Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un sobrecoste de 625 millones en la Ciudad de las Artes

La Ciudad de las Artes y las Ciencias, el complejo arquitectónico diseñado por Santiago Calatrava que ha cambiado mundialmente la imagen de Valencia, acumula un sobrecoste de 625 millones de euros. Más de cuatro veces lo presupuestado inicialmente. En total, el Gobierno valenciano, que preside Francisco Camps, se ha gastado en este monumental complejo 1.282 millones de euros.

Toda esta inversión ha servido para levantar los siguientes elementos: un cine imax, un museo de las ciencias, una ópera, un puente sobre el viejo cauce del río Turia, un oceanográfico y un gran edificio multiusos (L'Àgora). Todos los elementos -excepto L'Oceanogràfic que diseñó el fallecido Félix Candela- han sido proyectados por Calatrava y están en funcionamiento. Solo L'Àgora tiene pendiente de terminar los remates del edificio.

Los socialistas valencianos han reclamado con insistencia a Camps que explique cómo un complejo que iba a costar 308 millones de euros ya se acerca a los 1.300. Solo el edificio de la ópera, bautizado como Palau de les Arts, que ha tenido un coste de 382,5 millones de euros, ya supera la cifra inicial prevista para el macroproyecto. Hasta la fecha, los socialistas no han podido acceder a los expedientes relacionados con la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Camps justifica el gasto porque el impacto económico del complejo supera los 2.000 millones y ha sido visitado por 40 millones de turistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de marzo de 2011