Aprobada la limitación del horario de los taxis en Madrid

El Ayuntamiento cambia parte de la normativa, la que afecta a las paradas técnicas, tras la protesta de cientos de conductores

PILAR ÁLVAREZ / AGENCIAS Madrid 27 ABR 2011 - 11:52 CET

El pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado esta mañana, con los votos del PP y el rechazo del PSOE e IU, la modificación de la Ordenanza Reguladora del Taxi que limita a un máximo de 16 horas diarias el tiempo que puede circular un taxi por las calles de la capital, aunque la oposición cree que no será así. Parte del sector, que considera que la normativa beneficia a los floteros (los que tienen más de un vehículo y conductores asalariados), se manifestó en contra ayer en las calles del centro y surtió efecto, aunque solo en parte. El Consistorio accedió a limitar uno de los puntos conflictivos, las paradas técnicas de los coches, aunque finalmente lo ha modificado sin negociarlo con la oposición como se había comprometido.

La intención de la norma era limitar la circulación diaria por vehículo a un máximo de 16 horas para paliar la caída de la demanda (de un 30% según el sector) pero la ordenanza incluye una ampliación a 18 horas para los floteros. El Ayuntamiento ha justificado esta mañana las 18 horas para los que tienen asalariados con el fin de garantizar los puestos de trabajo de las 8.400 personas que tienen esa condición.

Evitar la picaresca

El Ayuntamiento defiende desde el principio que ha incluido en la regulación la demanda de las asociaciones mayoritarias (Gremial y Federación). Los que ayer marchaban frente al Museo del Prado se quejan de que esas asociaciones defienden los intereses de los floteros y no del pequeño empresario. También reclamaban la reducción de las paradas técnicas (que en un principio eran hasta cinco diarias y que, a juicio de parte del sector, permitía ampliar la jornada por encima de lo pactado) para evitar la "picaresca" y los cambios necesarios en el taxímetro, que cifran en unos 1.000 euros por vehículo. El grupo municipal del PP ha incluido una enmienda de última hora para modificar eso. "Eliminaremos el número de paradas, porque dificulta el control", explicó ayer por la tarde Fernando Autrán, coordinador de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid.

Solo se considerará parada técnica los recesos de más de 60 minutos que hagan los conductores. Si paran el taxímetro menos tiempo, computará dentro de la jornada de trabajo. En todo caso, esta solución, ha anunciado esta mañana el delegado de Seguridad y Movilidad, Pedro Calvo, se podrá mantener o modificar tras la experiencia de los próximos meses. Francisco Esteban, portavoz de Agetaxi, puso un reparo a esta nueva medida: "Hay que controlar que, durante esas paradas técnicas del taxímetro, el coche no esté en movimiento. Si no, no hemos hecho nada".

Otra de las modificaciones establece que las entidades que gestionan radioemisoras también deberán establecer elementos de control para el cumplimiento de las limitaciones horarias. Se clarifica, además, que los vehículos no podrán estacionar en paradas ni recoger usuarios en la vía pública o a través de radioemisoras sin que el taxímetro y el módulo luminoso se encuentren encendidos y en funcionamiento. Los profesionales tendrán un plazo de un mes desde la entrada en vigor de la modificación de la ordenanza para implantar estas medidas.

Calvo ha manifestado que es una reforma "urgente", ya que si no es ahora no se podría adoptar hasta septiembre, cuando entre la nueva corporación. Ha indicado además que hasta ahora, en dos meses de tramitación, no ha llegado al Ayuntamiento ningún informe por parte de ninguna organización sindical, que el delegado, a diferencia del PSOE, no considera imprescindible. El edil socialista Manuel García Hierro ha opinado que esta reforma implicará la creación de licencias "de primera y de segunda categoría", ha criticado que no se haya llegado a un acuerdo con todas las asociaciones y específicamente con los sindicatos y ha lamentado que no se hayan adoptado otras medidas contra la crisis de los taxis y ésta haya llegado con retraso. El concejal de IU Ángel Lara ha considerado que la enmienda del PP "va en la dirección contraria que se pretende con esta regularización, ya que lo que se haría lisa y llanamente es proceder a la desregularización total del sector, introduciendo la posibilidad de que un taxi pueda funcionar ininterrumpidamente durante 24 horas".

Otras noticias

Manifestación de taxistas ayer en el paseo del Prado para protestar contra la nueva regulación del sector. / SAMUEL SÁNCHEZ

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana