Detenidos unos ladrones vestidos de sacerdotes que roban en iglesias

Los estafadores han sido arrestados en la frontera de Andorra

EFE Barcelona 23 MAY 2006 - 19:14 CET

Dos presuntos expoliadores que se vestían de sacerdotes para robar en iglesias de toda España han sido detenidos en la frontera de Andorra cuando viajaban en un coche robado en Burgos en el que llevaban breviarios, misales y otros objetos de arte sacro sustraídos en Toledo y Asturias. Según ha informado hoy la Jefatura Superior de Policía de Cataluña, los ladrones fueron arrestados el pasado jueves en el puesto fronterizo hispano-andorrano de la Farga de Moles, cerca de La Seu d'Urgell (Lleida).

Los dos presuntos expoliadores, José María P.R., de 36 años y vecino de Burgos, y con ocho búsquedas y capturas en vigor y 28 antecedentes policiales, y Luis A.M., también de 36 años y domiciliado en Albacete, con una orden de búsqueda y con ocho antecedentes policiales, levantaron las sospechas de los agentes de la frontera cuando entraban a España en automóvil desde Andorra. Uno de ellos ya está en prisión.

El coche había sido robado de un concesionario de automóviles de Burgos días antes por los dos detenidos que, vestidos de sacerdotes, aprovecharon un descuido del vendedor y se fugaron con el automóvil, un Opel Astra. En el interior del mismo los agentes encontraron diversos breviarios, dos de ellos sustraídos en una iglesia de La Seu d'Urgell, varias casullas robadas en el Hospital de Parapléjicos de Toledo y libros de liturgia, misales y objetos de culto que pertenecen a la capilla del Hospital de Cangas de Narcea (Asturias).

Tras su detención, los investigadores descubrieron que los detenidos tenían otro vehículo, un Peugeot 206, que estaba estacionado en el barrio Cortés de Burgos, que figuraba como sustraído en Avila y en cuyo interior se encontraban escondidos más efectos de arte sacro robados en Fuentes de Ebro (Zaragoza). Cuando la policía localizó el coche en Burgos encontró en su interior varias partituras musicales de los siglos XVI y XVIII.

Lo que se recuperó

La policía ha logrado también recuperar, además de las partituras y de los dos vehículos, tres volúmenes del libro Liturgia de las Horas, un misal romano completo, un ritual de la unción y de la pastoral de enfermos, un misal popular bimestral, un crucifijo de plata, un viático dorado, una caja para guardar las llaves del Santísimo, un hisopo, seis albas y dos estolas.

La policía ha revelado que los dos detenidos se vestían de sacerdotes para pasar desapercibidos y no llamar la atención cuando entraban en los lugares de culto, donde, tras inspeccionar las obras de arte, las fotografiaban. Con la fotografías comprobaban el valor de estas obras y la posibilidad de venderlas en el mercado negro de obras de arte y antigüedades. Tras elegir las piezas más vendibles, regresaban al lugar y se escondían en su interior y esperaban a que cerrasen para robar las obras religiosas tras desconectar las alarmas.

Aunque la investigación sigue abierta, la policía sospecha que los dos presuntos expoliadores están relacionados con un centenar de robos de obras de arte sagrado en toda España, ya que la banda, de la que no se descarta que puedan formar parte más personas, tenía una gran movilidad.

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Marc Gasol pone en órbita a los Grizzlies

El pívot español brinda otra exhibición y desquicia a los Clippers (107-91)

Arte hípster en las entrañas del DF

Un colectivo de jóvenes arquitectos impulsa un proyecto cultural en una de las zonas más conflictivas del Distrito Federal

Icono Brown

El joven negro que murió por disparos de un policia es un emblema en camisetas, y un símbolo contra la discriminación

Sólo la indignación de la sociedad acabará con la corrupción política

Lo que infunde miedo a los políticos corruptos es la ira de los sin poder

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana