El debate íntegro

Transcripción completa del primer cara a cara entre Zapatero y Rajoy

ELPAÍS.com Madrid 26 FEB 2008 - 03:47 CET

Archivado en:

Prólogo

Rajoy. ¿A ustedes qué les parece? ¿Estamos mejor que hace 4 años? Depende de a quién hagamos esa pregunta. Si se la hacemos a Zapatero, estamos en el mejor de los mundos, pero si se la hacemos a la gente, algunos nos dirán que hay cosas bien, otras regular y, en los últimos tiempos, hay cosas mal y otras muy mal. Eso se comprende porque en los últimos tiempos han subido los precios, las hipotecas, el desempleo, y hay muchos españoles que tienen muchas dificultades para llegar a fin de mes y tienen que apretarse, y mucho, el cinturón.

¿Cómo se puede decir que España está muy bien? ¿En qué materias de las verdaderamente importantes estamos bien? ¿En vivienda? ¿En educación? Estamos a la cola de Europa. ¿En inmigración? Toda Europa ha protestado por el desorden que provoca este Gobierno. ¿En seguridad? La inseguridad ciudadana crece de manera alarmante; importamos delincuentes organizados en bandas muy violentas.

¿Qué es lo que ha hecho Zapatero a lo largo de cuatro años, además de discutir la nación y entretenerse en la Alianza de Civilizaciones o la memoria histórica? Ha hecho dos cosas, y las dos las ha hecho mal: la estructura de España y los tratos con ETA. Modificar por su cuenta el modelo de Estado y negociar con los terroristas por su cuenta. Ambas operaciones le han salido mal. Ninguna de ellas contaba con apoyo de los electores porque no figuraban en su programa electoral. Lo ha hecho sin encomendarse a nadie.

Por eso necesitó romper todos los consensos de la transición, incluido el pacto contra el terrorismo, para no tener testigos. Necesitó mentir a los españoles sobre lo que estaba haciendo y dividir a la opinión pública para silenciar cualquier protesta. Ningún gobierno ha sembrado en democracia tanta tensión y cizaña mientras hablaba de entendimiento, talante y convivencia. Espero que exponga sus razones y no me critique a mí. Usted, es usted el que ha estado en el Gobierno. Yo voy a proponerles un camino y la decisión es de ustedes. Yo les voy a decir cómo veo las cosas. Las soluciones pasan por un cambio de Gobierno. Vamos a elegir entre seguir dando bandazos o corregir el rumbo.

Zapatero. Buenas noches, me alegro de que por fin tengamos este debate. Satisfacción no sólo por mí sino también por los ciudadanos que van a poder contrastar dos proyectos políticos. Es la primera vez que comparecemos en 30 años dos personas que han estado en el gobierno y en la oposición. Por tanto, se nos puede examinar por lo que decimos y por lo que hemos hecho.

Pido el respaldo para un proyecto en desarrollo, ambicioso, que necesita cuatro años más, un proyecto para una España próspera y decente. España se ha convertido en la octava potencia del mundo, hemos superado a Italia en renta per cápita, es un país que atiende a los jóvenes y ha creado tres millones de empleos, más de la mitad para las mujeres. Hemos subido las pensiones; un país que defiende a las mujeres con la histórica ley de igualdad, un país que se preocupa por atender a las personas que no pueden valerse por sí mismas, un país que ha tenido el periodo con menos huelgas de la democracia, que apuesta por la sanidad y la seguridad pública. Hemos trabajado con firmeza, convicción y humildad.

El principal obstáculo ha sido una oposición que no aceptó el resultado electoral. Que ha crispado, que ha enfrentado a unos ciudadanos de unas comunidades con otras, que se ha movido entre la mentira y la exageración, que no ha dudado en utilizar el terrorismo con fines partidistas, que no ha dudado en utilizar el dolor de las víctimas. Una oposición que ha establecido la división y la crispación.

La elección es: diálogo o confrontación; aquellos que servimos a los ciudadanos, o aquellos que han utilizado a los ciudadanos para llegar al poder.

Economía y empleo

R. Hablamos de economía. En marzo del año 2004, poco antes de su llegada al Gobierno, según los institutos oficiales, el 15 % de los españoles creía que la economía estaba mal. Hoy es el 47%: el triple. Es decir, se ha dado una vuelta completa durante su mandato.

¿Y por qué pasa esto? Pues pasa porque los precios, sobre todo los de primera necesidad, crecen sin control. Sólo en el año 2007, la leche ha subido el 29%; los huevos, el 11%; el pollo, el 10%; el pan, el 13%. Porque los salarios y las pensiones han subido muy por debajo, y porque los tipos de interés de las hipotecas se han doblado en los últimos años. Y porque tenemos un crecimiento de paro que ha sido nada menos que de 4.500 personas al día en el mes de enero. En los últimos siete meses de su Gobierno, el paro ha aumentado en 300.000 personas.

Por lo tanto, a pesar del crecimiento de la economía y del empleo en los últimos años, y del estado de las cuentas públicas, fruto de la herencia y de la inercia que impulsaba la economía cuando usted llegó…

Z. ¡Vaya inercia!

R. Sí, sí, la gente concreta, señor Zapatero, los españoles viven hoy con muchas más dificultades que cuando usted llegó al Gobierno. Y el Gobierno no ha tomado ni una sola medida de política económica. No ha tomado ninguna, estaba en otras cosas, a las cuales antes he hecho referencia. Es más, ha permanecido impasible e insensible, sin tomar una sola medida ante las subidas de precios que se han producido en los últimos meses. Se ha limitado a ver lo bien que iba todo, hasta que dejó de ir bien. Usted no le ha dado cuerda al reloj, y el reloj se ha parado. ¿Sigue usted manteniendo, que es lo que acaba de decir ahora, que la situación económica de España está mejor que nunca?

Z. Debería haber tomado nota del debate entre el señor Solbes y el señor Pizarro, para darse cuenta que no vale la demagogia en la economía. Hemos vivido cuatro años de un crecimiento magnífico y de una creación de empleo magnífica. Hemos crecido más que los ocho grandes países industrializados, y hemos creado más empleo que los ocho grandes países industrializados. Ese balance nos da tranquilidad para asumir un proceso de desaceleración que tenemos en estos momentos, que es una desaceleración mundial.

Hemos crecido de media el 3,8%, y cuando llegamos al gobierno crecíamos mucho menos. La Comisión Europea acaba de pronosticar que España será el país que más crezca en 2008. Y el crecimiento para nosotros supone distribuir la riqueza. Hemos alcanzado el récord histórico de empleo en estos cuatro años, con más de 20 millones de ocupados, con tres millones de nuevos empleos, y más de la mitad para mujeres. El paro está en la cifra más baja de toda la historia de la democracia, señor Rajoy. Yo lo encontré en el 11,5 y está en estos momentos en el 8,5, la tasa más baja de la historia de España. Hemos creado 2.000 puestos de trabajo cada día. Y las cuentas públicas han tenido superávit todos los años: 70.000 millones de euros de superávit, que nos permiten tener una garantía, una fortaleza para atender cualquier necesidad. Hemos reducido lo que representan impuestos y, por supuesto, hemos aumentado la productividad.

Pero ¿ahora a qué viene usted? Si no se ha preocupado por la economía en cuatro años. Si hemos tenido tres debates del estado de la nación y en sus discursos, que son largos, sólo ha dedicado una media de tres minutos a la parte de la economía. Si usted no se ha dedicado en nada a la economía. Todo el mundo sabe a qué se ha dedicado, a hacer oposición con lo único que no tenía que haber hecho oposición: con ETA.

R. No se esconda usted, señor Zapatero, con los datos macroeconómicos ni nos hable de otros debates. Aquí estamos hablamos usted y yo. Cuando llegamos al Gobierno nosotros, había una inflación del 4,3%; cuando nos fuimos del Gobierno, la inflación era del 2,1, y ahora ustedes nos la vuelven a dejar en el 4,3. Y mire la tendencia de su última época: está en el 4,3. Está exactamente igual que en el año 1995.

No me hable de paro, porque a nosotros el señor Solbes nos dejó una tasa de paro del 22%, que era un auténtico récord. Y cuando nos fuimos del Gobierno había dos millones de parados, y ahora hay 2.200.000 parados. Y aquí están los datos del INEM: 300.000 parados más en los últimos siete meses. Esos son sus datos.

Pero lo más importante no es eso. Lo más importante es que España, como consecuencia de los acontecimientos que se han producido, está en una situación mucho peor que otros países para abordar los problemas económicos que nos vienen por delante. Está en esa situación porque España tiene un déficit exterior del 10%, que es el más alto de todos los países desarrollados. Hoy hay un problemas de liquidez, hoy nadie da un euro. Y pregúntele a todas esas personas que tienen que pedir un crédito, pequeñas y medianas empresas, si alguien les da un euro. Y ése es el problema, señor Zapatero: que nosotros necesitamos, para mantener nuestro nivel de crecimiento, financiación exterior, y esa financiación en estos momentos es muy difícil de conseguir.

Por tanto, ni me hable de cifras macroeconómicas mi me dé datos que nadie entiende. Aquí pregúntele a los españoles por los precios, pregúntele a los españoles que están perdiendo en este momento su puesto de trabajo, y pregunte a la gente que va a pedir un crédito y no lo recibe. Eso es la economía y eso es lo que le importa a los españoles.

Z. Señor Rajoy, vamos a hablar de la vida real, de salarios y de la economía familiar. Le recuerdo que usted, siendo ministro de Administraciones Públicas, congeló el sueldo de los empleados públicos. Y le recuerdo que ustedes en el Gobierno hicieron perder poder adquisitivo a las rentas más bajas, a los trabajadores que cobran el salario mínimo interprofesional. Mire, estos son los datos del crecimiento económico y la comparación con otros países; estos son los datos de la evolución de ocupados en este periodo, que hemos llevado al mayor nivel de ocupados de la historia de España; y la reducción máxima de la tasa de paro, que le debería alegrar que tengamos la tasa de paro más baja de toda la democracia.

Los precios, en sus últimos cuatro años de gobierno, crecieron al 3,4% de media anual; ahora han crecido al 3,2%: prácticamente igual. Lo que entonces era un milagro, ahora es desolador. Y con una diferencia: que los precios del petróleo y de los cereales en el mercado internacional con ustedes estaban tres veces más bajos.

Nosotros sí hemos hecho medidas para apoyar a la gente. Hoy mismo, una medida que ha anunciado el vicepresidente del Gobierno en relación con las hipotecas. Hemos reducido lo que ha sido un crecimiento del precio de la vivienda. Hemos duplicado la construcción de viviendas oficiales. Le diré: en sus ocho años de gobierno, los salarios de los españoles perdieron poder adquisitivo. En el 2007 están ganando poder adquisitivo. El aumento medio en su periodo de gobierno fue de 400 euros al año (de los salarios; y con el nuestro, 650 euros: hemos subido el salario mínimo. Usted no es creíble para representar a la gente de la calle porque cuando gobernaban toleraron lo que fue la vergüenza del redondeo con el euro: no hicieron nada, cosas que valían 100 pesetas pasaron a valer 1 euro. No tienen credibilidad. Y usted era miembro de ese Gobierno.

R. Señor Zapatero, según los datos suyos, porque yo sólo utilizo datos suyos, los datos del Gobierno, el salario medio español ha subido desde el primer trimestre de 2004 hasta el tercer trimestre de 2007 un 10%, y la inflación ha subido un 14,5 %. Pero si quiere le vuelvo a dar más datos de lo que han subido los productos de primera necesidad: sólo el año pasado, el pan el 13%, la carne de ave el 10%, los huevos el 10%, la leche el 29, los productos lácteos el 10, las frutas frescas el 8, las legumbres y hortalizas el 10%. ¿Qué me dice usted? Dígaselo eso a los españoles. Deje de dar cifras macroeconómicas que nadie entiende. Con quien han perdido poder adquisitivo los españoles es con usted.

Z. No, fue con ustedes.

R. No, no, fue con usted. Y la tasa de paro, es que le he dado los datos, no me hable de tasas de paro. Cuando usted llegó al gobierno había dos millones de parados, ahora hay 2.200.000 parados, y además en las últimas fechas, en los últimos siete meses, se ha aumentado en 300.000 parados.

Z. Es que ha subido, afortunadamente, la población activa, señor Rajoy.

R. No me interrumpa. 300.000 parados: ésta es la tendencia que deja usted. No me hable usted de la congelación de los sueldos de los funcionarios, es que nos dejaron la Seguridad Social quebrada, una tasa de paro del 22%, un déficit público y una deuda pública y unos tipos de interés que no nos permitían en ningún caso cumplir los requisitos del euro y entrar en Maastricht. Por tanto, no me haga demagogias con esas cosas.

Pero lo más grave de lo que ha dicho usted es lo de la igualdad de las rentas. Yo tengo aquí los datos de Eurostat: hemos perdido en igualdad. El 20% más rico gana hoy bastante más que el 20% más pobre: son los datos que da Comisión Europea, los datos que da el señor Almunia, que también pone de relieve la competitividad de la economía española. Mire, yo le pido que se deje de darnos datos macroeconómicos y que le diga a la gente los precios, cómo va a resolver, que hable del paro, que hable de los temas que importan, del nivel adquisitivo de los salarios.

Z. Los tres millones de empleos son personas de carne y hueso, muchas de las cuales nos podrán estar escuchando esta noche. Y la tasa de paro, la más baja de la historia. Ahora vivimos un momento de recesión económica mundial, similar a lo que pasó en 2002. ¿Qué hicieron ustedes en aquel momento? El decretazo: un decreto para rescindir derechos de los trabajadores, para facilitar el despido libre, que provocó una huelga general.

Hace alusión usted de vez en cuando a que debemos dar cuerda al reloj de la economía: señor Rajoy, quizá no se ha enterado que hoy los relojes van a pilas, y nosotros hemos cargado las pilas de la economía: tenemos tres millones más de empleos, superávit, y hemos reducido la deuda, el país que más lo ha hecho del mundo desarrollado: 130.000 millones. A pesar de la desaceleración, seguiremos creciendo porque tenemos una buena salud de las cuentas públicas, porque hemos creado tres millones de empleos, porque además hemos hecho políticas sociales.

La desaceleración no va a ser ni profunda ni prolongada. Va a ser una desaceleración para la cual nuestro país está más preparado que nadie: por la fortaleza de su sistema financiero, por la fortaleza de sus cuentas públicas, y trabajaremos con los sindicatos y empresarios para seguir promoviendo empleo, para ayudar a las familias que puedan tener más dificultades, como hemos hecho nosotros, a diferencia de lo que hacían ustedes. ¿Sabe cuál es la diferencia? Que ante una dificultades, nosotros hemos puesto una medida que es devolver 400 euros a asalariados, a pensionistas y autónomos. Una medida parecida la ha tomado el señor Bush en Norteamérica, de 600 euros. ¿Sabe lo que ha hecho allí la oposición, y también están en campaña presidencial? Apoyar. Hay muchas diferencias entre el Gobierno de Bush y el mío, pero las diferencias entre la oposición de España y la oposición norteamericana son totales. No han apoyado en nada al Gobierno. No tienen parangón con ninguna oposición democrática de los países que conocemos.

R. Nunca creí que el señor Zapatero pusiera de ejemplo al señor Bush. Mire usted, con los 400 euros que dice usted que va a devolver si gana las elecciones en junio, a un señor que gana un millón de euros le va a devolver los 400, y a los que ganan 10.000, 11.000, 12.000, 13.000 o 14.000 eurosno le va a devolver ni un solo euro, como es perfectamente entendible. Celebro que usted hable de superávit, porque en el año 2003 dijo usted, como recordará, que en España nunca habría superávit mientras hubiera déficit de camas hospitalarias o déficit de centros de día o déficit de pensiones. En cualquier caso, quienes son de carne y hueso son las 300.000 personas que han perdido su empleo. Quienes son de carne y hueso son todos los españoles que se levantan todos los días a las siete de la mañana y que van a comprar.

Z. Y a las cinco.

R. Y a las cinco y a las seis. Todos esos son de carne y hueso, pero parece que usted no los conoce. Y son de carne y hueso también los pensionistas. Ustedes en materia de política económica no han hecho nada. Nosotros, en el año 96, demostramos que se podían hacer las cosas, hemos presentado un gran programa económico y lo vamos a llevar a la práctica para relanzar nuestra economía.

Z. No ha dado ninguna idea. Nosotros sí hemos apoyado. Hemos subido las pensiones mínimas, el salario mínimo, estableciendo nuevas prestaciones como los 2.500 euros, manteniendo el poder adquisitivo de los empleados públicos que ustedes congelaron. Me retó usted a crecer al 3 por ciento y hemos crecido el 3,7 por ciento. Hace cuatro años, en el primer debate de investidura, me dijo usted: España crecer al 3% y crear dos millones de empleos, por esas cifras le juzgaremos el Partido Popular y la sociedad española; me retó a crecer al 3% y hemos crecido al 3,7%; me desafió a crear dos millones de empleos, y hemos creado tres millones de empleo; y me dijo además: no olvide esto que acabo de decirle. Haga usted su valoración: hemos superado todo lo que usted nos exigía. Señor Rajoy, no olvide esto que acabo de decirle.

Política social

R. Los pilares fundamentales de cualquier política social son la sanidad, la educación y las pensiones; no son los únicos, pero sí son los fundamentales. Pero en los últimos años ha surgido uno nuevo, la inmigración, que puede afectar a estos pilares a que acabo de hacer referencia. Son personas que vienen a España, que trabajan y que en su mayoría contribuyen, pero también son los más necesitados y, por tanto, demandan muchos servicios sociales. Y los recursos de esos servicios, a veces, se quedan cortos. Por lo tanto, para que lo que puede ser una operación de éxito no se convierta en un drama, hay que poner orden y concierto en el fenómeno migratorio.

Voy a dar algunos datos: en el año 2005 entraron en España más de 700.000 extranjero; en el año 2006, más de 670.00, más que Francia, Alemania y el Reino Unido juntos; en el año 2007, más de 725.000, también más que Francia, Reino Unido y Alemania juntos. Somos el segundo país del mundo, sólo superado por EE UU, a la hora de entrar ciudadanos extranjeros.

Es evidente que esto no está controlado. Esto es una avalancha. Usted no ha hecho nada más que complicar las cosas, provocando hace tres años un efecto llamada que se oyó en todo el mundo. Y en lo demás, pues se limita a decir lo bien que va todo y a ignorar la realidad, y además cuando alguien como yo hace propuestas, las descalifica o las califica de inútiles e incluso de xenófobas.

He propuesto prohibir la regularización masiva por ley, el contrato de integración, la igualdad de derechos, oportunidades y obligaciones; que se expulse a los extranjeros que cometen delitos y todo eso para usted no tiene ninguna importancia. ¿Mantiene usted que no pasa nada y que no hay nada que hacer en esta materia más que seguir como estamos?

Z. cuando llegué al Gobierno había 700.000 inmigrantes sin papeles en España trabajando ilegalmente.

Voy a hablar de los aspectos de la política social que afecta a los ciudadanos. Empezaré por la educación. Usted como ministro de Educación redujo las becas. Hoy hay 250.000 estudiantes que disponen de becas después de la política de este Gobierno.

Hemos hecho una política de igualdad sin su apoyo y hoy hemos establecido más medidas en defensa de la maternidad, paternidad, para conciliar la vida laboral y familiar.

Hemos sufragado la educación infantil de tres a seis años al cien por cien y ahora lo vamos a hacer de 0 a 3 al cien por cien.

Ustedes no hicieron nada para apoyar a las personas que no se pueden valer por sí mismas y ahora tenemos un derecho de apoyo a un millón de personas dependientes, que va a ser un cambio histórico.

Hemos subido un 30% las pensiones mínimas. Hemos subido un salario mínimo al 30 por ciento, eso es política social.

Hemos apoyado la vivienda para los jóvenes en alquiler, con una renta de emancipación que va ayudar a 350.000 jóvenes. Ustedes, ni un euro para ayudar a los jóvenes en el alquiler.

Nosotros, una prestación de 2.500 euros por nacimiento y ustedes, que tanto hablan de la familia, no hicieron ninguna prestación y apoyo por nacimiento a las familias.

La estadística es abrumadora: déjeme que subraye este último ejemplo: 2.500 euros a 500.000 familias al año y ustedes cero euros. 500.000 familias dividido por cero es infinito. Lo mismo que su política social.

R. Veo que usted no tiene el más mínimo interés en hablar de inmigración, pero yo sí y los españoles también, por tanto yo voy a hablar.

Pero antes quisiera decir que usted ha dicho dos mentiras: la primera sobre mi gestión en las becas. Según los datos del ministerio de Educación que usted dirige, hay más becarios en el año 1999, cuando yo era ministro, que en el año 2007. En becarios universitarios y en el resto del modelo educativo. En el tema de la dependencia nosotros hemos apoyado la ley de dependencia pero, por ejemplo, mientras la Comunidad de Madrid le dedica 700 millones de euros al año, usted el año pasado le ha dedicado 200 millones de euros.

Pero voy a hablar de inmigración. Mire, antes le di los datos de las personas que entraron en España en 2005, 2006 y 2007. Ahora le voy a dar los datos de su Gobierno, de sus permisos de residencia: en junio de 2004 había en España 1.776.000 personas con permiso de residencia. En diciembre de 2007 hay 3,9 millones, es decir mucho más del doble. Esto para usted no plantea ningún problema pero hay gente a la cual sí que se lo plantea: los que quieren una plaza escolar, los que quieren becas para comedor, los que quieren acceso a la vivienda pública y hay que trabajar para que los derechos de uno, porque todos tienen derecho evidentemente, no perjudiquen a los otros.

Eso a usted no le importa, pero a mí sí, como el hecho de que el 10% de los extranjeros que vienen a España, siendo el 10 por ciento, el número de reclusos extranjeros en las cárceles españoles sea el 34% y el 40% en Cataluña. ¿Sabe por qué pasa esto? Porque no hay control, aquí hay que poner orden y control, que es lo que no quiere hacer. Inmigración legal y con contrato, lucha contra la inmigración ilegal y, desde luego, contrato de integración y que todos seamos iguales derechos y obligaciones, iguales en deberes e iguales en oportunidades.

Z. No tiene ninguna política social, como corresponde a la política del PP. Ni propuestas. Sólo habla de inmigración. Luego me referiré a ella.

En esta legislatura se han producido importantísimos avances para los derechos sociales de nuestro país. Hemos desbloqueado lo que ustedes frenaron, que es la investigación con células madre para dar esperanza a enfermedades tan graves como el alzheimer, el parkinson o la diabetes.

Quizás sea bueno que recordemos a los jóvenes qué se ha hecho en el periodo democrático.

Nunca han apoyado las leyes que han supuesto avances sociales y de derechos. No apoyaron la ley del divorcio que despenaliza y elimina los farragosos trámites. Ni del aborto en determinados supuestos. No apoyaron la ley que establecía la universalización de la sanidad pública. Ni la ley de la escolarización gratuita hasta los 16 años y ahora han vuelto a hacer lo mismo con la ley que amplia derechos individuales como la ley del matrimonio homosexual.

No han apoyado ninguna ley de ampliación de derechos de los ciudadanos en este periodo democrático.

¿Sabe cuál es la reflexión que me lleva a hacer? Que desde hace 30 años no han movido un dedo para que los españoles tengan más derechos, ni en la sanidad, ni en educación, ni libertades individuales, ni en investigación biomédica.

Si ustedes hubieran gobernado 30 años seguidos, lo que es evidente es que en España hubiera habido menos educación, menos sanidad, menos derechos, peores pensiones y, desde luego, seríamos un país menos libre y más intransigente. Esa es la realidad, señor Rajoy.

R.Es evidente que el señor Zapatero no quiere hablar de inmigración. Después de las críticas que ha producido su política, uno de los asuntos más importantes que tenemos planteado hoy en España.

Habla de educación, ¿sabe lo que hicieron ustedes en materia de educación? Mire, 48 horas después de llegar al Gobierno, derogaron la ley de la Calidad de la Educación que no había entrado en vigor. Tras dos años de debates, polémicos y disputas, aprobaron una que era igual que la que existía desde hace años. Al día siguiente cesó a la ministra de Educación. Y ¿sabe lo que dice el informe Pisa? Que somos el tercer país de la Unión Europea en tasa de abandono escolar. El 31 de la OCDE en Ciencia, el 32 en Matemáticas, el 35 en lectura.

¿Sabe lo que hay que hacer, usted que le gusta hablar tanto de derecho? Mérito, trabajo, esfuerzo, autoridad del profesor, que es el que enseña, y el alumno el que aprende, nivel de exigencia, menos educación para la ciudadanía y más inglés, sociedad de la información y nueva tecnología. Su gestión en materia de educación ha sido un clamoroso fracaso, como saben todos los españoles.

Me habla de pensiones y presume. Yo formé parte de un Gobierno en el año 96 que tuvo que pedir un crédito en el mes de diciembre para pagar...

Z. Eso no es cierto.

R. Eso es absolutamente cierto. Para pagar las pensiones de la Seguridad Social. Luego hicimos una ley, reconociendo las pensiones por ley. Hicimos una ley en la que dijimos que las pensiones subirían al menos como el IPC. Cuando ahora han cobrado los pensionistas una paga al final de enero fue por la ley de Partido Popular. Le dejamos un fondo de reserva, subimos las pensiones. Ahora vamos a volver a subirlas. Por cierto, en su programa electora decía que iban a subir las pensiones de las viudas, la base reguladora, del 52 al 70. ¿Por qué ha mentido a las viudas y no cumplió su promesa, su programa electoral? Yo, sin embargo, sí lo voy a cumplir. La ley de Dependencia, insisto, no la ha dotado económicamente. Es humo, gasta mucho más Madrid, la comunidad, el ayuntamiento, Valencia o Navarra. Nada, no la ha dotado.

Z. No es cierto.

R. La Comunidad de Madrid gasta más sólo en Madrid que usted en todo el país.

Z. Señor Rajoy, en política educativa hicieron dos leyes sin memoria económica y sin financiación. Tuvo que llegar este gobierno para financiar la educación de cero a tres años. Y usted redujo las becas.

En inmigración, cuando llegué al Gobierno había un millón de ciudadanos sin papeles que se les colaron a ustedes porque no controlaron las fronteras. Hicieron cinco regularizaciones. 500.000 a los que dieron papeles y todavía se les habían colado 700.000 más.

Nosotros hicimos la regularización con contrato de trabajo, con acuerdo entre empresarios y sindicatos y ustedes hicieron las regularizaciones con un bonobus ¿qué valía un bonobus?

R. ¿Qué es eso?

Z. Se lo explicaré. Hemos tenido una lucha tenaz contra la inmigración ilegal, acuerdos con la UE, con los países de origen, y hemos incrementado tres veces la ayuda al desarrollo con estos países, donde hay hambre, donde hay miseria, de donde escapan a un mundo mejor. Hemos dedicado 200 millones a los ayuntamientos para proyectos de integración.

De las cinco regularizaciones, tres corresponden a su etapa como ministro del Interior. Mire usted, bastaba una factura de una noche de hotel o un bonobus. *Con qué cara habla de regularizaciones quien como ministro regularizó con un bonobus?

R. Eso es mentira. La reducción de becas es mentira. Su política de educación ha sido un fracaso y hay que modificar el modelo. Se necesita trabajo, esfuerzo.

Su política de inmigración... Puede decir lo que quiera pero le he dado unos datos demoledores. Esto ha sido un coladero, a usted le han puesto de vuelta y media en la Unión Europea. Dice que ha hecho un gran esfuerzo, pero el resultado ha sido lamentable. Usted no ha hecho nada por la regularización de los emigrantes, se ha limitado a decir "esto va muy bien", no se ha ocupado de lo importante, ha estado en otras cosas, como la memoria histórica o la alianza de civilizaciones que no le importan a nadie, y lo fundamental lo ha desatendido.

Z. Hemos repatriado 200.000 inmigrantes más que ustedes. Ahora usted propone un papel para evitar que los emigrantes cometan delitos como la ablación o la poligamia o la lapidación. ¿Sabe las penas que tienen en el Código Penal? Están en el Código Penal. ?se es un contrato inútil. Junto a los españoles hay inmigrantes donantes de órganos, voluntarios en las ONG y fallecidos en las misiones de paz, y en los atentados terroristas como el de la T-4. ¿Deberíamos pedirles que firmen su papel de delincuente potencial a esas personas que a veces mueren por nosotros?

Política exterior y de seguridad

R. Empezaremos por lo más que interesa a la gente, el terrorismo. Cuando usted llegó al Gobierno, ETA estaba más débil que nunca, tras un año sin matar porque no podía, y Batasuna estaba fuera de los ayuntamientos y del Parlamento. Y había un pacto entre PP y PSOE que quitaba a ETA toda posibilidad de negociación. Usted negoció con ella, rompió el pacto, les dio esperanza. Nos dijo que querían retirarse y el resultado es que ETA está en los ayuntamientos y el Parlamento con nuestro dinero. Vuelve la violencia callejera, han vuelto a matar, y a demás usted dividió a la sociedad y se enfrentó a las víctimas.

Una muestra de imprudencia de la que no está dispuesto a arrepentirse. No diga que buscó la paz y lo hizo de buena fe, algo que se presupone a cualquier político. Lo que usted hizo fue una frivolidad que benefició a los terroristas y perjudicó a los demás.

No busque precedentes porque negociar políticamente con una organización terrorista, algo que usted mismo ha reconocido haber hecho, es algo que no hizo nadie en España. Este es el fracaso más importante de esta legislatura que ha afectado a la dignidad del Estado y ha sido lesivo en lucha contra ETA.

Le garantizo que yo nunca negociaré con ETA.

Z. Cuando llegué al Gobierno veníamos de una legislatura en la que hubo 238 víctimas mortales a manos de terroristas, 46 a manos de ETA y 192 en el atentado del 11 de marzo por el terrorismo islamista. Mi primer deber moral como presidente del Gobierno era eliminar y reducir al máximo estas cifras. Lo que más lamento es no haber podido evitar las 4 víctimas mortales a manos de ETA que hemos tenido en este periodo.

Cuando era líder de la oposición, firmé un pacto antiterrorista para dar mi apoyo al Gobierno, nunca llevé al Parlamento ningún debate terrorista, siempre di mi apoyo con un cheque en blanco, porque para mí es inmoral usar en la lucha partidista el terrorismo. Forma parte del espíritu de la transición colaborar siempre en la lucha contra el terrorismo, forma parte del espíritu constitucional.

Ustedes, en el Parlamento y en la calle, no han hecho más que debilitar al Gobierno en la lucha contra el terrorismo, fue el único partido del mundo que se ha manifestado contra Gobierno en la lucha contra el terrorismo.

Y mintieron al final de su legislatura. Dijeron que ETA estaba acabada cuando la culparon del atentado más grave de Europa, que fue el del 11-M. Usted mismo lo dijo, en la jornada de reflexión: "tengo la convicción moral de que era ETA". Si estaba acabada, ni convicción ni moral.

R. hubo mucha gente que lo pensó. Yo me enteré porque oí a Ibarretxe en la radio. Usted dijo en los medios de comunicación, y estuvo llamando a todos, que había 3 terroristas suicidas; eso fue lo que hizo usted en esos momentos.

Pero creo que hay que hablar de lo que ha pasado ahora. Usted no apoyó a un Gobierno, apoyó la política antiterrorista de un Gobierno que había pactado con usted, que era una política eficaz y que además excluía las negociaciones. Si usted hubiera hecho lo mismo que yo, no sólo le hubiera apoyado, le hubiera aplaudido.

¿Cuándo había que apoyarle a usted? ¿A qué Zapatero hay que apoyar? ¿Al que dice hace 3 años que el PCTV es legal o al que ahora porque hay elecciones y por oportunismo quiere ilegalizarlo? ¿Al que dice hace un año que ANV es legal o al que un año después, cuando hay elecciones, por puro oportunismo quiere ilegalizarlo? ¿Al Zapatero que deja pasear a de Juana Chaos por la calle o al que luego le mete en la cárcel porque le conviene? ¿Al que dice que Otegi es un hombre de paz o al que mete a Otegi en la cárcel? ¿Al que dice "no voy a hablar de política con ETA" o al Zapatero que dice 'hablamos de política con ETA'?

¿O al Zapatero que dice después del atentado de la T4 "no vamos volver a hablar con ETA nunca más" -y tengo aquí un sinfín de declaraciones- o al que dice que volvió a hablar?

Usted ha mentido, ha engañado a todos los españoles, ha negociado políticamente con ETA, ha puesto en tela de juicio el Estado de Derecho, ha jugado con la ley, ha cedido ante los terroristas y ha aceptado el chantaje.

Es usted el primer presidente de la historia de España de De Juana Chaos, como todos los españoles con tristeza pudimos comprobar.

Z. Quienes mintieron fueron ustedes con el atentado terrorista del 11-M. No sólo mintieron, sino que estuvieron toda la primera fase de la legislatura intentado crear una conspiración, una fabulación indigna e inmoral sobre lo que había representado aquel atentado porque no asumieron el resultado electoral.

Señor Rajoy, yo apoyé al señor Aznar que dijo que ETA era el Movimiento de Liberación Nacional Vasco, que es la afirmación política más grave que yo he oído en democracia. No hay ningún Gobierno que se haya atrevido a decir de ETA que es un movimiento, no un grupo terrorista; de liberación, porque hay alguien que sojuzga; nacional, porque se refiere a una nación; y vasco. Eso lo dijo Aznar que le ha designado a usted.

Yo apoyé a Aznar en ese momento y le apoyé cuando decidió ilegalizar Batasuna, cuando usted me llamó por teléfono y le dije "adelante, en política antiterrorista mis principios y mi convicción es apoyar al Gobierno entre demócratas". Eso me sale de dentro, y a usted le ha salido es hacer oposición con el terrorismo, utilizarlo partidistamente, esa es la realidad.

No sólo preocupa a los ciudadanos el terrorismo, también la seguridad, usted fue ministro del Interior. En seguridad ciudadana su filosofía era conocida: la seguridad para el que se pueda pagar. Ustedes redujeron 7.500 policías, usted es el ministro que tiene el récord de menor número de policías de la democracia. Nosotros hemos aumentado en 17.000. Con usted los delitos más graves llegaron al nivel más alto de la democracia, 1.200 homicidios. Ahora los hemos reducido a 800.

Pero también hemos trabajado en otra seguridad, la seguridad vial, porque los accidentes de tráfico son la primera causa de víctimas mortales en nuestro país, cuando usted era ministro hubo 4.000 muertos (al año) en la carretera y ahora lo hemos reducido a 3.000 porque no nos resignamos. Hemos trabajado por la seguridad pública.

R. Ya veo que el señor Zapatero quiere hablar del 11M y quiere hablar de Aznar. Pero el problema es que aquí estamos hablando del terrorismo de ETA. El 11-M ya lo ha juzgado la Justicia y Aznar ya no está en la vida política española.

Z. Es usted.

R. No, no soy yo. Usted con ETA negoció políticamente, algo que nadie se había atrevido a hacer en España. Nunca. Usted les dejó ir a los Ayuntamiento y al Parlamento de donde los habíamos expulsado y ahora quiere dar marcha atrás. Dejó que su partido se entrevistara, con las televisiones delante, con una organización terrorista como es Batasuna. Le dio a ETA la categoría de interlocutor político y sabe usted que la política la hacen los partidos y los votantes.

Al negociar con ellos dijo el terrorismo es instrumento hábil para hacer política.

Ha mentido, ha engañado, ha faltado a la verdad, pero en infinidad de ocasiones. Se lo he demostrado.

Z. Nunca. Jamás.

R. Siempre. Ya me hubiera gustado a mi apoyarle, pero era imposible. Hasta lo fui a apoyar después de la tregua y me engañó y me mintió, como mintió a los españoles.

Ahora, vamos a hablar de seguridad ciudadana. Tengo aquí los datos de seguridad ciudadana. Como usted no habla de cómo está España en este momento, sino de lo que hicimos los demás...

Z. Comparo.

R. Cuando fui ministro del Interior, el número de infracciones era de 2.044.000, en 2006 2.260.000 Homicidios, violencia de género: 52 persona cuando yo era ministro y éste ha sido el peor año de la democracia. Policías y guardia civil: en el 96, 1,400 plazas de empleo público. Cuando llegué la tripliqué hasta 4.200.

Z. No mienta, por favor. Y ahora hemos recuperado hasta 116.000. Estos son datos oficiales. Mire, pero habrá alguna nominación política mayor que llamar a ETA "Movimiento de Liberación Nacional Vasco". Era su Gobierno y nadie les dijo nada. A usted no le ha salido de dentro en ningún momento apoyarme. Nunca.

La prueba evidente es que cuando ganamos las elecciones tuvimos que ir a una Comisión de Investigación del 11-M. Yo respondí, como no ha hecho ningún presidente, 14 horas en esa Comisión de Investigación.

Y en el 2005, en el primer debate sobre el Estado de la Nación, usted ya me dijo que traicionaba a los muertos. El señor Acebes ha dicho que mi proyecto era el proyecto de ETA. Todos los españoles han visto que ustedes han utilizado el terrorismo de manera partidista. Sólo han tenido un objetivo de posición: ETA y el terrorismo.

Yo quiero referirme también a la política exterior, que es muy importante para España, y ya veo que para usted, no. ¿Cuál fue su política exterior? Al sur, Perejil. Al norte, unas malísimas relaciones con Francia. En América Latina, se dedicaron a reclutar soldados para la guerra de Bush en Irak. Y lo que se recuerda de su política exterior es la foto de las Azores. Ahora han cambiado las cosas: tenemos buenas relaciones con el sur, con Marruecos, con todos los países europeos, algunos de ellos han puesto a Felipe González al frente del Grupo de Reflexión para diseñar la Europa del futuro. En América Latina hemos duplicado la ayuda y la cooperación al desarrollo para luchar contra la pobreza.

Desde luego, ahora hay un país en el mundo que defiende la paz, la cooperación internacional, a diferencia de su periodo, que fue defender las guerras ilegales, estar sometido al presidente Bush y congelar, porque no subieron nada, los recursos al desarrollo, a la cooperación en la lucha contra la pobreza y la miseria.

R. ¿Usted quiere que le voten por lo de la otra vez? ¿Por Bush, el 1-M, Irak, Aznar?. Cambie y hable de lo que importa a los españoles.

Voy a comparar. En seguridad ciudadana: cuando yo era ministro del Interior, se celebraron dos Consejos Europeos, presidimos la UE y celebramos 17 consejos de ministros de la UE. Ustedes tuvieron que suspender un consejo europeo de Vivienda porque no eran capaces de garantizar la seguridad de los ciudadanos. Eso para la imagen de España en el exterior es algo verdaderamente notable.

Como el número de bandas organizadas, de delincuentes extranjeros que entran en España sin que Rubalcaba pueda hacer algo.

Y en el tema de ETA ha mentido. *Quiere que le apoye en lo de De Juana Chaos o en lo de la negociación política? Es que no le puedo apoyar.

Z. Es que ha intentado ser partidista.

R. Y en política exterior. Yo me llevo bien con Sarkozy y usted Chávez y Castro. Ese es el resumen de su política exterior.

Z. Ahora que me cita a Chávez, le voy a decir que ésas son las diferencias entre dos proyectos. Ustedes están denigrando al Gobierno de España en el extranjero; y yo en la cumbre de Chile defendí al señor Aznar de los ataques que le lanzaba el señor Chávez. Como patriota lo hice, con respeto democrático. Y ustedes han estado cuatro años denigrando al Gobierno de España, diciendo el señor Aznar que estamos en un proceso de balcanización.

Y ahora la imagen de España es la de la paz, de la solidaridad, la cooperación. Ahí tienen a Felipe González, toda Europa ha apoyado a un español...

Y volviendo a los emigrantes: España es un país de emigrantes...

R. Yo soy gallego.

Z. Y muchos me estarán viendo ahora, y les doy un saludo. Debemos tener mucha prudencia con la gente que viene a trabajar con nosotros.

Política institucional

R. Hace poco más de un mes uno de los principales periódicos europeos se preguntaba sobre España: *qué se puede esperar de un país en el que sus habitantes no se ponen de acuerdo sobre cuántas naciones son?

¿Qué le parece? Así ha conseguido usted que nos vean. Y no es raro, porque comenzó usted su mandato diciendo aquello de que el concepto de nación es discutido y discutible. Inició un debate absurdo y abrió un melón que no reclamaba nadie; además, lo hizo sin dejar establecido cuál era su idea de España, es decir: a dónde quería llevarnos.

Y como en todo, lo hizo por su cuenta. Antes de llegar usted al Gobierno, las cuestiones se pactaban entre los grandes partidos, y usted ha roto ese acuerdo como ha roto otros muchos en España.

Los resultados están a la vista. Ha creado usted enfrentamientos entre las comunidades autónomas: por el patrimonio, por la financiación, por las inversiones, por el agua. Ha dividido a los españoles y ha afectado a su igualdad. Ha propiciado un estatuto de autonomía que tiene siete recursos ante el Tribunal Constitucional.

Por primera vez desde 1978 se ha pactado un estatuto sin el acuerdo de los grandes partidos nacionales, decía usted que es que quería integrar a los nacionalistas en el sistema, a costa de echar a la mitad de la población española. Pues no lo ha conseguido, los ha radicalizado, en muchos casos, los ha mandado al monte.

No me diga que España es ahora más plural, porque ya lo era antes de que fuera usted presidente. Era muy plural, pero los españoles tenían los mismos derechos y las mismas obligaciones.

¿Puede usted explicarnos para qué hizo todo esto y si de verdad cree que España está más unida y cohesionada que nunca?

Z. Ha puesto usted el ejemplo del agua. ¿Quien ha sembrado la discordia y el enfrentamiento entre comunidades? Todo para que ahora se haya demostrado que el trasvase del Ebro, ni lo iban a hacer ni lo mantienen en su programa, lo cual constituye un engaño bastante grave para los ciudadanos de la Comunidad Valenciana y Alicante, que afortunadamente tienen en este periodo 335 hectómetros cúbicos más de agua, gracias a las inversiones que estamos haciendo después de que en su periodo de Gobierno no tuvieran ni un hectómetro cúbico más de agua.

Mire, nosotros creemos en el Estado de la Autonomías, estamos convencidos de que ha sido muy bueno para el bienestar de España, que favorece la libertad eliminando el centralismo. Pero ustedes siempre han estado a rastras. Como Alianza Popular le recuerdo que no votaron el Estatuto de Cataluña ni el del País Vasco...

R. Y el PSOE era marxista hace 30 años...

Z. El PSOE siempre ha votado los estatutos de autonomía y ha estado en todos los consensos. Ustedes no. Ahora ha habido 7 propuestas de reformas de las cuales hemos votado juntos 6, una de ellas en contra, que fue la propuesta del plan Ibarretxe.

Y menuda la que han montando con el estatuto de Cataluña: crispando, trasladando a todas las comunidades el "se rompe España", lo cual era radicalmente falso, cizañando con el tema del catalán para que ahora veamos como hoy su candidata número uno, la señora Nadal, haya dicho que el castellano no se persigue en Cataluña.

Hemos hecho reformas de los estatutos para mejorar el autogobierno y en este periodo hemos vivido mas colaboración y vivido menos conflictividad ante el Tribunal Constitucional que en cualquiera de sus 8 años de Gobierno.

Tienen una gran desfachatez, han sembrado la discordia entre ciudadanos y especialmente con el estatuto de Cataluña.

R. El castellano no se persigue en Cataluña, pero lo que es evidente es que no se puede estudiar en castellano.

En cuanto al tema del agua, la discordia es suya. Había un Plan Hidrológico votado por el 80 por ciento del Consejo Nacional del Agua, votado por Castilla-La Mancha y Extremadura, donde gobernaba el PSOE.

Yo haré las obras del Pacto del agua en Aragón. Las voy a hacer. Y luego haré trasvases a las otras cuencas.

Z. ¿Hará el trasvase del Ebro?

R. Haré el trasvase del agua. Pero usted la única alternativa que ha dado es llevar agua de Almería a Barcelona.

Ha dicho que yo había dicho que España se rompía, yo nunca lo he dicho y va a tener que demostrarlo.

¿Sabe usted quién dijo que en España se estaba centrifugando el Estado? Felipe González. ¿Que se ha abierto el melón del Estado sin saber adónde va? El señor Leguina. ¿Que lo que está pasando en España se parece a la disolución de la Unión Soviética? Alfonso Guerra. ¿Que "el Estado se está fragmentando"? El señor Leguina.

Usted sigue diciendo que estamos muy unidos. Pues bien, el 25 de octubre hay convocado un referéndum en el País Vasco, y no lo ha convocado Batasuna sino el Lehendakari del Gobierno vasco.

Además, el presidente del Gobierno catalán ha anunciado otro referéndum para 2014.

¿Sigue creyendo que estamos muy unidos?

Yo no he dicho nunca que la transición se hizo muy mal, y que España no estaba cuajada, eso lo ha dicho usted. Yo no he dado a entender a los nacionalistas que me proponía arrejuntar España, lo ha dicho usted. Yo no he dicho nunca que los vascos tuvieran el derecho a decidir, ha sido ud.

No tiene ninguna idea de la nación española sino que cada uno puede decidir lo que quiere.

Yo creo que España es una nación de ciudadanos libres e iguales y que de España decidimos todos y cada uno de los españoles.

Z. Señor Rajoy, su apocalipsis, que es lo que ha hecho en estos cuatro años, parece que se retrasa en la historia. Ni España se rompe, ni Navarra ha sido entregada a ETA -más bien gobiernan ustedes Navarra con el apoyo del PSOE-, ni Cataluña está en un proceso de secesión -más bien está más unida porque ahora ya hay alta velocidad-.

Nos hemos enterado al menos de que ya no hay trasvase del Ebro. ¿Por qué le parece mal que el agua que produce una desaladora de Carboneras, en Almería, vaya a Cataluña?

R. No, en absoluto

Z. A mi me parece un modelo de solidaridad y de cohesión en nuestro país.

R. Sobra agua

Z. El que Barcelona esté con problemas de agua, o pueda estar, pone de manifiesto que el trasvase del Ebro era una medida absurda. Me alegro que hayan venido a nuestra posición y se hayan olvidado ya del trasvase del Ebro.

R. Me ha entendido mal.

Z. Hemos entendido lo que hemos entendido. Mire le voy a leer un texto del Estatuto de Cataluña. "Todas las personas tienen derecho a recibir un adecuado tratamiento del dolor y cuidados paliativos integrales y a vivir con dignidad el proceso de su muerte". Artículo 21 del Estatuto de Cataluña. El artículo 20 del Estatuto de Andalucía dice lo mismo. Ustedes en el Estatuto de Cataluña votaron en contra de este artículo y lo recurrieron al Tribunal Constitucional, y en el Estatuto de Andalucía, diciendo lo mismo, votaron a favor.

Y aquí, en Madrid, en el Severo Ochoa, a los profesionales que practicaban los cuidados paliativos los han querido encarcelar, esa es su actitud de discordia. En Cataluña, votan en contra, en Andalucía, a favor, y en Madrid quieren encarcelar a quien practica desde su profesionalidad el intento de paliar el dolor ante una muerte inevitable.

R. Vamos a hablar de discordia, señor Zapatero. Usted ha hablado del Estatuto andaluz y catalán. Me han reprochado que yo no haya apoyado el estatuto andaluz y que no haya apoyado el estatuto catalán. Mire usted, en el Congreso presentamos 73 enmiendas al estatuto catalán y nos aceptaron 0. Al andaluz presentamos 150 enmiendas, lo corregimos, es constitucional y por eso lo aceptamos.

Hablando de discordia, le voy a leer una cosa que a usted le sonará. "Los partidos firmantes del presente acuerdo se comprometen a impedir la presencia del PP en el Gobierno del Estado y renuncian a establecer pactos de Gobierno, parlamentarios, en las cámaras estatales".

Aquí está el origen de todo lo que ha pasado en esta legislatura con el estatuto catalán. Usted rompió por primera vez en la historia el acuerdo PSOE-PP con respecto al estatuto catalán. Sí, Sí.

Por eso no es de extrañar lo que pasó en el estatuto catalán y por qué rompió usted el pacto antiterrorista, porque siempre prefirió hacer el pacto del Tinell, que es la obsesión por dejar fuera a media España.

Es al mayor rasgo de intolerancia que se ha hecho en la historia de democracia española.

¿Quién es usted señor Zapatero? Es un señor que con una mano predica el entendimiento y con la otra mano prohíbe a los demás que nos den los buenos días y pide que me echen la culpa de todo.

Usted es el que ha sembrado la discordia, es el que ha querido pactar con los radicales, que el PP no tuviera la más mínima oportunidad de llegar a un entendimiento.

Usted no habla del apocalipsis. Del apocalipsis hablaron antes tres personas: González, Guerra y Leguina.

Y ¿qué tiene que decir de los referendos? ¿Le parece normal para separarse de España? ¿A usted esto le parece normal? Todo le parece normal.

Z. Usted sembraba la discordia con el Estatuto de Cataluña. Prueba de ello es que han sido profundamente incoherentes porque hay 20 artículos del Estatut que han recurrido al Tribunal Constitucional, que son exactos que en el Estatuto de Andalucía y que ustedes votaron a favor.

No les importaba el contenido ni los artículos, sino sembrar la discordia, alarmar para ver si así en el resto de España podían obtener algún respaldo, eso hicieron al grito de "se rompe España" que todos los españoles lo han escuchado.

R. Eso lo dijeron González y Guerra.

Z. Igual que Navarra, que fue usted ahí a decir lo que dijo y ahora están gobernando con nuestro apoyo.

En nuestro país hay un modelo autonómico que ha funcionado bien cuando se tiene una voluntad constructiva y ustedes no la han tenido. Ustedes han utilizado la reforma de los estatutos, porque hemos votado cinco reformas de estatutos. Cuando les interesaba, cuando gobernaban en esas comunidades, como en Valencia. Ahí sí. Pero en Cataluña, que no tienen representación prácticamente, no tenían nada que ganar ni que perder y lo utilizaron para poner a todos los ciudadanos en contra de ese proyecto.

Lo cierto es que en materia de autonomías y libertades hemos avanzado: hay más autogobierno, más unidad y más fortaleza del Estado.

Hay también más derechos y libertades, hay nuevas leyes de divorcio, de matrimonio homosexual, de igualdad, de rehabilitación de memoria, de las personas, de su dignidad. Hay más diálogo y más democracia. El ejemplo es este debate que están retransmitiendo varias televisiones como la televisión pública, que ahora es plural e independiente y que con ustedes tuvo una condena de la Audiencia Nacional por manipulación. Cuando ustedes gobiernan se resiente la democracia, se pierde el pluralismo, este es el mejor ejemplo.

R. Hablar de discordia, una persona que firma el Pacto del Tinell cuyo objetivo es echar fuera del mapa político de España a un partido que representa a la mitad de los españoles, es lo más antidemocrático que se ha producido en España

Usted ha actuado en consecuencia. Esos son sus pactos, son sus socios, es la gente con la que ha pactado y por eso se ha producido lo que se ha producido en España.

He pactado muchas cosas con su partido. El pacto autonómico del 92, fui a Moncloa, lo firmé con González. El del año 96. Ustedes el Estatuto catalán quisieron dejarlo fuera a propósito. Si no, no se explica que no aceptaran ni una sola enmienda.

Y no me venga con el viejo truco de decir que somos anticatalanes. Eso es mentira, porque yo voté al estatuto andaluz y cuando se reformó en las Cortes, se aceptaron 150 enmiendas, voté a favor.

Usted no tiene una idea de España. Es una nación de más de 500 años historia y usted se lo ha tomado a broma, y eso me parece inaceptable.

Z. Lo que sucede es que este país, que es plural, que es diverso, hay que construirlo entre todos con el dialogo, no sembrando la discordia entre unas comunidades y otras. Y con un gobierno que intente dialogar.

He tenido un diálogo fecundo con todas las comunidades: ahora todos los presidentes entran en la Moncloa. He convocado la conferencia de presidentes tres veces. Eso es fortalecer el Estado y fortalecer España.

Hemos promovido además que el Gobierno se someta más al control, a la crítica, en el Parlamento. He respondido preguntas en el Senado y el Congreso, el doble de preguntas de la oposición que en la etapa anterior.

Y hemos puesto en marcha la educación cívica y hemos acabado con el intento de que la religión fuera evaluable en la escuela.

Retos de futuro

R. Permítame que le diga antes, porque me ha hecho gracia cuando dice que España está muy fortalecida, pero con un referéndum de autodeterminación convocado para el mes de octubre.

Pero vamos a hablar de los retos de futuro, uno de los cuales es ése, por cierto.

El mayor reto de futuro es la globalización. Para que se entienda, China e India, el 38 por ciento de la población mundial, crecen al 10 por ciento en los últimos años. Por tanto, ya nada es lo mismo y vamos a vivir un nuevo mundo y hay que trabajar para que eso, que es un reto, se convierta en una auténtica oportunidad.

Para los españoles de a pie, y sobre todo para los más jóvenes, el reto más importante del futuro es disponer de una vivienda. Y es natural que me preocupe, porque durante su Gobierno el precio de la vivienda ha aumentado un 43 por ciento, porque los intereses que tienen que pagar por las hipotecas se han duplicado durante su Gobierno, y porque los que quieren alquilar no encuentran viviendas en alquiler, ya que no hay garantías jurídicas y económicas bastantes para los propietarios.

Usted creó un Ministerio de Vivienda, anunció grandes planes, cambió a su titular, la señora Trujillo, sin que hubiera ejecutado ninguno, y nombró a otra persona, que también anunció grandes planes, nada menos que para la emancipación de los jóvenes.

De momento, hemos sabido que Sociedad Pública de Alquiler tiene 1.200 pisos vacíos que está pagando, lo cual es una vergüenza.

Señor Zapatero, usted, ante un problema como éste ha estado instalado en una sucesión de ocurrencias disparatadas. Hemos visto aquello de las zapatillas a los jóvenes, hemos visto lo de los minipisos, la soluciones habitacionales...

Oiga, ha habido muy poquita reflexión y ha hecho muy pocas cosas para resolver uno de los problemas más importantes que tiene nuestro país. Usted había dicho que lo iba a resolver y creó el Ministerio de la Vivienda. Ha sido un fiasco colosal.

¿Cómo se explica usted que uno de los países de la Unión Europea con menor densidad de población, que es España, sea mucho más caro que Holanda, que tiene casi cinco veces más población por kilómetro cuadrado que España. ¿Cómo se lo explica?

Z. Vamos a hablar de vivienda. Esta es la evolución del precio de la vivienda con el Partido Popular (muestra un gráfico), que llegó al máximo histórico, y ésta la del PSOE, que decreció hasta situarse en una subida del 4,8 por ciento.

¿Sabe cuántas viviendas protegidas construían en el último año de su mandato? 56.000 ¿Y sabe cuántas se inician ahora? 100.000 viviendas protegidas para que las familias puedan acceder a ellas y tengo el compromiso de que sean 150.000 cada año en la próxima legislatura.

¿Cuántas ayudas hacían ustedes a los jóvenes para el alquiler de vivienda? 0 euros. ¿Nosotros? 200 euros para 350.000 jóvenes que van a poder tener vivienda.

Pero para mi, la prioridad es la investigación y la educación. La gran prioridad del futuro, la base, donde hemos duplicado la inversión en este periodo. Una educación donde hemos hecho dos leyes educativas con acuerdo y con memoria económica. Hemos reforzado la lectura, las matemáticas, el inglés con becas para jóvenes. 50.000 jóvenes han tenido una beca para viajar al extranjero durante un mes y con ustedes ninguna y en los próximos 4 años vamos a llegar a 200.000.

Pero el futuro es la investigación, ¿sabe que hemos multiplicado por 3 el gasto en I+D+I? No llegaba a 3.000 millones con ustedes y ahora esta en más de 7.000 millones de euros. ¿Sabe que hay 40.000 investigadores más en España que cuando ustedes gobernaban? ¿Sabe que somos el segundo país de Europa que mas aumenta en patentes? ¿Sabe que en Internet, cuando llegamos al gobierno solo disponían de acceso 1 de cada 10 ciudadanos y ahora son 5 de cada 10?

Por el contrario, usted en materia de investigación y educación, hace lo mismo que en materia de interior, en vez de reducir los delitos, que es lo que tenía que haber hecho, redujo el número de policías. En materia de investigación, en vez de aumentar el gasto y en educación aumentar las becas, lo que hizo fue reducir y congelar las becas y el apoyo a lo que representa el futuro, que es la educación.

R. Lleva una temporada diciendo que soy el peor ministro de la democracia. Seguramente usted es el mejor presidente del Gobierno de la Historia de España desde los Reyes Católicos. Ese no es el tema.

Las viviendas protegidas (muestra un gráfico), comparando los precios de la vivienda de protección oficial en Madrid, que es PP, Andalucía, que es PSOE, y Cataluña. Año 2004: 112.000 mientras que el año 2008 llega a 200.000 euros.

Sólo el Ayuntamiento de Madrid alquila más viviendas que el Ministerio de Vivienda.

Vivienda pide a bancos y cajas que den una ayuda de alquiler aunque no tengan los datos comprobados. Los bancos dicen: "Oiga aunque estemos en elecciones hay que cumplir la ley".

Las ayudas para el alquiler son un coladero de fraudes. El espectáculo ha sido grotesco. Más allá de zapatillas o minipisos lo que ha hecho usted con el Ministerio de Vivienda.

En cuanto a educación, no ha leído los datos informe PISA. Nos ha anunciado la Educación para la Ciudadanía y que se puede pasar de curso si uno suspende cuatro asignaturas.

Si se lee los informes internacionales verá que en matemáticas y lectura estamos muy mal. Hay que cambiar el modelo, con esfuerzo y trabajo y mérito porque es el elemento más competitivo para el futuro de España.

No vamos a competir con petróleo sino con personas que tienen que estar muy bien formadas.

El I+D+I es un elemento para la competitividad de la economía española muy importante pero usted da datos que no sé de donde los saca. Usted ha eliminado la deducción en I+D+I en el impuesto de sociedades.

Z. Lo cierto es que con ustedes subió el precio de la vivienda a niveles máximos y con nosotros ha bajado. Ustedes construyeron 56.000 al año, nosotros 100.000. Ustedes no tenían ninguna ayuda al alquiler para los jóvenes y nosotros sí. En educación e investigación congelaron el gasto, no hubo ningún avance sustancial en I+D+I. Ahora sí lo ha habido.

En el año 2006 llegamos al 1,20 del gasto en I+D+I. Hay 40.000 investigadores más y una capacidad mas fuerte del país, que tiene más productividad para que la economía sea más competitiva en el futuro.

En cuanto al cambio climático, usted propone una Ley Integral del Cambio Climático. Sé que le gustan los refranes, por lo que le diría "A buenas horas, mangas verdes". Ustedes aumentaron 40 por ciento las emisiones de gases con efecto invernadero.

R. ¡Qué barbaridad!

Zapatero: Ahora las hemos reducido nosotros a partir de 2006 un 4 por ciento a pesar del gran crecimiento económico y hemos establecido todas la medidas necesarias para que la lucha contra el cambio climático sea un elemento central del futuro de nuestro país, que, además, supone una gran oportunidad económica porque tenemos empresas que son líderes en el mundo en energía solar y eólica a las que hemos apoyado y apoyaremos porque tenemos el objetivo de la UE de llegar en 2020 de generar el 20 por ciento de la energía total a través de renovables.

R. Bueno, Señor Rodríguez Zapatero ha vuelto al pasado: lo que subió el precio de la vivienda cuando gobernaba el PP. No debió subir mucho cuando en su época, gracias a sus gestiones ha subido el 43 por ciento.

Lo que desde luego sí ha subido también es el precio de las viviendas de protección oficial. Este sí que es un tema importante, de 112.000 euros a 200.000 euros e insisto, ha sido un verdadero fiasco.

Yo estoy dispuesto a hablar con usted del cambio climático: el PP fue el primer partido que creó en España un Ministerio de Medio Ambiente en el año 1996. No lo creó el PSOE en 14 años de Gobierno, fue un Gobierno del PP el que firmó el protocolo de Kioto, y fui yo quien lo firmó en representación de la UE como presidente del Consejo porque Aznar estaba ausente por motivos de agenda.

España, en estos últimos cuatro años es uno de los países que más incumple sus compromisos frente al cambio climático con un exceso de emisiones del 38 por ciento. Es que usted habla y luego actúa de forma distinta a como habla, dice una cosa y hace exactamente la contraria.

En el año 2006 las energías renovables, y yo estoy de acuerdo de que haya energías renovables, representaron apenas poco más del 6 por ciento del consumo de la energía primaria.

Luego, señor Zapatero ha habido muchos incendios en España a lo largo de estos últimos años, en Huelva, en Guadalajara, en Galicia, ¿Cuál fue su actuación ahí?, ¿fue sensible con la gente?, ¿lo fue en Guadalajara?, ¿atendió a la gente?, ¿atendió a sus necesidades?

A usted que le gusta tanto hablar de la gente, porque yo estuve allí con la gente, sus problemas y hubo mucha tensión. Usted no fue capaz. Usted no atiende a nadie, usted fue con una cámara de televisión, en un helicóptero, para salir en el telediario. Eso es exactamente lo que hizo usted.

Z. No, no hice como los ministros de su Gobierno que cuando había problemas en Galicia de chapapote se iban de caza.

R. Ya vuelve "a su Gobierno", yo no tuve ningún Gobierno. Yo estaba dando la cara y usted organizando manifestaciones.

Z. Evolución de los gases de efecto invernadero: con el PP cada año aumento, con el PSOE ya se ha empezado a reducir

R. No.

Z. Son datos oficiales de la UE.

R. Está equivocado.

Z. Quiero hablar de futuro, del esfuerzo que este país tiene que hacer en materia de innovación y en materia de cultura. Mire, señor Rajoy, España sufre un retraso que estamos recuperando en materia de educación y ciencia. El Gobierno ha acompañado a los investigadores, a los creadores. Hace unos días, un conjunto de personas: investigadores, rectores, gente de la cultura, nombres tan representativos como Miquel Barceló, como Serrat, como Sabina, expresaron su apoyo a mi candidatura. Y usted les llamó "untados".

R. ¿Cómo?

Z. "Untados". A las personas de la cultura, de la investigación que habían salido apoyado mi candidatura. Señor Rajoy, un país que desprecia a sus profesores, a sus creadores, es un país que vuelve la espalda al futuro. Y un político que incurre en ese desprecio a la gente de la cultura y de la investigación no merece presidir un país.

R. Yo defiendo a los creadores, he sido ministro de Cultura, y defiendo a los artistas, pero a lo que no estoy dispuesto es a que me llamen, a diez millones de votantes, "turba de imbéciles" o de estúpidos. Eso no se puede hacer.

Yo lo que nunca haría sería agredir a las víctimas del terrorismo como lo ha hecho usted, porque eso sí que son personas indefensas, y no el señor Serrat y todos esos señores que ha citado usted.

Z. Yo no he agredido a las víctimas del terrorismo.

R. Eso es lo que no haría yo...

Z. No, no, señor Rajoy, no se lo acepto. Es una acusación muy grave, yo no he agredido a ninguna víctima del terrorismo.

R. ...porque ustedes han estado en campaña constante contra las víctimas del terrorismo. Es igual que usted no me lo acepte, me trae completamente sin cuidado.

Z. Pero es que yo no he agredido a ninguna víctima del terrorismo.

R. Yo mantengo lo que he dicho: que el señor Zapatero ha agredido a las víctimas del terrorismo. Lo mantengo, que quede claro. Lo que es evidente que yo no puedo aceptarle a una persona que pida el voto para usted que insulte a los demás, porque eso es inaceptable, se llame Serrat, o se llame como se llame. Hay que tener un poco de tolerancia y un poco de respeto a las personas y hay muchas personas que votan al Partido Popular, porque quieren y porque les apetece.

Ahora yo tengo que defender a la gente y usted tenía que haber defendido a las personas que fueron insultadas en el acto de los artistas. ¿Por qué no defendió a los insultados?

Z. Señor Rajoy, usted vinculó su declaración de "untados" al canon digital intentando hacer demagogia populista y descalificando a gente de la cultura...

R. Demagogia, la suya...

Z. ...a gente como Miquel Barceló, Joan Manuel Serrat, Joaquín Sabina, Pedro Duque, que estaban en ese acto de la Plataforma. Creadores que son universales y que dan la imagen de España al mundo. Mire, aquí dije que, claramente, se iba a advertir una diferencia de proyectos políticos.

¿Sabe cuál ha sido la diferencia?

A usted le apoyó un grupo de deportistas, algunos de ellos nos dan una brillante imagen en el mundo, y yo los respeto. Tienen derecho y me parece bien...

R. ...pero no le insultaron a usted...

Z. el señor Barceló o Pedro Duque no atacaron a nadie, usted le atacó por el canon digital y alguien que ofende a la gente de la cultura, a quien transmite la creación española, como hoy Javier Bardem, que ha terminado su intervención dedicando su àscar a España, hay que defenderles. Y alguien que les ofende no puede presidir este país.

R. Yo no he descalificado a los artistas, he descalificado a los del canon digital...

Z. usted sabrá quién le apoya...

Cierre

R. Quiero que esta noche se vayan a dormir con la tranquilidad de que podemos encarrilar las cosas. Las elecciones nos dan una gran oportunidad y no deberíamos perderla. No queremos renunciar a nada. Queremos mirar al futuro con optimismo y esperanza, sabemos perfectamente cómo se hace porque lo hicimos todos juntos en peores circunstancias.

Yo estoy dispuesto. El plan está preparado y las herramientas a punto. Sólo me hace falta que usted decida que nos pongamos en marcha. No pido el voto para mí, yo no soy lo que esta en juego. Yo no soy quien gana o pierde estas elecciones. Gana o pierde España entera, todo lo que podemos hacer si vamos juntos y lo que podemos perder si no lo hacemos. Por eso es muy importante que acertemos con lo que España necesita. Necesitamos los votos pero me importan más los compromisos.

Hay un ejemplo que resume todas mis ideas y que todo el mundo puede entender. Quiero que la niña que nace en España tenga una familia, y una vivienda, y unos padres con trabajo. Es lo mínimo que debemos exigirnos para todos. Me esforzaré para que la familia esté atendida y la vivienda se pueda conseguir y para que no falte el trabajo.

Quiero que esa niña, nazca donde nazca, reciba una educación que sea tan buena como la mejor, que se pueda pasear por todo el mundo sin complejos, porque sabrá idiomas y tendrá un título profesional que se cotice en todo el mundo.

Quiero que sea un heraldo de la libertad, de la tolerancia y de los derechos humanos, porque habrá crecido en libertad, y no tendrá miedo a las ideas de los demás, y habrá aprendido a respetar a todos los que respetan la ley.

Quiero que sienta un hondo orgullo por ser española, por pertenecer a esa nación tan vieja, tan admirable que le habrá ofrecido las mejores oportunidades, pero que habrá sabido ser exigente con ella para convertirla en una mujer madura y responsable.

Eso es lo que quiero. Esto y todo lo que esto lleva implícito. Nada nos impide lograrlo, podemos hacerlo si quieren que caminemos juntos. Porque España es cosa de todos, y debemos tomárnosla muy en serio.

Z. Muchas gracias. Desde que España recuperó la libertad, hemos dado un gran avance histórico. Tengo confianza en la España libre y unida. Nuestro país puede continuar avanzando y ese avance lo podemos hacer trabajando unidos.

En toda mi vida política he servido a España con lealtad, colaborando en los asuntos de Estado. Hace cuatro años pedí el voto para que volviéramos a la legalidad internacional, y nuestros soldados regresaron de una guerra ilegal; para crecer económicamente, y hemos creado tres millones de empleos; para subir las pensiones, y las hemos subido; para subir el salario mínimo, y lo hemos subido; para la igualdad de las mujeres, y hemos aprobado la Ley de Igualdad; para ayudar a los mas necesitados, y hemos aprobado la ley de Dependencia.

He trabajado mucho y he reconocido errores. He puesto mi energía para hacer un país más próspero. Me propongo llegar al pleno empleo trabajando juntos empresarios y trabajadores, para llegar a la igualdad en derechos y en salarios entre hombres y mujeres, avanzando en la conciliación y en las plazas para los menores de tres años; en la lucha contra el cambio climático, en la calidad de la educación, en las infraestructuras.

Estoy decidido a que España defienda la paz lejos de las guerra ilegales, incrementando la ayuda al desarrollo hasta el 0,7 por ciento; a hacer un futuro para nuestros hijos y con la ambición de progreso que tienen los jóvenes.

No puedo prometer que todas las personas tengan éxito en su vida, pero sí me comprometo a trabajar para que todos tengan las mismas oportunidades. Y para que quienes no lo alcancen tengan siempre el amparo de nuestro país.

Buenas noches y buena suerte.

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana