María León: “Si no hay equipo, no hay magia”

La actriz acaba de estrenar la segunda temporada de ‘Allí abajo’, encara el rodaje de los nuevos 15 capítulos de la serie y en agosto presenta película

La actriz María León. PACO PUENTES/ EL PAÍS VÍDEO

Estar frente a María León (Sevilla, 1984) es debatirse entre enfocar a sus ojos de iris felino o seguir los infinitos gestos con los que completa sus palabras. La ganadora de un Goya a la mejor actriz revelación de 2012 por La voz dormida estará sumergida hasta finales de abril en el rodaje de los próximos 15 capítulos de Allí abajo, serie en la que recrea a una joven enfermera sevillana enamorada de un cocinero vasco. Acaba de entregar el premio Goya al actor revelación a Miguel Herrán y en agosto estrenará la película Cuerpo de élite: Misión Palomares, en la que interpreta a una agente con una misión de Estado.

Pregunta. ¿María León no para?

Respuesta. Mi tío me dijo el otro día una letra que era algo así como: “Los artistas dormís vestidos y vivís desnudos y a tropezones”. Efectivamente es así. Vamos corriendo siempre, nos acostamos vestidos para salir rápido y durante el día nos ve todo el mundo. Pero de pronto tengo que parar y estar pendiente de María, porque quiero tanto a los personajes que muchas veces tengo que recordar que detrás de ellos hay una persona de la que me tengo que preocupar también.

P. El descanso es parte del trabajo.

R. Totalmente, me quedo la frase para mí.

P. Hasta abril rueda Allí abajo, ¿qué aporta esta serie?

R. Aporta comedia. Es una serie ligera, fácil, hace reír. La gente está harta de crisis y tiene ganas de recibir algo divertido. Está sedienta de facilidad.

P. A pesar de la ligereza, ¿cree que incide en los estereotipos?

R. No creo que Andalucía se refleje realmente en la serie, y supongo que pasa igual con el País Vasco. Está pintada a grandes trazos, pero Andalucía tiene más colorido, más modernidad y más actualidad. Me encantaría que la gente entendiera que es una caricatura de nosotros mismos. Creo que somos todos más parecidos de lo que creemos. Debemos fusionarnos porque todos tenemos la misma necesidad de amar, de reír y de compartir. Me gustaría que fuese el efecto que causase la serie.

María León, Jon Plazaola y Ane Gabirain, en una imagen de 'Allí abajo'.

P. Ahora hace más comedia, pero la fama se la dio un drama. ¿Cómo se encuentra en cada uno de los géneros?

R. El placer es el mismo. Pero si hiciera un símil con la piscina, la comedia sería como ponerte un biquini y tirarte de bomba. Es energía, chispa… El drama, en cambio, es como ponerte un bañador y dar brazadas largas, detenerte, respirar, es un viaje diferente. Para mí trabajar es viajar en la vida de otras personas que no tienen nada que ver, por suerte, con la mía.

P. A los actores siempre les falta tiempo para dar las gracias al equipo, aquí lo tiene…

R. Es que si el trabajo no se hace en equipo es imposible hacer magia. Si voy a bailar este vals necesito al técnico de sonido, que es mi brazo; a mi compañero actor, que es una pierna… Es tan importante que el actor hable como que el cámara baile. Un buen equipo hace un buen producto, desde mi compañera que me maquilla al que me peina. Son ingredientes con los que vas sazonando el conjuro hasta que dicen corten. También está el trabajo de dramaturgia que es como si tuviéramos que hacer un jarrón de barro entre todos.

P. Su madre (Carmina Barrios) también es su compañera de trabajo. ¿Ven la serie juntas?

R. No, pero siempre nos llamamos cuando termina el capítulo para cotillear, para ver qué hemos hecho mejor y peor. Nos llevamos muy bien.

P. ¿Cómo vio la gala de los Goya?

R. Estaba muy nerviosa por el premio para mi hermana Inma Cuesta, pero era muy difícil. Me gustó muchísimo el discurso de Natalia de Molina [mejor actriz], decía la verdad con sus ojos. También me emocioné con el homenaje a Mariano Ozores.

P. Usted no pasó desapercibida…

R. Estoy muy orgullosa de haber llevado esa joya del diseñador sevillano Leandro Cano. Disfruté muchísimo con esa obra elaborada por señoras de 90 años de Jaén. Es un vestido espectacular y en los Goya hay que vestirse así.