Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueve cámaras para localizar al nuevo Iago Aspas

El RC Celta, el segundo equipo de LaLiga Santander que más protagonismo da a sus canteranos, implantará en su ciudad deportiva un innovador sistema de vídeo para que técnicos y aficionados sigan de cerca los pasos de 300 promesas

El futbolista del RC Celta Iago Aspas durante un partido de la pasada temporada.
El futbolista del RC Celta Iago Aspas durante un partido de la pasada temporada.

El último éxito de una de las canteras más prolíficas del fútbol español se llama Gabriel Veiga. Con 18 años recién cumplidos, su aparición en la segunda jornada liguera le convirtió en el jugador número 500 en debutar con el RC Celta y, a la vez, en uno de los diez más jóvenes de la historia del club en alcanzar la élite. Un hito que habla de la filosofía del segundo equipo de LaLiga Santander que más futbolistas formados en casa utilizó la pasada campaña, según un recuento del Centro Internacional de Estudios Deportivos, y da sentido a su proyecto más ambicioso para este curso: la implantación de un innovador sistema de vídeo que permitirá a técnicos y aficionados dar una respuesta a la pregunta que tiene en vilo a toda una ciudad: ¿Está ya despuntando el nuevo Iago Aspas?

La revolución tecnológica que prepara la entidad aspira a transformar la piedra angular de su proyecto deportivo: la academia de A Madroa. La instalación de nueve cámaras entrenadas con inteligencia artificial convertirá a este complejo situado a las afueras de Vigo en una especie de plató de cinco hectáreas donde seguir la evolución de cerca de 300 promesas en dos de sus cuatro campos.

El objetivo, según explica el director comercial celeste, Carlos Salvador, es doble: “Por un lado, nuestros seguidores podrán ver los partidos de nuestros equipos de formación a través de una plataforma que anunciaremos en las próximas semanas. Y además, va a dotar a los cerca de 70 técnicos del fútbol base de una herramienta para analizar los partidos”.

Nueve cámaras para localizar al nuevo Iago Aspas

El proyecto, cuya ejecución se ha retrasado a causa de la pandemia, es fruto de una alianza con la tecnológica gallega Cinfo. Centrada en innovar en el sector audiovisual desde hace casi 20 años, esta empresa dispone de cámaras entrenadas con técnicas de aprendizaje automático que son capaces de grabar sin necesidad de desplazar operadores o técnicos. Sus dispositivos no solo reconocen dónde está el balón para seguir la acción de un partido, sino que también interpretan lances del juego como un gol para decidir en menos de 0,10 segundos si deben realizar zooms o cambiar de plano para ofrecer la mejor imagen al espectador. En tiempo real, envían la señal a una mesa de realización en la nube, donde opcionalmente un técnico puede añadir rótulos, logos, repeticiones o publicidad, que luego se emite en directo a través de canales digitales.

“En España, el 95% de los eventos deportivos no se retransmiten en directo. Fútbol no profesional, categorías inferiores u otras federaciones como waterpolo, voleibol… Nuestra tecnología facilita y abarata una producción donde sería demasiado caro desplazar un equipo y uno o varios profesionales”, cuenta Xabier Ferreiro, director comercial de una firma que también ha implantado, de la mano de LaLiga, su innovador sistema en el Unicaja Almería de voleibol perteneciente a la Federación Española de este mismo deporte y que antes había participado en eventos de la talla de los premios Goya.

En el caso del RC Celta, que colocará cinco cámaras en un campo de fútbol 11, tres en el campo de fútbol 8 y una en la sala de prensa, la incorporación del producto de Cinfo dará un nuevo impulso a un cambio de método que arrancó en 2012 el actual seleccionador español y exentrenador del club, Luis Enrique Martínez. Él fue quien junto al que entonces era su analista, Robert Moreno, colocó la primera cámara fija sobre un andamio de diez metros de altura que se hizo construir para registrar los entrenamientos del primer equipo. Ahora seguramente quedará como un vestigio ante la modernización constante que experimentan los equipos de LaLiga.

Uno de los cuatro campos de la ciudad deportiva de A Madroa.
Uno de los cuatro campos de la ciudad deportiva de A Madroa.

“La demostración de que tenemos un fútbol base de referencia es que nuestros técnicos imparten formaciones para equipos de Japón, China, Estados Unidos… Esta nueva herramienta va a mejorar su trabajo y, a la vez, va a lanzar una nueva estrategia de contenidos. Sabemos que para nuestros fans es muy relevante poder ver a los futuros Iago Aspas o Denis Suárez”, incide el director comercial del conjunto vigués.

Hacia un club más digital

La relación entre Cinfo y el RC Celta se fraguó hace un año a través de la llamada Startup Competition 2019 organizada por LaLiga. En este certamen, al que se presentaron 279 empresas de 55 países distintos, la institución acabó eligiendo diez proyectos que permitieran aplicar “soluciones disruptivas” para que los clubes de la competición pudieran “continuar avanzando en el campo de la innovación y las tecnologías”.

“En LaLiga no solo buscamos proyectos de empresas para los clubes, sino que también impartimos formaciones para mejorar las capacidades digitales de los equipos, como workshops para ofrecer soluciones para mitigar el impacto de la crisis de la covid, como el trabajo en remoto”, explica Minerva Santana, ingeniera de profesión, que llegó en 2016 a LaLiga para acelerar el proceso de desarrollo digital en una institución de la que hoy es directora de Innovación. “Los equipos están entendiendo lo importante que es innovar. Cuanto más digitalizados están, más posibilidad tienen de llegar a un mayor número de fans y, por lo tanto, ser más competitivos”, recalca.

Este mensaje ha calado desde hace tiempo en las oficinas celestes, defiende su director comercial, que menciona, como nuevos hitos, el cierre de las taquillas físicas para trasladar toda la venta de entradas a la web, la creación de una sección de eSports o el lanzamiento del CeltaLab, un espacio de charlas sobre innovación, como pruebas de su voluntad de estar al día de los últimos avances.

“El club ha crecido mucho en los últimos años. Queremos dar respuesta a unos fans que cada vez son más globales, pero sin perder el espíritu y el arraigo de la entidad en su ciudad. Por eso también abrimos una sede en el centro de Vigo con un restaurante y una clínica propias”, concluye Salvador.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información