_
_
_
_

Concepción Baracaldo: “Me parece normal que la primera dama me ofrezca un puesto. Son una pareja y entre los dos deciden”

La criticada directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar da su primera entrevista a la prensa y afirma que no fue a una reciente citación en el Congreso porque ya tenía actividades agendadas

Concepción Baracaldo, directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.
Concepción Baracaldo, directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.Cortesía ICBF

Concepción Baracaldo Aldana (Zipaquirá, 67 años) ha dedicado su vida a una mezcla de estudio y trabajo en el sector público. Fue directora de planeación de Chía, tiene un doctorado en Ciencias económicas y empresariales de la Universidad Complutense de Madrid. Nunca tuvo hijos ni los quiso tener. Conoce al presidente Gustavo Petro desde la juventud en Zipaquirá y es vecina de la casa de la familia Petro Alcocer en Chía. Es cercana, muy cercana a la primera dama. Una mujer cálida, de ojos claros grandes, que habla sin tapujos, sin reservas, sin precaución. Lleva tres meses como directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), donde ha sido blanco de todo tipo de críticas. En esta entrevista se defiende y asegura que su falta de experiencia en temas de infancia no le impide hacer el trabajo que le encomendó su amigo, Gustavo, como le dice.

Pregunta. ¿Por qué no había querido hablar con la prensa?

Respuesta. Porque cuando uno llega a una institución no puede salir a decir cosas sin conocerla todavía o por lo menos sin ese primer acercamiento. No puede uno salir a decir tonterías de primerazo.

P. ¿Qué le ha parecido el ICBF, qué le ha sorprendido?

R. Que es una institución muy grande, tiene muchos funcionarios y me sorprende que ha recibido funciones que considero han desdibujado un poco la esencia del instituto. Por ejemplo, maneja la justicia restaurativa que es importante, pero que desdibuja la misión para la que fue creado: proteger, educar, cuidar y darles a los niños un desarrollo de acuerdo a su etapa de crecimiento. Está desbordado en términos de su funcionalidad.

P. ¿Por qué decidió meterse en este trabajo que es tan complejo?

Newsletter

El análisis de la actualidad y las mejores historias de Colombia, cada semana en su buzón
RECÍBALA

R. Por algo que pensé desde joven. Yo hice el doctorado muy temprano y tuve la oportunidad de quedarme a vivir fuera de Colombia. Pero como colombiana he tenido la responsabilidad de retribuirle a mi país. Ya soy pensionada, estaba tranquila en mi casa y me dijeron: ¿quieres colaborarme en el Instituto? Tienes un día para pensarlo…

P. ¿Quién la llamó?

R. Verónica Alcocer. Además, con Gustavo nos conocemos porque estudiamos en Zipaquirá el bachillerato.

P. ¿Usted tenía experiencia en niñez?

R. No. Tengo experiencia de más de 38 años en la función pública, en el manejo de instituciones. Soy administradora de empresas de la Universidad Nacional, donde me prepararon para ser gerente.

P. ¿Y qué le parece que la primera dama ofrezca un puesto?

R. No le encuentro nada raro. Me parece normal. Ellos son una pareja y entre los dos deciden las cosas.

P. ¿Cogobiernan?

R. No. Pero el esposo escucha a la esposa.

P. A usted la han criticado hasta aliados del presidente como el senador Gustavo Bolívar o la representante Katherine Miranda. ¿Por qué?

R. No sé exactamente qué les incomoda. No hemos tenido encuentros desagradables. No he sentido obstrucción ni críticas fuertes, todo lo contrario, he sido muy receptiva.

P. ¿Las críticas que le han hecho son por razones políticas?

R. No le encuentro otro sentido. ¡Tanto problema conmigo! Llevo tres meses en el ICBF ¿todo lo que pasaba en el instituto es culpa mía? No señora. Estoy haciendo el análisis juicioso, viendo cómo atacar todos esos frentes y cómo el instituto vuelve a la racionalidad de atención a los niños.

P. El 28 de noviembre hubo una audiencia pública en el Congreso y usted no llegó. ¿Por qué?

R. No es que no haya querido ir. No tenía la obligatoriedad de asistir y me encontraba cumpliendo la agenda.

Concepción Baracaldo
Concepción Baracaldo durante una reunión de trabajo.RR.SS.

P. ¿No le pareció importante ir?

R. No es que no me haya parecido importante. Solo que ya tenía temas programados.

P. Para el 2023 el presupuesto del ICBF decrece el 2.5%. ¿Qué hizo para evitarlo?

R. Solicité un incremento, fui al Ministerio de Hacienda e hice las solicitudes correspondientes. Hice la gestión. Pero había unas necesidades más fuertes en otras instituciones.

P. ¿Es cierto que habrá 6.413 cargos nuevos el ICBF?

R. Sí.

P. ¿Cómo van a abrir seis mil cargos nuevos si está desfinanciado?

R. Es uno de los temas del estudio de cargas que dejaron en 2021. La mayoría de esos cargos tienen que ver con las defensorías de familia, quedaron aprobados, y no los llenaron. Los estoy revisando.

P. ¿Los va a reversar?

R. Estamos estudiando la posibilidad de reversarlos con el Departamento de la función pública.

P. ¿Por qué ha nombrado a personas sin experiencia en niñez, como Educardo Espinoza que iba a ser director de protección o el investigado Robinson Ortiz?

R. Porque son cargos de procedimientos jurídicos, de abogados.

P. ¿Para trabajar en el ICBF no se necesita experiencia en niñez?

R. Yo creo que no. Como los que manejan tecnología, las personas de contratación no necesitan experiencia en niñez, pues no están trabajando en la atención de los niños.

P. Nunca tuvo hijos, ¿le hubiera gustado tener?

R. La verdad no. Tengo muchos sobrinos. El estudio nunca me dio tiempo de tener hijos. Sí de tener novios, pero no había quién me pudiera mantener el ritmo.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS sobre Colombia y reciba todas las claves informativas de la actualidad del país.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_