Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La felicidad en ocho metros de eslora

El documental 'Twenty eight feet' cuenta la historia de un hombre que cambió su casa por un pequeño velero

El cortometraje, de apenas ocho minutos, ya ha recibido una veintena de premios en todo el mundo

“Dentro de 20 años estarás más decepcionado por las cosas que no hiciste que por las que hiciste”. Esta frase de Mark Twain encabeza el blog de David Welsford, un estadounidense que decidió hace dos años soltar amarras y cambiar su vida en la tierra por la mar. ¿Quién no ha soñado alguna vez con abandonarlo todo, huir de la monotonía y explorar el mundo? Eso es lo que hizo este aventurero: dejar todo lo que no cupiera en su pequeña embarcación y viajar por todo el mundo solo con la ayuda de las corrientes marinas. El documental que recoge su experiencia se llama Twenty eight feet  (28 pies) y no porque sea un hombre con múltiples extremidades. El nombre viene por la longitud de su nuevo hogar: un velero de apenas ocho metros de eslora que compró y restauró con todos sus ahorros. Y no hace falta nadar muy lejos para verlo, ya que está disponible en la web oficial. En tan solo un año, el cortometraje ha conseguido una veintena de premios en festivales de todo el mundo. La filosofía de menos es más inspira esta historia que invita a explorar, soñar y descubrir a bordo del Lizzy Belle. Todo en tan solo ocho metros... y en ocho minutos de película. 

Más información