Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gérard Depardieu huye a Bélgica

El actor se suma a la lista de artistas como Alain Delon, Emmanuelle Béart y Johnny Hallyday que dejan Francia por sus altos impuestos

El actorGérard Depardieu. GTRES

Hace unos meses, cuando el gobierno socialista del presidente François Hollande se disponía a aprobar el impuesto del 75% a los más ricos, el presidente del imperio del lujo LVMH, Bernard Arnault, creó la polémica al pedir la nacionalidad belga, alimentado así el debate sobre el exilio fiscal. El multimillonario, que siempre negó su voluntad de exiliarse, de momento sigue domiciliado en Francia. Pero el que sí ha dado ya el paso y pasa a engrosar la lista de grandes fortunas y artistas que han salido huyendo del sistema impositivo francés es el actor Gérard Depardieu. El viernes pasado se ha instalado en la pequeña localidad belga de Néchin, apenas a un kilómetro de la frontera francesa, según ha informado el acalde de la comuna a la prensa local.

“Quería encontrar una residencia en Bélgica para escapar a la fiscalidad francesa, aunque también podría haberse instalado en Bruselas”, indicó Daniel Senesael, alcalde de Estaimpius, de la que depende Néchin, a la televisión RTBF, añadiendo que además de la motivación fiscal, el actor de 63 años buscaba el carácter local de aquel pueblo. “Quería abandonar París, la ciudad, su aspecto a veces ruidoso y encontrar un poco de tranquilidad, de paz y de serenidad”, señaló.

El actor se instaló oficialmente el viernes pasado en una vivienda de un valor de unos 200.000 euros en la calle Rue-Astrid, según asegura la radio Europe 1. La versión digital del diario local NordÉclair, que ya avanzó en noviembre la compra de la vivienda, estima por su parte la misma casa en 800.000 euros, indica que se trata de la antigua aduana de la zona y cuenta con dos piscinas –una interior y otra exterior- y un terreno para jugar a la petanca. El mismo viernes, Depardieu se dejó ver comiendo en un restaurante de la zona.

El pueblo de Néchin cuenta ya con un 27% de ricos franceses (2.800 personas), entre ellos miembros de la familia Mulliez, que controla el grupo de distribución Auchan. Basta con residir oficialmente en el país más de seis meses al año para verse sometido al sistema impositivo más ventajoso para las grandes fortunas belga, que no grava ni la fortuna ni las plusvalías sobre el patrimonio privado.

El actor, que durante la campaña presidencial francesa de la pasada primavera apoyó públicamente al expresidente y adversario de Hollande, el conservador Nicolas Sarkozy, se suma así a la lista de famosos que ya han abandonado el país en los últimos años. En Bélgica se encuentra ya por ejemplo Emmanuelle Béart, mientras que el cantante Johnny Hallyday (en su día también gran defensor de Sarkozy, aunque luego se distanció) o el actor Alain Delon, al igual que una larga lista de deportistas, han optado por Suiza.