Zapatero: "La comunidad internacional no se va a dejar engañar por Gadafi"

España ofrece las bases de Rota y Morón y medios aéreos y navales.-La Armada ya participa en el dispositivo de la OTAN desplegado frente a las costas libias con el submarino 'Mistral'.- Zapatero se reúne con el Rey y el Príncipe para analizar la situación

MIGUEL GONZÁLEZ Madrid 18 MAR 2011 - 15:06 CET

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha anunciado este mediodía que España aportará "medios áreos y navales" al dispositivo militar puesto en marcha por la comunidad internacional para frenar la ofensiva de Gadafi contra la población libia. En una comparecencia conjunta en Madrid con el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, el jefe del Ejecutivo ha puesto a disposición de las tropas de Estados Unidos "el uso de las bases españolas -Rota (Cádiz) y Morón de la Frontera (Sevilla)-" para un hipotético ataque aéreo que allane el camino hacia una zona de exclusión aérea.

El presidente del Gobierno no ha concretado en qué se traducirá el despliegue español, pero ha asegurado que se tratará de "una contribución importante". Y que preferiblemente "los medios aéreos y navales" serán los que están adscritos a la OTAN. La Armada participa en el dispositivo naval de la OTAN desplegado frente a las costas de Libia con el submarino Mistral, que realiza misiones de inteligencia. También está alertado, por si fuera necesario, el patrullero Vigía. La Embajada de EE UU ha calificado a España de "pieza clave" para la protección del pueblo libio.

Zapatero ha solicitado del Congreso de los Diputados la autorización de la Cámara para decidir el papel que han de jugar las Fuerzas Armadas en esta operación. Sobre este asunto, Rubalcaba ha añadido que el Ejecutivo no descarta tener que tomar una "decisión urgente" para poner en marcha una intervención militar en Libia si los acontecimientos "se precipitan" y que el Congreso la convalide posteriormente.

El presidente ha calificado de "paso decisivo, sin vuelta atrás y de relevancia verdaderamente histórica" la resolución aprobada en Naciones Unidas que autoriza el uso de la fuerza para frenar "los crímenes contra la humanidad" perpetrados por Gadafi. "La comunidad internacional no se va a dejar engañar por el régimen libio", ha advertido el presidente del Gobierno. "Las Naciones Unidas ha cumplido con su deber y marca una senda muy positiva para garantizar derechos humanos, protección a la población y un orden internacional basado en el derecho", ha añadido.

Zapatero ha subrayado que "la resolución es clara; contiene una batería de medidas fuertes encaminadas a forzar al régimen libio a que cese de manera inmediata y total en sus acciones represivas y dé paso a una situación que responda a las expectativas del pueblo libio".

Por último, el presidente del Ejecutivo ha convocado para esta tarde el gabinete de crisis en la sede de la Presidencia del Gobierno. Entre los integrantes de este gabinete, presidido por él mismo, se encuentran sus tres vicepresidentes: Alfredo Pérez Rubalcaba, Elena Salgado y Manuel Chaves. También estarán presentes las ministras de Asuntos Exteriores y Defensa, Trinidad Jiménez y Carme Chacón, respectivamente, así como el titular de Presidencia, Ramón Jáuregui, y el director del CNI, Félix Sánz Roldán. Antes, Zapatero se ha reunido con el Rey y el Príncipe de Asturias para analizar la situación internacional. Mañana asistirá a la reunión convocada por el presidente francés, Nicolás Sarkozy, con la secretaria de Estado de EE UU, Hillary Clinton, países de la Unión Europea, la Unión Africana y la Liga Árabe, con la presencia del secretario general de la ONU, Ban Ki Moon.

Este, por su parte, tras el encuentro de esta mañana, ha sido tajante al asegurar que "Libia tiene que cumplir completamente y de inmediato la resolucion de la ONU y decretar un cese imediato del fuego".

Entre cuatro y seis F-18

La declaración de Zapatero ha venido precedida por el anuncio de la ministra de Defensa, Carmen Chacón, que horas antes, desde la base aérea madrileña de Cuatro Vientos, ha confirmado la participación española en la misión militar auspiciada por Naciones Unidas.

Para participar en la zona de exclusión aérea, el Gobierno tiene sobre la mesa varias opciones. La más rápida y eficaz sería el despliegue de entre cuatro y seis cazabombarderos F-18, con unos 150 efectivos. Esos aparatos podrían estar en bases italianas en un plazo de entre 48 y 72 horas a partir de que el Gobierno diera la correspondiente orden, para participar en la aplicación de la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que prohíbe al régimen de Gadafi el uso de aviones y helicópteros contra su población, según fuentes militares.

Se trataría de un despliegue similar al destacamento Ícaro que, entre 1994 y 2002, aplicó la zona de exclusión aérea sobre Bosnia-Herzegovina y posteriormente participó en la guerra de Kosovo, siempre bajo bandera de la OTAN. Aquel destacamento se desplegó en la base de Aviano, cerca de Venecia, pero en este caso se considera que el emplazamiento más idóneo es la base de Sigonella, en Sicilia, siempre que las autoridades italianas lo autoricen. Esta sería una de las opciones más rápidas y eficaces que tiene el Ministerio de Defensa sobre la mesa.

La alternativa consistiría en el envío del portaaviones Príncipe de Asturias, que actualmente se encuentra en la base de Rota (Cádiz). Sin embargo, el buque insignia de la flota española carece en estos momentos de la calificación de apto para el combate, debido a que la reducción del presupuesto de mantenimiento de la Armada ha obligado a aplazar numerosas reparaciones, incluida la de su radar tridensional. Fuentes militares indicaron que, en el caso de que el Gobierno decida enviar el portaaviones, necesitaría al menos una semana para estar alistado y tendría que ir escoltado por una fragata F-100.

La ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, ya anticipó que, en el caso de que se aprobara la resolución, España "asumirá sus responsabilidades, en coordinación con sus socios y aliados" de la UE y la OTAN. Está previsto que este fin de semana se celebre en la sede de la OTAN una conferencia de generación de fuerzas en la que se concretará la aportación de los distintos países.

Otras noticias

El portaaeronaves Príncipe de Asturias, el pasado 25 de septiembre, en la base de Rota. / JARO MUÑOZ

Vista aérea de la base de Rota. / JARO MUÑOZ

Zapatero con Ban en La Moncloa. / CLAUDIO ÁLVAREZ

FOTOGALERIA: Brindis contra Gadafi

Exiliados libios en Túnez brindan con champán tras conocer la decisión de Naciones Unidas. / AP/ LEFTERIS PITARAKIS

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana