EL ACENTO

Prostitución en La Jonquera

La alcaldesa y la jefa de policía, incapaces de erradicar el comercio sexual que se ha adueñado de este pueblo fronterizo

SOLEDAD CALÉS

Solo hay que pasear por La Jonquera para percibir un aire denso de frontera polvorienta. Hileras de camiones parados, grandes almacenes a los que peregrinan franceses en busca de licores más baratos, gran prostíbulo y chicas en las calles. Chicas jóvenes en las esquinas, los arcenes, los descampados; esperando. La Jonquera se ha convertido, muy a su pesar, en el paradigma de las contradicciones que plantea la lucha contra la prostitución en España. Precisamente por su condición de ciudad de frontera, fue elegida para ubicar un macroprostíbulo de 90 habitaciones, el Paradise, que abrió sus puertas en 2010 pese a la firme oposición del Ayuntamiento. Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña le obligó a conceder la licencia.

La presencia del prostíbulo no ha erradicado, como pretendían sus defensores, la prostitución callejera. Al contrario. Ahora el prostíbulo trabaja a pleno rendimiento y en las calles, mujeres venidas de Rumanía o de Bulgaria se ofrecen a los clientes, vigiladas por los hombres que las explotan.

Tampoco ha impedido el prostíbulo que cunda la trata de mujeres. El mismo propietario del burdel ha sido condenado a tres años de cárcel porque en sus locales se encontraron mujeres obligadas a prostituirse.

Contra esta deriva de degradación luchan dos mujeres, la alcaldesa, Sònia Martínez, y la jefa de Policía, Lluïsa Santos. Pero la experiencia muestra que los instrumentos a su alcance son insuficientes.

Como en otros municipios, una ordenanza municipal prohíbe la prostitución callejera. Esta es la fórmula que quiere implantar también el consejero de Interior en toda Cataluña.

Multar a las prostitutas y a los clientes tiene, sin embargo, efectos limitados. En el caso de La Jonquera, lo que se ha conseguido es colapsar los servicios policiales y administrativos del municipio y la demanda no ha disminuido. Al haber más oferta, hay también más clientes; jóvenes que tienen posibilidad de sexo libre, pero para los que consumir el cuerpo de una mujer es equivalente a consumir una cerveza.

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

La ruina de Oscar Wilde

Denis Rafter lleva a escena en el Teatro Español un monólogo sobre los trágicos últimos años del autor de ‘El retrato de Dorian Gray’

Mi álbum de ‘Fausto’ (anotado)

El PSOE plantea seis años de cárcel por financiación ilegal de partidos

Los socialistas piden condenas más elevadas en sus enmiendas al Código Penal. Quieren bajar de 150000 a 50000 euros el umbral para el delito fiscal

Una ‘pastilla del día de antes’ contra el SIDA

El uso de medicamentos antirretrovirales como prevención ante el virus se extiende en EE UU, donde se debate su uso Ese interés llega a España

IMPRESCINDIBLES

Los naranjos del lago Balaton

Lo peor de un programa político no es que no pueda cumplirse, sino que el empeño en aplicarlo tenga efectos perversos sin conseguir sus objetivos. Las buenas intenciones pueden afectar a nuestro bienestar material

LA CUARTA PÁGINA

Novela, música y poesía

Las notas que a lo largo del tiempo ha ido escribiendo el último premio Cervantes han servido para alimentar una obra en la que ha manifestado interés por las más distintas formas de expresión y por el pensamiento

Una oportunidad para Cuba

La esperada vuelta de La Habana a la Organización de Estados Americanos (OEA) debería contribuir a la democratización del régimen. El riesgo es que pueda interpretarse como una legitimación del comunismo

LA CUARTA PÁGINA

No me morí mañana

Quien escribió en Wikipedia que fallecí el 26 de noviembre de 2015 a las 16.45 usó esa página como si fuera una pared donde pintar un grafiti. El anonimato es el gran talón de Aquiles del sistema virtual

Mitos de las políticas de inmigración

No son los más pobres los que viajan, sino los que acceden a capital financiero o social

El pueblo y la gente

Ya es hora de que los políticos dejen de trabarse y reconozcan la diversidad

El género de la violencia

Miles de mujeres sufren en su vida cotidiana los efectos de los maltratos. Es necesario que toda la sociedad se implique.

Secesión: del proceso eufemístico al constitucional

El objetivo debe ser dialogar y negociar sin astucias y sin negar la realidad

La travesía de la igualdad

La ley contra la violencia de género redujo la impunidad pero todavía queda mucho por hacer

¿Regenerar sin leyes?

Antes de reformar, lo que hay que hacer es conservar lo que está bien y hacer que se aplique

Mucha frase, ningún discurso

El secretario general de Podemos consigue entusiasmar a su público con fuegos de artificio

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana