Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protestas y abucheos contra Aguirre en la inauguración de los teatros del Canal

600 personas increpan a la presidenta regional al grito de "el Canal no se vende"

Unos 600 manifestantes, la mayoría trabajadores del Canal de Isabel II, han abucheado a las autoridades en el acto inaugural del nuevo espacio escénico público de la capital. Con gritos de "el canal no se vende", los congregados han recibido a la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, al ex presidente del Gobierno, José María Aznar y al vicepresidente regional y presidente del Canal, Ignacio González.

El acto de inauguración ha costado 1.229.240 euros y a él han sido invitadas 900 personas. El presidente del Canal justificó este gasto a las puertas de los teatros diciendo: "Es un estreno mundial y la figura de Nacho Cano lo merece".

El presupuesto que Canal de Isabel II, una empresa pública dependiente de la Comunidad de Madrid, ha empleado en el acto de inauguración contrasta con el plan de austeridad lanzado por el Gobierno regional, que supuso la eliminación de tres consejerías y la congelación de los sueldos de los altos cargos.

El monto del acto de esta noche queda detallado en unos documentos a los que ha tenido acceso EL PAÍS: 654.880 euros costará el espectáculo; 475.060 euros, todos los servicios, incluyendo azafatas, prensa y otros conceptos, entre ellos 126.000 del catering para 900 invitados; 57.000 para las bolsas regalo personalizadas o 23.500 para la moqueta serigrafiada y la proyección sobre la fachada. Además, hay que sumar el 16% de IVA (196.000 euros más), lo que supone casi el presupuesto de la reciente Noche en Blanco.