocos partidos al frente del equipo. "El abrazo me salió de dentro. Sentí la necesidad de abrazar a Pep para agradecer todo lo que hizo por mí”, explicó luego el argentino.

7. La noche en la que terminó manteado (2014)

Messi es manteado por sus compañeros tras convertirse en el máximo goleador de LaLiga Santander en 2014.
Messi es manteado por sus compañeros tras convertirse en el máximo goleador de LaLiga Santander en 2014.

Aunque ese noviembre de 2014 no había ningún título en disputa, la estrella del FC Barcelona terminó el partido contra el Sevilla FC manteado por sus compañeros. Sus tres dianas contra el cuadro hispalense le auparon como el máximo goleador de LaLiga Santander, con 253 goles (ahora ya son 448) que superaban los 251 que consiguió el histórico delantero del Athletic Club Telmo Zarra en los años cincuenta.

8. Un récord en 12 minutos (2015)

Hasta 35 veces ha logrado Messi, el futbolista con más hattricks en la historia de LaLiga Santander, anotar tres goles en un mismo partido. Pero en ninguna ocasión fue más fulgurante una tripleta como la que consiguió en 2015 frente al Rayo Vallecano. En apenas 12 minutos superó al portero rival de penalti (minuto 55), con un disparo a puerta vacía tras un rechace en el área pequeña (minuto 63) y con un regate en una baldosa, sin tocar el balón, que le sirvió para empujar el balón a placer (minuto 66).

9. Sevilla se puso en pie (2019)

Messi recibe una ovación en el campo del Real Betis tras notar un gol la temporada 20182019.
Messi recibe una ovación en el campo del Real Betis tras notar un gol la temporada 2018/2019.

Aunque ya había salido aplaudido de estadios como el Vicente Calderón, ninguna ovación en campo rival fue más sentida y emocionante que la que recibió La Pulga en el Benito Villamarín en marzo de 2019. Tras ejecutar una vaselina inverosímil que suponía el 1-4 en el marcador y su tercer tanto de la noche, buena parte del coliseo bético se puso de pie para aplaudir e incluso corear el nombre del argentino. “No recuerdo algo así, estoy agradecido a la gente”, comentó el futbolista después del partido.

10. Un guiño a sus tres hijos (2020)

Más de 600 goles han dado para regalar celebraciones dirigidas a entrenadores, compañeros o causas solidarias. Pero en las últimas temporadas, esos guiños ocultos tienen un nuevo destinatario: sus tres hijos. La última prueba fue el penalti transformado ante el CD Leganés el pasado junio, después del cual el 10 se puso firme con una mano en la cadera y otra en lo alto imitando un personaje de un juego que suele compartir con Thiago, Mateo y Ciro.

Una edición especial para el “rey del fútbol”

La última hazaña del rey del fútbol mundial

Aprovechando la cercanía de la efeméride goleadora de Leo Messi, Budweiser, la marca de cervezas que acompaña al argentino desde septiembre y que también patrocina a LaLiga, ha lanzado una edición especial de su botella de cerveza. “Estamos muy emocionados de vivir junto a Messi este nuevo hito en su carrera, y mostrar a los aficionados de todo el mundo que el camino a la grandeza requiere un gran esfuerzo”, cuenta César Hernández, director general de Marketing de la marca en España.

“Me emociona unirme a ellos para compartir este recorrido que, sobre todo, se resume en ser fiel a la determinación de intentar ser siempre el mejor jugador que pueda ser”, comenta por su parte el futbolista argentino.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información