Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nadie quiere ser Kate Middleton

La valoración de la duquesa llega al 98% pero pocos desean estar en su lugar. Solo el 2% de los británicos la considera "controvertida"

Kate Middleton, duquesa de Cambridge, durante un evento de caridad. Ampliar foto
Kate Middleton, duquesa de Cambridge, durante un evento de caridad. Cordon Press

"¿Le gustaría a usted ser Kate Middleton?" "No, gracias". Solo el 1% de los británicos sueñan con ser la duquesa de Cambridge, futura reina de Inglaterra. Y apenas el 11% escogerían ser ella por un día. Así lo dice una encuesta realizada por YouGov, considerada una de las fuentes estadísticas más fiables del país.

Si la ubicuidad en prensa fuera un parámetro para medir la popularidad, Kate Middleton ocuparía el puesto más alto del Reino Unido. Su rostro se multiplica como un clon cada semana sobre las portadas de las revistas de cotilleos británicos y con asiduidad aparece también en la prensa seria, sobre todo desde que se supo que está embarazada por segunda vez. Sin embargo, pese a las apariencias, resulta que la duquesa de Cambridge no es tan popular como creíamos. Al 32% de los encuestados les gustaría hacerse amigo de Middleton pero a más del 50% le daría exactamente igual conocer o no a la duquesa.

Solo el 2% de los británicos la considera “controvertida”

Por otro lado, pese a la insistencia de la prensa en hablar de ella como si fuera una modelo de belleza extraordinaria y talentos diversos, apenas un 6% de hombres sueñan con estar casados con ella y solo a otro 6% le gustaría que fuera su novia. Al resto le interesa bastante poco cualquier tipo de relación con la duquesa, con la excepción de un 16% al que le gustaría ser su amigo. Estos son algunos de los números que hacía público el diario The Telegraph el pasado fin de semana y con los que se confirma que Kate Middleton, como todos, es humana: su perfil público tiene altos y bajos.

En lo que los británicos parecen coincidir es en que gracias a ella la monarquía inglesa parece haber ganado enteros: el 77% considera que la imagen de toda la familia, reina incluida, ha mejorado mucho desde que Kate también está en la foto, lo que sin duda la convierte en uno de los miembros más valiosos de la troupe real.

Entre los datos más curiosos destacan las cosas que le gustan a la gente que en la encuesta ha dicho que sus sentimientos hacia Kate son positivos (el 98%) frente a un 2% que la considera controvertida: el diccionario de inglés Oxford, las tabletas de chocolate Milky Way, el libro El Diario Secreto de Adrian Mole (un clásico británico para adolescentes) y el Daily Mail (biblia del cotilleo) son las cosas que además le gustan a ese 98%.

No obstante, parece que la duquesa de Cambridge es hoy menos influyente que en 2011 puesto que el año pasado se cayó de una lista importante: la de las 100 personas más influyentes del mundo que elabora anualmente la revista Time. En 2012 también había aparecido, aunque esa vez junto a su hermana Pippa: "En la era de la queja constante, del tuit, de las celebridades que se confiesan, las Middleton de clase media demuestran tener clase de verdad", escribió aquel año la directora de la edición europea de la revista.

Ajena a todo lo que se escribe y se dice sobre ella, Kate Middleton pasa estos días lejos de los focos aquejada de lo que se llama Hyperemesis Gravidarum, una condición producto de su embarazo que le provoca mareos y fuertes nauseas. También le ocurrió cuando esperaba al príncipe Jorge pero según la prensa británica, esta vez es más grave. Algunos tabloides se atrevían a señalar ayer que Middleton y el príncipe Guillermo ya podrían tener nombre para su bebé: según el Daily Mail si fuera niña se llamaría Elizabeth Diana, aunque de momento son solo especulaciones.